La calle Álvaro Gil se cortará durante cuatro meses para renovar sus tuberías y Torres Villarroel pasará a ser de doble sentido de circulación

Las obras se realizarán debido a que es primordial realizar la sustitución de las tuberías de saneamiento de Álvaro Gil, ya que en los últimos años se inunda cuando llueve de manera intensa

23 Comentarios

La calle Álvaro Gil
La calle Álvaro Gil

El Ayuntamiento de Salamanca ha aprobado este martes, 15 de diciembre, en la Comisión Informativa de Fomento el proyecto de urbanización de la calle Álvaro Gil, entre la avenida de Portugal y el paseo de Carmelitas, una obra con la que el Consistorio pretende dar una solución definitiva a las inundaciones de la zona, y que se encuadra en las políticas de remodelación que el consistorio salmantino está llevando a cabo en diversas calles de la ciudad, con el fin de mejorar la calidad de los servicios públicos.

Con un presupuesto base de licitación de 1.011.524,37 euros, este proyecto permitirá la mejora estética y funcional de la calle Álvaro Gil, donde se acometerá la sustitución de las tuberías de saneamiento, que en los últimos años han creado un grave problema en la confluencia de esta vía con la Avenida de Portugal, por el estancamiento de agua en días de lluvia intensa. Se alargará durante cuatro meses.

En el marco de este proyecto, los colectores, que discurren por esta calle y en los que se recogen las aguas procedentes de Doctor Torres Villarroel, Gran Capitán y Avenida de Portugal, así como las aguas residuales de los futuros sectores de la zona Norte de la ciudad, tras un estudio de caudales, se renovarán para incrementar su capacidad hidráulica, pasando a una conducción de 2,5 metros de diámetro.

Además, se procederá a la sustitución del alumbrado público de Álvaro Gil, que es antiguo, cambiándose de manera integral por lámparas LED, más eficientes energéticamente, y se implementarán las canalizaciones de energía eléctrica que discurren por la vía. Igualmente, se realizarán los conductos necesarios para las canalizaciones de telecomunicaciones y de telefonía, así como de gas, que en esta calle son prácticamente inexistentes en la actualidad.

Por otra parte, este proyecto contempla la adaptación a la normativa de accesibilidad de los vados peatonales, algunos de los cuales presentan importantes resaltos y no están dotados de baldosa táctil. Asimismo, se sustituirán las tuberías de distribución de agua y se mejorará la pavimentación de la calzada y de las aceras.

Así mismo se instalarán jardines colgantes para hacer más acogedora la calle, que por sus dimensiones no permite la plantación de arbolado.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Lo más leído