Castilla y León aprueba el Plan Estratégico de Igualdad de Género 2022-2025 con 124 medidas

La estrategia da la máxima relevancia a la consecución de la igualdad de género y a la lucha contra las desigualdades que todavía persisten y son la causa de la violencia de género

2 Comentarios

Isabel Blanco en rueda de prensa - Foto: Rubén Cacho (Agencia Ical)
Isabel Blanco en rueda de prensa - Foto: Rubén Cacho (Agencia Ical)

El Plan Estratégico de Igualdad de Género 2022-2025 es el instrumento de planificación y seguimiento de las actuaciones de la Junta en materia de igualdad entre mujeres y hombres y de prevención de la violencia de género en Castilla y León. Establece los principios de acción por los que debe regirse el Gobierno autonómico para la consecución de la igualdad real entre mujeres y hombres en la Comunidad.

El documento se caracteriza por su flexibilidad, puesto que pretende dar una respuesta efectiva a las necesidades surgidas como consecuencia de la crisis sanitaria, de los avances en digitalización, del protagonismo del Tercer Sector, o de las relaciones entre las administraciones públicas y la sociedad civil. En segundo lugar, es una programación de actuaciones abierta a la incorporación de nuevas propuestas. De hecho, su ejecución se concibe como un proceso dinámico, para favorecer la creatividad e innovación permanentes, que resulte útil para el cumplimiento de sus objetivos.

La estrategia da la máxima relevancia a la consecución de la igualdad de género y a la lucha contra las desigualdades que todavía persisten y son la causa de la violencia de género. Para ello recoge específicamente actuaciones dirigidas a la prevención de esta lacra, y reserva otras específicas de detección y derivación al nuevo modelo, más reforzado, de Objetivo Violencia Cero.

Por otro lado, el plan supone avanzar hacia un cambio de cultura de una mayor corresponsabilidad en el ámbito de la igualdad y de la prevención de la violencia de género, desde la convicción de que el liderazgo en el impulso y la responsabilidad en estas materias debe ser asumido por las instituciones, las entidades especializadas y por toda la sociedad.

Esto implica que los objetivos adquieren un carácter transversal a todo el Gobierno autonómico, si bien se establece una cooperación reforzada entre determinadas consejerías para la consecución de grandes objetivos como son el empleo, las mujeres del ámbito rural, la educación y la sanidad con perspectiva de género.

Otra de las señas de identidad de este plan es la innovación, entendida como el fomento del conocimiento científico que permite generar nuevas soluciones para la promoción de la igualdad, aplicada a la utilización de las nuevas tecnologías como medio flexible para realizar aportaciones al contenido del mismo.

Un plan ampliamente participativo

El proceso de confección del Plan Estratégico de Igualdad de Género 2022-2025 ha sido ampliamente participativo. En su diseño se han atendido las propuestas de las entidades y sectores afectados, representados en el Consejo Regional de la Mujer de Castilla y León y en las redes de colaboración y participación en materia de igualdad promovidas por la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades. Asimismo, han aportado su voz profesionales del Colegio de Sociología y Ciencias Políticas y, en su conjunto, la sociedad civil a través de consulta pública.

Su elaboración se desarrolló a lo largo de los meses de enero a octubre de 2021 partiendo de las propuestas de mejora derivadas de la evaluación de la Agenda para la Igualdad de Género 2020. En un primer momento se definieron las áreas de intervención y los objetivos estratégicos que pretendían alcanzarse en cada una de ellas y, posteriormente, se plasmaron por cada Consejería las actuaciones previstas.

Finalmente, con ese trabajo realizado, en el mes de octubre se presenta un documento al Consejo Regional de la Mujer –convocado en sesión extraordinaria–; al Grupo Técnico de responsables de igualdad; a las redes de Igualdad; al Observatorio Mujer -Sección Género, y a la ciudadanía. Con este proceso plural y participativo se consolida el plan definitivo, listo para su aprobación y posterior publicación.

Siete ejes de acción

El Plan Estratégico de Igualdad de Género 2022-2025 contempla 124 actuaciones y casi 137 millones de euros de financiación para su primer año de vigencia. Un presupuesto que se irá concretando en cada anualidad, en función de las actuaciones y programas que se fijen en cada ejercicio. Las medidas se estructuran en torno a siete ejes.

El área uno, ‘Política institucional y promoción de la participación’, integra 41 medidas que persiguen el objetivo estratégico de implementar políticas públicas que integren la igualdad entre mujeres y hombres en todas las fases de su diseño, ejecución y evaluación, y prevé como reto, la potenciación del trabajo colaborativo en redes, no sólo de los poderes públicos, sino también de la sociedad civil, ya sea de forma asociativa o individual.

El segundo eje, ‘Empleo, promoción profesional y corresponsabilidad’ articula 45 medidas para lograr un crecimiento inteligente, sostenible e integrador, en el que las mujeres, especialmente las más desfavorecidas, accedan al empleo y a la promoción profesional en condiciones de igualdad. El gran reto es alcanzar el equilibrio de género en el mercado laboral, poniendo fin a la brecha salarial, e incrementar la presencia femenina en sectores tradicionalmente masculinizados.

En tercer lugar, el capítulo dedicado a la ‘Promoción de la Igualdad e innovación en el medio rural’ pretende alinear todas las políticas públicas en torno al binomio mujeres y medio rural. Las 19 actuaciones programadas en esta área para el presente ejercicio pretenden apoyar al papel de las mujeres del medio rural como dinamizadoras en su entorno de los diferentes ámbitos social, económico y cultural, y consolidar la red de mujer rural.

Las 39 iniciativas que persiguen promover una cultura respetuosa con los valores de la igualdad entre mujeres y hombres se agrupan en el cuarto eje, ‘Educación, comunicación y cultura de la igualdad’. El reto perseguido es la implicación de la sociedad de la información y de la cultura en el cambio, entendidos como herramienta clave para modificar los estereotipos y generar referentes para los menores en las materias relacionadas con la educación y la cultura, a partir del reconocimiento de mujeres con desempeños especialmente exitosos. 39

El área cinco, ‘Bienestar, salud y calidad de vida’, tiene como gran objetivo impulsar políticas públicas que mejoren la salud y calidad de vida de todas las mujeres, especialmente de las que se encuentren en situación de vulnerabilidad, a través de 24 acciones. Los retos perseguidos son introducir la perspectiva de género en el diseño de todas las políticas de salud y sociales e incrementar el conocimiento e investigación sobre la desigualdad en estos campos.

Las 40 actuaciones relativas a la ‘Prevención de la violencia y la promoción de la convivencia en igualdad’ se engloban en el área seis y tienen como finalidad conseguir que Castilla y León sea una comunidad en la que haya una efectiva convivencia en igualdad de género.

Finalmente, el séptimo capítulo de ‘Tecnología y sociedad del conocimiento para la igualdad de oportunidades’ concentra seis iniciativas. Las actuaciones programadas persiguen potenciar el acceso, participación y control de las mujeres a los recursos tecnológicos, tratando de derribar así los obstáculos al emprendimiento de la mujer y apoyarla para que sea factor de liderazgo a través de la iniciativa empresarial I+D+i. Junto a esto, se fomenta la generación de referentes femeninos en el campo de las nuevas tecnologías mediante el reconocimiento y la visibilidad.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído