Castilla y León y Galicia homenajean al piloto salmantino que perdió la vida durante las labores de extinción de un incendio

0 Comentarios

Castilla y León y Galicia homenajean al piloto salmantino que perdió la vida durante las labores de extinción de un incendio
Castilla y León y Galicia homenajean al piloto salmantino que perdió la vida durante las labores de extinción de un incendio

La comunidades autónomas de Castilla y León y Galicia rindieron homenaje este viernes a Maximiliano Plaza Bretón, piloto natural de Babiliafuente (Salamanca), que perdió la vida el pasado verano tras sufrir un accidente mortal mientras participaba en las labores de extinción de un incendio forestal en la localidad orensana de Lobios. 

Las delegaciones del Gobierno en ambas comunidades, representadas por sus delegados, Javier Izquierdo y José Miñones, le distinguieron en nombre del Ministerio del Interior con la Medalla al Mérito de la Protección Civil en su categoría de Oro con distintivo rojo a título póstumo, que recogieron sus padres, Consuelo y Marcelino.

Homenaje al piloto salmantino fallecido (1)

La subdelegada del Gobierno en Salamanca, Encarnación Pérez, fue la encargada de abrir las intervenciones con un sentido discurso en el que recordó los términos de un accidente en el que murió su compañero y él quedó herido de gravedad. Tras ser trasladado a su localidad natal, Baibilafuente, falleció finalmente en el mes de septiembre cuando contaba con 38 años. “Hoy estamos aquí para poner en valor tu ejemplar compromiso como servidor público, que te privó de realizar tus sueños y tus proyectos. Todo lo arriesgaste para salvar otras vidas”, afirmó Pérez dirigiéndose directamente a él.  

Ángel Rodero, director ejecutivo de la empresa Babcock, con la que volaba Maximiliano en su labores de extinción de incendios, tomó la palabra para dibujar su trayectoria profesional desde 2008, cuando se incorporó a sus filas y ubicó en él los valores “del trabajo, la constancia y la lealtad”. “Él quería volar y trabajó duro para conseguirlo. Sabía que el ejemplo es lo más importante en un puesto de liderazgo”, valoró Rodero, destacando además que sus compañeros de trabajo le echan de menos “hoy”, y lo harán “siempre”.  

Por su parte, el delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones, resumió en cifras el impacto de los incendios forestales en su comunidad autónoma. “1.060 kilómetros cuadrados de superficie quemada en Galicia durante los últimos cinco años, 27 veces la superficie de Salamanca. Hemos tenido 10.200 incendios, cinco al día. En total, 5.700 horas de vuelo luchando contra el fuego y 237 días en el aire sin aterrizar. Por eso estamos aquí hoy”, remarcó. “A pesar del esfuerzo, compromiso y solidaridad de muchos, en Galicia los incendios nos cuestan montes, casas, cosechas y, a veces, vidas”.  

Homenaje al piloto salmantino fallecido (1)

Miñones se dirigió a los allegados de Maximiliano y les dio las gracias en nombre de Galicia y del Gobierno de España. “No hay sitio mejor para rendirle homenaje que este de Matacán en el que Maxi descubrió su pasión por la aviación. Hoy saldamos la deuda con él y su familia en un acto que nos enorgullece. Distinguimos a ese chaval de Babilafuente que no tenía muy claro lo que quería ser hasta que un vecino le animó a ser piloto”, concluyó.

A continuación tomó la palabra el delegado del Gobierno en Castilla y León, Javier Izquierdo, para “transmitir el afecto del Gobierno de España y su abrazo a la familia”. Izquierdo ensalzó la figura de Maxi, “un piloto que perdió la vida mientras practicaba una de las actividades más desinteresadas e importantes, como es apagar incendios forestales”. Recordó que Pérez se convirtió en piloto a los 24 años. “Hacía lo que más le gustaba, volar y apagar llamas, salvar el monte y salvar vidas”, subrayó.

Javier Izquierdo aseguró que quienes le conocieron decían de él que era “todo un profesional” a pesar de su juventud. “A la mayoría de los mortales se nos escapa cómo tiene que ser esa tarea ingente, sentirse exhausto, luchar una y otra vez contra las llamas. En ello estaban Maxi y su compañero Jorge Manuel. Perdieron la vida trabajando por salvar un ecosistema común y las vidas y los bienes de la gente. Su ejemplo nos sirve como bandera a quienes agradecemos su labor a los dan su vida por salvar las de los demás”, concluyó.  

“Tus padres tuvieron que dejar marchar a un hijo para que se convirtiera en el héroe de todos”, manifestó Verónica Pérez, quien intervino en representación de la familia. Finalmente, su padre, Marcelino, también hizo uso de la palabra para agradecer el acto. Ambos, visiblemente emocionados. Durante sus discursos, los más allegados a Maxi destacaron su labor, no solo como profesional del aire, sino “como padre, hijo, hermano y tío”. 

Homenaje al piloto salmantino fallecido (2)

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído