​Las carreteras de Salamanca, entre las más peligrosas de España

Cinco de los tramos de carretera más peligrosos se encuentran en la provincia charra. Cuatro de ellos están en la N-620 en el tramo que une Salamanca y Ciudad Rodrigo. El otro está a las afueras de Encinas de Abajo, en la glorieta que une la carretera N-501 con la A-50

 1617481
1617481

Este domingo, como cada 18 de noviembre, se conmemora el Día Mundial en Recuerdo de las Víctimas de Accidentes de Tráfico. Y lamentablemente, Salamanca sigue siendo una región donde se producen diariamente accidentes de tráfico que acaban con la vida de muchas personas.

Por el momento 12 son las personas que han fallecido en la provincia charra durante este 2018, una cifra alta pero que no alcanza la del pasado año, cuando fallecieron en total 15 personas en las vías salmantinas.

Algo que se puede explicar por la peligrosidad de los caminos, ya que según un informe de la organización de Automovilistas Europeos Asociados (AEA por sus siglas), Salamanca posee cinco de los tramos de carretera más peligrosos de toda España. Esto viene recogido en un informe elaborado por AEA en el que se localiza los tramos más conflictivos del mapa viario español y llega a la conclusión de que las carreteras son cada año más peligrosas.

Para desarrollar este trabajo, la AEA ha seleccionado las vías convencionales y autovías con un índice de peligrosidad al menos diez veces superior al de la media nacional. Este índice de peligrosidad se calcula teniendo en cuenta el número de accidentes con víctimas (heridos leves, graves o fallecidos) en un tramo de un kilómetro y durante un periodo de cinco años, así como la intensidad media diaria de vehículos. En las carreteras españolas, el índice de peligrosidad ascendía a 9,6 en el periodo entre 2011 y 2015.

Así, el estudio recoge 190 tramos de un kilómetro con un indicador de riesgo mayor de 96, en los que se han registrado 1.306 accidentes y 2.044 víctimas. De todos estos puntos negros, cinco se encuentran Salamanca, cuatro de ellos en la carretera entre Ciudad Rodrigo y Salamanca capital.

La carretera de Ciudad Rodrigo, la más peligrosa con cuatro de los cinco tramos ?negros?

El más peligroso es uno de sobra conocido por todos y todas las salmantinas y por todas las personas que transitan por esa carretera, que no son pocas, ya que es la N-620 a su llegada a Fuentes de Oñoro. Esto se debe a que la autovía hacia Portugal termina unos kilómetros antes, por lo que todo el tráfico que esta recoge se traslada a la nacional, siendo así uno de los tramos más temidos por mucha gente.

De hecho, este año hubo que lamentar dos fallecimientos el 15 de agosto en esa carretera, cuando un vehículo ocupado por dos jóvenes de nacionalidad francesa chocaba frontalmente contra un camión de matrícula portuguesa, falleciendo en el acto.

El segundo también pertenece a la N-620, y se concentra en el desvío de Aldehuela de la Bóveda, el kilómetro 273. El índice de peligrosidad asciende a 454,8, si bien posee mucho mayor tráfico que el anterior punto (554 coches diarios frente a los 109 del más peligroso). Precisamente, este año también hubo que lamentar un fallecimiento a menos de 4 kilómetros de allí, cuando una furgoneta impactó con un camión, saliendo uno de sus ocupantes despedido.

El tercer punto más accidentado es de la vía N-501, es decir, la nacional que une Madrid y Salamanca. El kilómetro 77, es decir, a su paso por Encinas de Abajo, es el más peligroso de toda esta carretera. Los motivos son, además del núcleo urbano existente, el alto volumen de tráfico (3.561 coches diarios) y el desvío que se toma de la autovía para ir hacia los pueblos de la zona.

El cuarto y quinto punto que afectan a Salamanca del estudio vuelven a pertenecer a la N-620. Además, se distancian en poco más de 30 kilómetros entre ellos. El primero es el km. 327, donde, a las afueras de Ciudad Rodrigo, se une con la SA-220. Se trata de dos rotondas en los que, además del gran volumen de tráfico proveniente de la autovía, se trata de un desvío para dirigirse hacia la localidad mirobrigense o bien hacia el sur.

El otro es el kilómetro 291, es decir, el paso de esta carretera por La Fuente de San Esteban. Nuevamente, la confluencia de carreteras y la salida de la autovía hacen que el volumen de tráfico sea alto. A ello se le une los cruces, de alta peligrosidad, que provocan que este tramo sea uno de los más dañinos de la provincia charra para AEA.

Cuatro puntos negros para la DGT, que lleva cuatro años sin actualizar el mapa

Resulta curioso que la Dirección General de Tráfico lleve desde 2014 sin realizar una actualización de sus puntos negros, uno de los motivos por los que la AEA realizó su informe en España. Sin embargo, los cuatro puntos negros establecidos en la provincia charra siguen vigentes a día de hoy, y se pueden encontrar fácilmente en la página de la DGT o en internet.

Estos son en la N-620 en el tramo entre Salamanca y Castellanos de Moriscos, a la altura del polígono industrial; la A-62 en el kilómetro 244, es decir, el desvío de la autovía a la rotonda de Buenos Aires; la rotonda propiamente dicha y su salida dirección Salamanca centro; y la rotonda de E.Leclerc y su salida en dirección a la circunvalación hacia la A-66, siendo este último el tramo de mayor distancia (300 metros).

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído