La cibercriminalidad se dispara ¿Cuáles son los delitos informáticos más frecuentes en Salamanca?

La delincuencia en internet se ha más que duplicado en los últimos años en la provincia y supone ya cerca del 25% en el global de todos los delitos; el 83% son fraudes informáticos y dentro de estos, las estafas con tarjetas de crédito, débito y cheques de viaje se sitúan a la cabeza

Las estafas con tarjetas de crédito, débito y cheques de viaje suponen más de la mitad de todos los ciberdelitos
Las estafas con tarjetas de crédito, débito y cheques de viaje suponen más de la mitad de todos los ciberdelitos

La tecnología ha provocado que las formas tradicionales de delincuencia evolucionen. Delitos a través de internet, rápidos y anónimos, con los que se pueden acceder a datos personales y bancarios de cientos de personas, porque en la red no hay fronteras.

La ciberdelincuencia ataca sistemas informáticos de particulares, empresas o gobiernos, vulnerando la integridad del sistema y la confidencialidad de los datos. Pero también a través de medios digitales se cometen delitos tradicionales: estafa, robo (de información, credenciales o contraseñas bancarias) suplantación de identidad, espionaje, amenazas, acoso, extorsión, fraude, venta de productos falsos…

A la par que evoluciona la tecnología y aumenta su uso, los delitos en la red se disparan: en los últimos cinco años en Salamanca han aumentado un 54%, al pasar de 953 en 2016 a 2.102 en 2020. Y el año pasado, con la pandemia del COVID, han ganado más peso, incrementándose en Salamanca un 23% respecto al año anterior (1.618), según los datos del Ministerio del Interior. 

Una tendencia que se produce en el conjunto de España, donde ese incremento ha sido superior, un 32% hasta los 287.963.

Pero no solo es que aumente, sino que este tipo de delincuencia multiplica progresivamente su peso dentro del conjunto de la criminalidad. Los 2.102 delitos informáticos detectados en Salamanca en 2020 supusieron el 24,26% del total de los delitos (8.591); una cifra superior a la media nacional, donde la ciberdelincuencia supone el 16,3 por ciento en el conjunto de delitos.

Incluso en Salamanca, la ciberdelincuencia supera a los hurtos tradicionales (1.816) en 2020.

grupo penal crop

¿Qué delitos son los más frecuentes? Según el grupo penal, el fraude informático (estafa) supone el 83% de la delincuencia en internet, con 1.797 hechos denunciados o conocidos en Salamanca por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Además son los que más crecen.

Por detrás y a mucha distancia, se situaron en 2020 las amenazas y coacciones, con 136 denuncias o hechos conocidos. En tercer lugar, con 92, la falsificación informática. 

El acceso e interceptación ilícita (42), la interferencia en los datos y en el sistema (13), contra el honor (11), delitos sexuales (9) y contra la propiedad industrial (2) son el resto de infracciones penales relacionadas con la cibercriminalidad por grupo penal.

Y en cuanto al tipo de hecho delictivo, entre las 1.797 estafas o fraudes denunciados o conocidos, las más numerosas son las estafas con tarjetas de crédito, débito y cheques de viaje, con 1.063 casos en Salamanca, más de la mitad de todos los delitos informáticos. Muy lejos, con 99, se encuentran las estafas bancarias.

También por tipo de hecho delictivo, destacan la usurpación del estado civil; en 2020 se conocieron 92 hechos de este tipo, descendiendo en relación al año anterior.

Las amenazas y las coacciones a través de internet, al contrario, aumentan y alcanzan las 109 y las 27, respectivamente. 

El descubrimiento o revelación de secretos afecta a 13 personas.

Nueve personas fueron víctimas de delitos sexuales, al menos, que se conociera. Dentro de estos, destacan el delito de contacto mediante tecnología con un menor de 16 años con fines sexuales, con seis víctimas en 2020. Además hubo dos casos de pornografía infantil y otro de acoso sexual.  Cabe destacar que aquí no se incluyen las agresiones sexuales con/sin penetración y los abusos sexuales con penetración.

El acceso ilegal informático y los ataques informáticos también aumentan con 29 y 13 denuncias o hechos conocidos, respectivamente.

hecho penal crop

Solo el 15,3% se esclarecen

Pero no todos los hechos conocidos o denuncias son esclarecidos. El medio por el que se cometen este tipo de delitos provoca que sea muy difícil dar con su autor o autores. 

En Salamanca, solamente se esclarecieron el 15,3% de los ciberdelitos en 2020 (322 de 2.102); un porcentaje incluso inferior al de hace cinco años, ya que en 2016 se esclarecieron 194 de los 953 cometidos, más del 20%.

Por este motivo, el incremento progresivo de los delitos relacionados con las tecnologías de la información y las comunicaciones ha impulsado este año la creación del plan estratégico contra la cibercriminalidad. El objetivo, potenciar las capacidades para combatir esta modalidad delictiva.

Para hacer frente a la ciberdelincuencia se trabaja en cinco áreas: detección, prevención, protección, respuesta y percepción, y atención a las víctimas. Además en los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estados se vienen creando unidades especializadas en la ciberdelincuencia.

69 detenidos y 1.565 víctimas

En total en Salamanca se detuvieron o investigaron a 69 personas por cibercriminalidad durante 2020, de ellos, 49 eran hombres y 20 eran mujeres. La edad más numerosa de este tipo de delincuentes se sitúa entre los 26 y 40 años (29) y la mayoría de ellos son de nacionalidad española, un total de 63, a los que se unen una persona de nacionalidad china, tres de Rumanía, uno de Marruecos y otro más de la República Dominicana.

En cuanto a las víctimas de estos delitos, en la provincia salmantina fueron 1.565 -821 hombres y 743 mujeres-, la mayoría de ellos españoles (1.487), aunque, según recoge el balance del Ministerio de Interior, hay afectados de una treintena de nacionalidades.

La mayoría de los ciberdelitos consiguen tener éxito por la desinformación en ciberseguridad con la que contamos los ciudadanos y por la escasa preparación y seguridad de los equipos informáticos frente a esos ataques.

Hay muchos métodos para perpetuar los ciberdelitos. Quizás los más usados sean el malware y el phishing.

El malware es la instalación de un virus en tu ordenador mediante el que el ciberdelincuente o hacker accede a tus archivos, espía comunicaciones, elimina datos, provoca fallos en dispositivos, roba información confidencial, credenciales, etc.

El phishing es la suplantación de la identidad de una persona o entidad para realizar un ciberataque con el que engañar a los usuarios. 

También están los ataques DoS o de Denegación de Servicio, que se realizan contra el sistema de red de una empresa, quedando este inutilizado.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído