El cannabis es usado por el 70% de los pacientes con enfermedades crónicas, de ahí la prisa por su regulación como planta medicinal

La subcomisión de cannabis medicinal del Congreso se reunirá por primera vez el próximo miércoles

EP

5 Comentarios

Marihuana. FOTO INFOSALUS
Marihuana. FOTO INFOSALUS

La su subcomisión en la Comisión de Sanidad y Consumo del Congreso de los Diputados para analizar experiencias de regulación del cannabis para uso medicinal, constituida el pasado mes de octubre, celebrará su primera reunión el próximo miércoles 16 de febrero.

Según han informado desde el Observatorio Español de Cannabis Medicinal (OECM) citando fuentes parlamentarias, en esta primera reunión se va a debatir cómo se va a trabajar en esta subcomisión y "posiblemente" los ponentes nacionales e internacionales que participarán para compartir la evidencia científica al respecto.

La subcomisión, impulsada por el PNV, tiene de plazo hasta el próximo 20 de mayo para elaborar el informe de conclusiones, que será remitido al Gobierno para que sea utilizado en la regulación del cannabis como uso médico en España, basado en las experiencias de otros Estados.

El OECM cuenta con que todos los partidos, salvo VOX, van a apoyar un informe positivo, aunque el PP votó en contra de la creación de la subcomisión. El Grupo Parlamentario Popular, de hecho, pide la creación de un libro blanco sobre el uso médico del cannabis realizado por el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) que recoja la evidencia científica, algo que "puede dilatar mucho la tramitación", según ha resaltado en rueda de prensa este jueves la presidenta del OECM, Carola Pérez.

"Quiero ser optimista y creer que no van a poner más palos en la rueda", ha añadido. En cualquier caso, el Observatorio critica que "no todos los partidos han dado la comunicación que requería": "Echamos de menos un debate pausado con los partidos, con la industria...".

Su objetivo, al fin y al cabo, es que el trabajo realizado en la subcomisión "llegue como Ley cuanto antes". Al margen de que el propio Congreso se ha dado hasta las 18.00 horas del 20 de mayo para la elaboración del informe, Carola Pérez ha apostillado que "tienen previsto acabar antes del 30 de junio". "Quizá son previsiones optimistas. Hasta que no lo vea no lo creo", ha apuntado.

"ES UN TEMA DE SALUD, AL MARGEN DE LA IDEOLOGÍA"

El vicepresidente del OECM y catedrático de Bioquímica y Biología Molecular en la Universidad Complutense de Madrid (UCM), Manuel Guzmán, ha recordado que se trata de un "tema de salud, por lo que debería estar al margen de la ideología".

"En Alemania lo puso Angela Merkel, en Israel Ariel Sharón... Hago un llamamiento a todos los partidos que piensen en el paciente y no en cuestiones de estigma y de droga. Esperamos que el informe no se quede en un cajón y dé lugar a un programa de regulación", ha defendido Guzmán. 

El experto ha sostenido que "no tiene sentido" que la evidencia científica que ha servido para la aprobación del cannabis medicinal en países como Canadá "no se emplee aquí". "Es absurdo pensar que necesitamos una evidencia específica cuando ya se ha hecho en muchos países del mundo. Pensamos que empezar ahora con la evidencia sería dilatar la subcomisión, agotar la legislatura y entrar de nuevo en un terreno vacío, con nuevos interlocutores, nuevos representantes...", ha esgrimido. 

Por ello, el OECM se marca como "urgente" que "ya en el año 2022, en esta legislatura sí o sí, ya de una vez por fin podamos tener una regulación de cannabis medicinal basada en la evidencia que ya existe".

Para el Observatorio la subcomisión se debería centrar en dos aspectos, más allá de la evidencia científica, en qué pacientes podrían beneficiarse del cannabis medicinal y cómo se llevaría a cabo la dispensación.

"Hay muchísimos pacientes de enfermedades crónicas, cáncer o enfermedades neurodegenerativas en las que ven mejorada su calidad de vida, aliviando la ansiedad, el dolor, el estrés... El 70 por ciento de los pacientes utiliza el cannabis con fines médicos primariamente para aliviar su dolor. Es un gran número de pacientes muy requeridos de un trato humano y adecuado. No utilizar cannabis medicinal en estos pacientes es una cuestión realmente inhumana, éticamente no es sustentable. Es una cohorte bastante extendida y heterogénea con dolencias debilitantes que requieren una acción especial", ha argumentado Guzmán.

En cuanto a la dispensación, consideran que los modelos más establecidos a nivel internacional son "mixtos", es decir, con compañías privadas que hacen los productos y con el Estado para "velar" por su correcta distribución. "Que nadie se quede fuera por razones económicas, sociales, éticas... sino que fuera gratuito y cubierto por el Sistema Nacional de Salud", ha explicado.

300.000 PACIENTES ACCEDEN A TRAVÉS DEL "MERCADO NEGRO" EN ESPAÑA

Carola Pérez ha puesto como ejemplo que mientras en 2017 Alemania reguló el uso médico de esta sustancia en España se rechazaba una Proposición no de Ley (PNL) de Ciudadanos en este mismo sentido.

De acuerdo con las estimaciones del Observatorio en base a fuentes como las asociaciones cannábicas, en torno a 250.000 o 300.000 pacientes en España se encuentran en el "mercado negro" para poder acceder a la dispensación de cannabis medicinal. "Es una situación de inseguridad jurídica y sanitaria bastante injusta", ha lamentado.

A nivel internacional, más de 45 países, entre ellos Alemania, Canadá, varios estados de Estados Unidos o Israel, ya han regulado los fines médicos del cannabis. "A pesar de la evidencia creada en otros países, a pesar de que se está cultivando en España para llegar a pacientes de otros países, nos encontramos todavía en una situación de desesperación. No conocemos muy bien dónde está el sentido común", ha denunciado.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído