Cáritas varía el funcionamiento de sus centros para evitar contagios por coronavirus

Unos cerrarán y otros prestarán atención de forma diferente.

 Casa Samuel Cáritas (1)
Casa Samuel Cáritas (1)

Aunque mantendrá su misión de “estar con los últimos y más excluidos, velando por su atención y cuidado, así como de los voluntarios y agentes”, Cáritas comunica que, para evitar la propagación del coronavirus y ante el estado de alarma decretado por el Gobierno de España, cerrará sus centros sociocomunitarios San José, Chamberí-Tejares y Baraka, si bien mantendrá la atención telefónica y a través de Internet.

Lo mismo ocurre con el centro Ranquines, destinado a personas con problemas de salud mental. El trabajo se mantendrá vía telefónica.

El centro de atención a las drogodependencias se mantendrá abierto con atención individualizada por teléfono “de acuerdo a la instrucción del comisionado de droga regional”.

En cuanto a las casas de acogida Padre Damián y Samuel, continuarán su labor extremando las precauciones. En ellas se atiende a enfermos de sida.

El Espacio Abierto, por su parte, establecerá tres turnos de comida con un número máximo de quince personas cada uno para poder mantener la distancia de seguridad. El servicio de duchas se mantiene, al igual que el de orientación laboral mediante teléfono en el centro de formación y empleo Padre Basabe.

Además, los servicios de acogida y atención primaria continuarán atendiendo con cita previa para evitar aglomeraciones y con las medidas de prevención indicadas.

Por último, la asesoría jurídica seguirá prestando servicio vía telefónica mientras dure el estado de alarma.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído