Uno de cada cuatro positivos de toda la pandemia en Salamanca se ha detectado en este mes de enero

Con casi 7.000 nuevos contagios, el inicio de 2021 ya es la peor treintena desde el inicio de la crisis sanitaria

Viandantes por la calle Toro
Viandantes por la calle Toro

1 de cada 4 positivos por COVID-19 que se han producido en Salamanca desde el inicio de la pandemia se detectó en el mes de enero. Estos primeros 27 días ya han sido peor que cualquier otra mensualidad pretérita desde que el virus llegó a nuestras vidas. Con 6.810 nuevos infectados, la tercera ola está batiendo todos los récords en lo que a expansión de la enfermedad se refiere y está poniendo contra las cuerdas al sistema sanitario y a sus profesionales.

En total, en Salamanca se han registrado desde el inicio de la crisis sanitaria, en el mes de marzo, un total de 25.651 casos de acuerdo con las cifras ofrecidas por el portal de datos abiertos de la Junta de Castilla y León (otras cifras de este mismo portal redondean en 25.700). Esto quiere decir que en lo que llevamos de enero se han registrado más de un 26% de los casos totales que han sido detectados mediante pruebas médicas en la provincia desde marzo de 2020.

Para hacerse una idea de la magnitud de la que hablamos es preciso destacar que el número de positivos confirmados durante estos primeros 27 días de enero (todavía no se disponen las cifras de este jueves) es superior al total de casos registrados mediante pruebas diagnósticas durante la primera ola y todo el verano en conjunto. Es decir, enero suma más positivos que en marzo, abril, mayo, junio, julio y agosto de 2020.

Sin duda una de las claves de esta diferencia tan abrumadora es el número de pruebas diagnósticas -PCR, sobre todo- que se realizaron en los primeros meses de pandemia en comparación con las que se hacen en la actualidad. A nadie se le escapa que en los primeros compases de la crisis no solo no se disponía del protocolo y el sistema de detección con el que se trabaja a día de hoy. De hecho, en muchos casos no había reservas ni si quiera de los reactivos que se requieren para llevar a cabo las pruebas PCR. Sin embargo, ello no debe opacar lo que se infiere de estas cifras tan abultadas de los últimos días: una tercera ola de una magnitud inesperada.

Si la segunda ola ya superó con mucho los datos de la primera, esta tercera va camino de batir todos los récords. De momento, enero ya es el mes con más casos registrados de toda la pandemia, y solo le sigue de cerca la pasada mensualidad de octubre, cuando en Salamanca se contabilizaron un total de 5.383 positivos.

La cifra de contagios diarios es otro de los motivos que nos pone en alerta sobre esta tercera ola, puesto que no solo en cifras acumuladas es la que más casos está registrando, sino que en lo que respecta a los positivos del día a día también ha batido varios récords. Hasta 2021, la jornada con más casos confirmados había sido el 29 de octubre con 325 infectados. Esa cifra ha sido superada en enero hasta en 10 ocasiones y, actualmente, el récord de contagios detectados en un solo día ha sido 516 el pasado 20 de enero.

En lo que a la mortalidad registrada en los hospitales se refiere (el dato total es superior ya que incluye a residencias y muertes en domicilios) Salamanca suma 679 personas fallecidas a consecuencia del COVID-19. 45 de esos óbitos de han producido en lo que llevamos de 2021 y enero es ya el cuarto mes con más muertes por coronavirus desde el inicio de la pandemia, solo por detrás de abril (201), marzo (123) y noviembre (100).

Toda esta situación, provocada en gran medida por la relajación de las restricciones durante el periodo navideño, está redundando negativamente sobre la presión hospitalaria. El Hospital Universitario de Salamanca ya tiene ocupada al 81% su Unidad de Cuidados Intensivos (con 40 enfermos COVID-19) y el 77% de su planta (con 276 ingresados con coronavirus).

El incremento de casos ha obligado a las administraciones a tomar medidas para intentar frenar la expansión del virus. Al cierre del interior de los bares se le ha sumado una ampliación del toque de queda, adelantándolo hasta las 20:00 horas en toda Castilla y León, una medida que el Tribunal Supremo deberá decidir si mantener o no toda vez que el Gobierno de España ha decidido recurrirla por incumplir el estado de alarma, que limita los toques de queda a las 23.00 horas, pudiendo adelantar o atrasar una hora el mismo.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído