Las carreteras de Salamanca, las más mortales de toda Castilla y León

18 fueron las víctimas mortales en la vías de la provincia, donde destacan las tres mujeres atropelladas en Pedrosillo El Ralo

Atropello mortal registrado en Pedrosillo El Ralo | FOTO: ICAL
Atropello mortal registrado en Pedrosillo El Ralo | FOTO: ICAL

El 2020 ha sido un año para olvidar en todos y cada uno de sus detalles. Es casi imposible echar la vista atrás y encontrar algún aspecto, acontecimiento o novedad eminentemente positiva. Quizás uno de los pocos aspectos menos malo fue que la reducción drástica de la movilidad, derivada de las restricciones impuestas por la crisis del coronavirus, había provocado un descenso de la mortalidad en las carreteras. Pero ni por esas; mientras que en Castilla y León, de acuerdo con los datos recogido por la DGT, cerraba el curso con 89 cifras mortales, nueve menos que en 2019 y la estadística más baja de la serie histórica, en Salamanca los datos se han disparado, dejando un 50% más de fallecidos durante el último curso.

Las carreteras de la provincia salmantina han sido las que mayor siniestralidad han registrado en toda Castilla y León con 18 muertes, seis más que en 2019. Los accidentes también se han disparado, un 114% para ser precisos, pasando de 8 en 2019 a 15 en el ejercicio de 2020. Los hospitalizados se incrementaron un 50% hasta los 10 y los heridos leves experimentaron ese mismo aumento con un total de 10 también.

El triple atropello en Pedrosillo El Ralo

Entre este maremágnum de cifras se encuentran algunos episodios especialmente duros, con incidentes tan trágicos como el triple atropello en Pedrosillo El Ralo a inicio del mes de julio de 2020, en el que una furgoneta atropelló y dio muerte a tres mujeres que circulaban por el arcén. A la espera de la resolución judicial, el informe pericial del Equipo de Reconstrucción de Accidentes de Tráfico (ERAT) concluyó que el conductor del turismo, que invadió completamente la cuneta por la que transitaban las mujeres, estaba utilizando el teléfono móvil en el momento del atropello y fue la causa de su distracción.

Este no solo fue el accidente de tráfico que más fallecidos provocó en Salamanca el pasado año, sino que también fue el que produjo una mayor conmoción entre la opinión pública. El mismo día del siniestro los vecinos del pueblo se mostraron consternados por el suceso, dado que las tres mujeres de avanzada edad –Loli, Juli y Pili– eran muy queridas entre sus vecinos.

La salida de vía del guardia civil José Antonio Salicio

Otro de los accidentes que gozaron de una especial repercusión por lo trágico del mismo fue fallecimiento de José Antonio Salicio García, un motorista de la Guardia Civil de Tráfico que perdió la vida en la SA-220, entre las localidades de El cabco y El Maíllo.

El agente de la Benemérita sufrió una salida de la vía a finales de abril del año pasado y falleció en el mismo lugar del suceso a pesar de los intentos de los sanitarios por reanimarlo. El guardia civil era muy conocido en Ciudad Rodrigo. En 2017 se dio a conocer tras realizar el Camino de Santiago en 30 días desde Francia con el fin de honrar a todos los agentes del Instituto Armado.

Septiembre negro en las vías provinciales

En septiembre las carreteras salamantinas fueron a ser noticia de forma reiterada por las muertes que en ellas se produjeron. Hasta tres accidentes mortales se produjeron en tan solo tres días.

El 24 de septiembre falleció un joven enfermero de tan solo 26 años que trabajaba en el Centro de Salud de Lumbrales. El conductor chocó de forma frontal y muy violenta contra otro turismo en el kilómetro 92 de la carretera CL-517, en el término municipal de Lumbrales.

 WhatsApp Image 2020 09 24 at 14.10.45
Un joven de 26 años fallece tras sufrir un accidente a la altura de Lumbrales

Al día siguiente, 25 de septiembre, otro joven, este de 30 años de edad, perdía la vida después el vehículo en el que circulaba se saliese de la vía en la A-62, a la altura del término municipal de Sancti-Spíritus. Otro hombre, de 47 años de edad y que conducía el coche, resultó herido grave.

La concatenación de siniestros mortales finalizó el 26 de septiembre con la muerte de un varón de 43 años después de que el vehículo en el que conducía se saliese de la vía en la carretera SA-300, a la altura del término municipal de Juzbado. El hombre murió el lugar del suceso, sin que los servicios de emergencia pudieran hacer nada por salvarle la vida.

En lo que llevamos de 2021, la provincia de Salamanca no ha registrado ningún accidente mortal en sus carreteras, una tendencia que casi será imposible de mantener.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído