Salamanca optará a los 14 millones con los que la Junta pretende paliar el desabastecimiento en Navidad

El programa destinado a la empresas esta dotado con nueve millones de euros y tiene como objetivo, al igual que se hizo durante la crisis sanitaria, garantizar el mantenimiento del empleo y la supervivencia de las empresas en situación de crisis sobrevenida

5 Comentarios

Ana Carlota Amigo, consejera de Empleo de Castilla y León. Foto ICAL.
Ana Carlota Amigo, consejera de Empleo de Castilla y León. Foto ICAL.

La consejera de Empleo e Industria, Carlota Amigo, anunció hoy que ante las posibles crisis empresariales que puedan surgir como consecuencia de problemas derivados de la falta de componentes, suministro de materias primas u otras circunstancias extraordinarias, su departamento ha establecido dos programas que suman 14 millones de euros y que están dirigidos a trabajadores en situación de vulnerabilidad y a empresas en crisis de sectores estratégicos.

Amigo, que esta mañana compareció en la Comisión de Empleo e Industria de las Cortes de Castilla y León para explicar el proyecto de presupuestos, explicó que el programa destinado a la empresas esta dotado con nueve millones de euros y tiene como objetivo, al igual que se hizo durante la crisis sanitaria, garantizar el mantenimiento del empleo y la supervivencia de las empresas en situación de crisis sobrevenida.

El segundo de los programas, que cuenta con un presupuesto de cinco millones de euros, va destinado a los trabajadores más vulnerables o afectados por estas crisis empresariales, especialmente cuando se vean afectados por expedientes de regulación de empleo, ya sean de carácter temporal o de extinción de las relaciones laborales.

Cultura preventiva

Por otra parte, Amigo también hizo referencia a la prevención de Riesgos Laborales en Castilla y León y afirmó que, gracias a una partida de tres millones de euros, se seguirá impulsando el desarrollo de la cultura preventiva con actuaciones de sensibilización y formación en el ámbito empresarial, educativo y en el conjunto de la sociedad.

“Nuestro compromiso en la lucha contra la siniestralidad laboral tiene que ser total. En primer lugar, porque los accidentes laborales se traducen en costes muy elevados de vidas humanas. En segundo lugar, los accidentes laborales tienen consecuencias económicas muy relevantes para quienes los sufren, para el conjunto de la sociedad y para las empresas. Prevenir accidentes e invertir en seguridad supone, además, un ahorro de costes para las empresas, y mejora su competitividad, al contar con ambientes y trabajadores más saludables”, aseguró.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído