Capuchinos, el centro de salud de Castilla y León con más pacientes por médico

De las 247 zonas básicas de salud de la comunidad, un total de 47 cuenta con médicos de familia con menos de 400 tarjetas sanitarias

3 Comentarios

Centro de salud Capuchinos
Centro de salud Capuchinos

La distribución de médicos de familia en la Atención Primaria de Castilla y León presenta una enorme disparidad entre las zonas básicas de salud rurales y las urbanas, de forma que en Valle de Losa (Las Merindades, Burgos) cada facultativo atiende de media a 177 pacientes, frente a los 1.775 que tiene asignado un compañero en el centro de salud de Capuchinos, en Salamanca, lo que supone diez veces más.

Todo ello conforma un ‘mapa’ en el que de las 247 zonas básicas de salud de la Comunidad, un total de 47 cuenta con médicos de familia con menos de 400 tarjetas sanitarias, el indicador que para Sacyl determina que se deben reordenar los profesionales para mantener sus capacidades asistenciales, por tener un número de pacientes menor al que la Gerencia Regional de Salud considera adecuado.

Asimismo, otras 91 zonas básicas de salud de la Comunidad tienen entre 400 y 800 tarjetas por médico, lo que para Sacyl requiere una reorganización para equilibrar las cargas asistenciales. Además, otras ocho zonas, todas urbanas, excepto la de Laguna de Duero (Valladolid), tienen médicos con una carga excesiva, por tener adscritas de media más de 1.500 tarjetas sanitarias.

Estos datos, actualizados a 31 de octubre, forman parte del nuevo conjunto sobre la estructura del sistema de salud que la Consejería de Sanidad ha ‘subido’ a su portal, donde se puede realizar una visualización en un mapa de la Comunidad, similar al utilizado para informar de la incidencia del COVID-19 por zonas básicas de salud. En él, se fijan cuatro indicadores en función del número de tarjetas por médico de familia: menos de 40 (a reordenar para mantenimiento de capacidades); entre 400 y 800 (a reorganizar para equilibrio cargas asistenciales); entre 800 y 1.500, y más de 1.500 (a reforzar para amortiguar cargas excesivas).

De esta forma, las ocho zonas con más tarjetas por facultativo son Capuchinos en Salamanca, donde los cinco médicos atienden cada uno de media a 1.775 pacientes; Laguna de Duero (Valladolid), que cuenta con una plantilla 15, si bien cada uno tiene adscritas 1.658 tarjetas; Parque Alameda Covaresa (Valladolid), con una dotación de 12 facultativos, lo que supone que cada uno tiene 1.628 usuarios, y Pizarrales-Vidal (Salamanca) con ocho médicos, con 1.611 pacientes asignados cada uno.

Le siguen Parquesol en Valladolid, con 16 médicos para toda la población de referencia, de forma que atiende cada uno a 1.583; el centro de salud de José Luis Santamaría de Burgos, con 14 médicos, con 1.552 usuarios asignados; el de Las Huelgas, en la misma ciudad, con seis facultativos, que tienen de media 1.542 pacientes, y el de Universidad-Centro de Salamanca, que dispone de siete, de los que cada uno tiene 1.505 tarjetas.

Siete zonas de salud en Salamanca con menos de 400 tarjetas y 14, entre 400 y 800

En el lado opuesto se encuentran 47 zonas básicas de salud, donde el número de tarjetas por médico no es el adecuado, según Sacyl, para que puedan mantener sus capacidades. De ellas, once se encuentran en la provincia de Zamora, la que suma un mayor número, seguida de Salamanca, con siete y Burgos y León, con seis cada una. A continuación figuran Palencia y Soria, con cinco; Avila con tres, y Segovia y Soria, con dos cada una.

Se trata de Valle de Losa (Burgos), con 177 pacientes por médico; Alta Sanabria (Zamora), con 186; San Pedro Manrique (Soria), con 190; Sacramenia (Segovia), con 206; Riaño (León), con 223; Berlanga de Duero (Soria), con 232; Fuenteguinaldo (Salamanca), con 265; Fuentesaúco (Zamora) y Arcos de Jalón (Soria), con 273; Gomara (Soria), con 276; Navafría (Segovia), con 275; Muñico (Ávila), con 304; Valle de Valdebezana (Burgos), con 306; Villadiego (Burgos), con 312; Aldeadávila de la Ribera (Salamanca), con 314; Santibáñez de Vidriales (Zamora), con 315; La Magdalena (León), con 323; Robleda (Salamanca), con 324; Valle de Tobalina (Burgos), con 328; Astorga II (León), con 329; Huerta del Rey (Burgos), con 330; Truchas (León), con 338; Esguevillas (Valladolid), con 340; San Emiliano (León), con 344; Mombuey (Zamora), con 345; Frómista (Palencia) y Villarramiel (Palencia), con 355; Matallana de Torío (León), con 356; Navarredonda de Gredos (Ávila), con 360; Linares de Riofrío (Segovia), con 362; Matilla de los Caños (Salamanca) con 365; Villarrín (Zamora), con 368; Mota del Marqués (Ávila), 368; Tamames (Salamanca), con 370; Carbajales de Alba (Zamora), con 374; Vitigudino (Salamanca), con 375; Tábara (Zamora), con 377; Pampliega (Burgos), con 378; Cervera de Pisuerga (Palencia), con 382; Torquemada (Palencia), con 384; Bermillo de Sayago (Zamora), con 385; San Esteban de Gormaz (Soria), con 386; Herrera de Pisuerga (Palencia) y Alcañices (Zamora), con 389; Villalpando (Zamora), con 393, y Piedrahíta (Ávila), con 396.

Otras 91 zonas básicas de salud requieren un reequilibrio de la carga de trabajo de sus médicos de familia por tener entre 400 y 800 tarjetas por facultativo. Un total de 17 se encuentran en la provincia leonesa, entre las áreas del Bierzo y León; 14 en Burgos y Salamanca; once en Ávila; nueve en Palencia; ocho en Zamora; siete en Segovia; seis en Valladolid, y cinco en Soria. Finalmente 101 zonas básicas de salud presentan una distribución de población por médico de referencia óptima, puesto que cada profesional tiene a su cargo entre 800 y 1.500 tarjetas.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído