Tras la calima de estos días, conviene revisar los filtros del vehículo para evitar daños y averías

Habitualmente se recomienda revisar los vehículos cada 15.000 km o una vez al año

0 Comentarios

Cálima. Foto EP
Cálima. Foto EP

De manera inesperada, nos hemos encontrado en esta época del año con calima en gran parte de la península, ese fenómeno meteorológico en el que se encuentra arena o polvo en suspensión y que puede ser muy molesto ya no solo para los viandantes, sino también para los conductores.

Todo se tiñe de un color sepia y el asfalto se convierte en un lugar más resbaladizo por el polvo, por lo que afecta a la adherencia de los neumáticos a la calzada. Ahora que este episodio de calima sahariana está remitiendo veamos que otros efectos puede haber ocasionado a nuestros vehículos.

Los expertos advierten que, a causa del polvo en suspensión, tanto el filtro del aire como el de habitáculo, van a sufrir mucho más a causa de las partículas que se mantienen en el ambiente, por lo que será necesario hacer una revisión en profundidad de los diferentes filtros del vehículo y quizás implique tener que cambiarlos antes de lo normal.  

Hay que tener en cuenta el importante papel de este componente del coche a la hora de limpiar la calidad del aire del interior del vehículo que respiramos en los trayectos de desplazamientos, así como a la hora de preservar el correcto funcionamiento del motor evitando que le afecten partículas dañinas. Si no se comprueban algunos elementos tras la calima, puede verse reducida su vida útil.

Habitualmente se recomienda revisar los vehículos cada 15.000 km o una vez al año, pero dada la situación excepcional que estamos viviendo estos días, la mayoría de coches que hayan sido utilizados estos días necesitarán una revisión lo antes posible.

Cuidado al limpiar la carrocería

Además, la calima también afecta a la parte exterior del vehículo, porque la acumulación de polvo acelera el proceso de envejecimiento de elementos del vehículo y es importante actuar a tiempo antes de que cause daños irreparables en la carrocería, los cristales o los faros. Los expertos de Midas recomiendan lavar el coche con agua a presión y no frotar de ninguna manera el polvo contra la carrocería sin agua ya que podríamos arañar y dañar la pintura.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído