​Casado asegura que se realizará test del coronavirus a todos los profesionales sanitarios y que, aunque una zona verde tenga un positivo, no será necesario dar marcha atrás

La consejera ha recordado que sólo con un PCR negativo, en el caso de las personas contagiadas, se consigue el alta total y se posibilita la vuelta al trabajo, y no quiere dar fechas puesto que nada es seguro

 Verónica casado
Verónica casado

Dos de los temas que más ha tenido que aclarar la consejera de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Verónica Casado, en su intervención ante los medios de comunicación han sido los referentes a la posible desescalada y a los protocolos para volver al puesto de trabajo una vez se haya dado positivo en coronavirus.

Respecto a este segundo tema, Casado concretó que sólo cuando se tenga una prueba PCR negativa se podrá tener el alta total y, por tanto, volver al trabajo, tal y como establecen los protocolos fijados por el Ministerio de Sanidad y adaptados por la Junta.

Además, aseguró que a todos los profesionales sanitarios se les irá realizando, a lo largo del tiempo, el test del Covid-19 para saber si se ha estado expuesto a la enfermedad, aunque ahora mismo los esfuerzos están centrados en aquellos que tienen una mayor exposición al virus.

En lo que a la desescalada se refiere, la consejera matizó que, si se comienza el desconfinamiento en las zonas verdes y se da un positivo en las mismas, no será necesario dar marcha atrás siempre y cuando se actúe con rapidez, se confirme dicho positivo y se aísle al paciente, observando bien qué sucede en los siguientes días.

Eso sí, también apeló a la responsabilidad individual de cada uno y concretó que, de empezar en el mundo rural, sí apostarán (siempre que se lo permita el documento que conocerán en la tarde de este martes) por la libertad total de movimientos por esa zona “aunque eso no consiste en ir a ver al vecino y estar con él y volver a casa, sino mantener todavía la distancia social”.

De hecho, explicó que, si finalmente se definen las franjas horarias para permitir ligeros paseos o actividad deportiva, en las mismas no han de entremezclarse mayores, adultos y niños, pudiendo salir estos por la tarde cuando haya finalizado la tarea escolar y los primeros por la mañana.

Sin fechas porque “es más importante el cómo y el a quién que el cuándo”

Verónica Casado tampoco quiso fijar fechas sobre la progresividad de la desescalada, porque cada zona de salud tiene una situación epidemiológica distinta, por lo que “no tiene que haber calendarios”. Es más, en esta situación, “es más importante el cómo y el a quién que el cuándo”, y por lo tanto cuando sepan los indicadores fijados por el Ministerio, podrán comenzar a proceder con el desconfinamiento.

Una desescalada que “no debe generar desconfianza” y que debe dar seguridad tanto a los ciudadanos como a las autoridades. Estas autoridades, además, serán las responsables de vigilar que la misma se cumple correctamente, “aunque no deberíamos necesitar a nadie y ser responsables de nosotros mismos”, reclamaba la consejera.

Lo que sí considera necesario es que, entre los diferentes pasos que se vayan dando, pasen al menos siete o diez días “para tener una correcta monitorización de cada zona básica de salud” y, en el caso de haber repuntes, actuar de manera “rápida, precisa y coordinada”.

“Desde la Asociación Española de Pediatría nos llaman a la tranquilidad, porque los casos de shock pediátricos son muy infrecuentes”

Respecto a la alerta que ha surgido en el Reino Unido que habla de un cúmulo de casos de shock pediátrico causados por, presumiblemente, el Covid-19, que comenzaría con un cuadro de dolor abdominal y síntomas gastrointestinales para derivar en taquicardias y shock, la consejera explicó que desde la Asociación Española de Pediatría (AEP) les han llamado a la calma porque “estos shock son un cuadro clínico muy infrecuente”.

De hecho, no hay una evidencia clara de que sea el Covid-19 el que provoque dichos problemas porque “hay pacientes que dieron en su PCR negativo”. Por el momento, no hay ningún caso de lo mencionado en Castilla y León (y por tanto, tampoco en Salamanca), si bien desde la AEP recuerdan que tanto los síntomas de alarma por Covid-19 como por otras patologías “son un motivo para acudir a las urgencias pediátricas”.

“Las listas de espera van a ser complicadas”

Por último, Verónica Casado reconocía que “las listas de espera van a ser complicadas” cuando se comience a retomar la normalidad sanitaria, si bien “es demasiado pronto para hacer una valoración en su conjunto”.

Por ello, en el plan de desescalada se analizará “gerencia a gerencia, y según situaciones”, el estado de cada Servicio y los recursos que necesita para ponerse en marcha y recuperar terreno, si bien será más en consultas presenciales que en cirugías, puesto que “la lista de espera quirúrgica no ha subido mucho, aunque sí la demora media”. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído