Carmen Díez plantea que el presupuesto del Ayuntamiento no debe aprobarse este viernes si no hay dinero para los presupuestos participativos

Alude el equipo de gobierno, para rechazar los presupuestos participativos, a que las causas para admitir reclamaciones en esta fase están tasadas por la ley y que no encajan

2 Comentarios

Carmen Díez, junto a Virginia Carrera, en un Pleno del Ayuntamiento de Salamanca
Carmen Díez, junto a Virginia Carrera, en un Pleno del Ayuntamiento de Salamanca

El Pleno del viernes aprobará definitivamente el presupuesto del Ayuntamientos y sus diversas entidades autónomas. Todas las reclamaciones y alegaciones presentadas, presumiblemente, serán rechazadas porque ya lo han sido en la comisión de Hacienda celebrada este martes.

Carmen Díez presentó diversas reclamaciones, una de ellas basada en el hecho de que los proyectos aprobados por el Consejo de la Ciudad que surgen como consecuencia de las propuestas presentadas por la ciudadanía y las entidades sociales a la convocatoria de presupuestos participativos, y que han de suponer el 10% de las inversiones del capitulo VI, no se encuentran consignados en el presupuesto que se elevará a definitivo.

Alude el equipo de gobierno para rechazarla a que las causas para admitir reclamaciones en esta fase están tasadas por la ley y que no encajan. El artículo 170.2 de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales establece que se pueden presentar reclamaciones por no haberse ajustado en su elaboración y aprobación a los trámites establecidos en esta Ley o por omitir el crédito necesario para el cumplimiento de obligaciones exigibles a la entidad local, en virtud de precepto legal o de cualquier otro título legítimo.

Para la concejala del Grupo Mixto, Carmen Díez, resulta claro que una de las dos causas concurre, o bien se ha omitido algún trámite al elaborarlos, o bien falta el crédito necesario para cumplir con la obligación de aprobar al menos el 10% de las inversiones a fin de llevar a cabo los 20 proyectos aprobados, cuyo montante debería alcanzar la cantidad de 1.736.081,86€.

No es el único problema que presentan los presupuestos participativos en la ciudad, según Díez, aunque sí el más importante ya que sin presupuesto es bastante imposible su cumplimiento. Problemas que se arrastran desde su puesta en marcha en 2016, los más evidentes la falta de un proceso de valoración económica y técnica para determinar la viabilidad de las propuestas ciudadanas; también la falta de un proceso claro de aprobación por parte del Consejo de la Ciudad entre las diversas alternativas viables y la falta de aprobación por parte de la Comisión de Economía y Hacienda del Ayuntamiento que conllevaría la dotación económica en el presupuesto.

Asimismo, alude que faltan mecanismos de participación y seguimiento. La ciudadanía no participa actualmente en la elección de los proyectos viables que se van a elegir. Tampoco se sabe cuáles de éstos se han realizado y cuáles no.

Esta situación ha llevado a presentar al Pleno del viernes sendas mociones que dejan en evidencia la problemática existente y cuáles podrían ser las soluciones a aplicar de cara al futuro a fin de evitar que los presupuestos participativos sean un paripé moderno y pasen a ser un verdadero mecanismo de participación ciudadana.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído