La CHD quiere encarecer la factura del agua para recuperar los costes: plantea que cada familia pague 280 euros anuales más por el consumo

El proyecto del nuevo Plan Hidrológico de la Confederación reconoce que aplicar este peaje en el agua destinada a regadío “supondría poner en riesgo el futuro de la actividad agraria”

Pantano de Santa Teresa
Pantano de Santa Teresa

La factura de agua puede encarecerse más de salir adelante el nuevo Plan Hidrológico de la CHD.  Porque subir el precio del agua para consumo doméstico es una de las propuestas que recoge el proyecto del nuevo Plan Hidrológico de la Demarcación de la Confederación Hidrográfica del Duero, para el periodo entre los años 2022 y 2027, con el objetivo de recuperar los costes que suponen las infraestructuras del agua.

Este plan, que encuentra en fase de consulta pública, incluye cifras estimativas sobre lo que significaría recuperar este coste, así como el impacto que tendría sobre los usos.

La CHD  establece que los costes anuales de los servicios de agua superan los 1.000 millones de euros y plantea que se recuperen aumentando el precio del agua que consumen las familias. Un peaje que este nuevo plan descarta aplicar, en principio, al agua de riego porque pondría en riesgo su futuro.

“Quien contamina, paga”

El plan recoge que el principio de recuperación de costes se complementa con el principio de 'quien contamina paga', "lo que conlleva la internalización de los costes ambientales en los servicios del agua y la limitación de aplicar excepciones al principio general a los casos verdaderamente justificados”.

Así, la CHD detalla en este proyecto que recuperación de costes "no es un fin en sí misma, sino un medio para conseguir un uso eficiente del recurso y una adecuada contribución de los usos al coste de los servicios, con el objetivo de proteger el medio ambiente y, en última instancia, fomentar el bienestar social".

Con un coste anual de más de 1.000 millones, el borrador la CHD se refiere al impacto que tendría sobre los distintos usos una recuperación completa de los costes de las infraestructuras del agua, incluyendo los costes ambientales. Frente a estos costes, todos los organismos o particulares que prestan los servicios "han obtenido unos ingresos por tarifas, cánones y otros instrumentos de recuperación del orden de 664,2 millones, por lo que el índice de recuperación global se sitúa en el 65%". Hasta alcanzar el 100%, la Confederación propone una subida para el consumo doméstico.

En el caso del uso del agua destinado a abastecimiento para consumo humano, el aumento de coste en la factura representaría casi 280 euros más para una familia de cuatro con 0,057 €/m3 de agua servida y un gasto mensual de 23,30 €/mes. Esta subida, en los bolsillos de las familias equivale al 1% de la renta mensual media por hogar y del 2% para los hogares que se encuentran en riesgo de pobreza.

También hace referencia el proyecto del nuevo Plan Hidrológico a lo que supondría recuperar el coste del agua destinada al regadío. “Este incremento de costes es muy significativo y pondría en riesgo la continuidad de la actividad agraria de regadío, especialmente para los regadíos ubicados por encima de la cota de 700 metros y con menor margen bruto”. "El aumento de la factura -para una recuperación del 100%- es de 0,09 €/m3, lo que supone un 67% del margen bruto medio del regadío en la demarcación hidrográfica".

Para el caso de la industria, el plan con el que trabaja la CDH argumenta que el incremento de costes que supondría 0,004 €/m3 de agua servida, "supone un impacto económico modesto".   

Además de recuperar los costes del agua destinado a consumo humano, una controvertida y cuestionada medida, este nuevo plan también incluye otras propuestas medioambientales como restaurar las masas de agua, revertir la contaminación, reducir el uso de las aguas subterráneas o potenciar la sostenibilidad del regadío. 

Medidas que alcanzan los 2.744 millones hasta 2027

El importe del programa de medidas asciende a 2.744 millones de euros, destacando las encaminadas al saneamiento y depuración de aguas residuales, a la restauración fluvial de zonas húmedas y a la reducción de la contaminación difusa que deberían ponerse en marcha a partir del próximo año y estar finalizadas en 2027,  la fecha tope que fija la Directiva Marco del Agua para alcanzar el buen estado de las aguas.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído