Científicos encuentran una nueva forma de predecir la eficacia de la vacuna contra la COVID-19

Los investigadores analizaron los datos de siete vacunas contra la COVID-19 para examinar la correlación entre la respuesta medida poco después de la vacunación y la protección

EP

0 Comentarios

Científicos encuentran una nueva forma de predecir la eficacia de la vacuna contra la COVID-19
Científicos encuentran una nueva forma de predecir la eficacia de la vacuna contra la COVID-19

La respuesta inmunitaria temprana de una persona vacunada contra la COVID-19 puede predecir el nivel de protección que tendrá frente al virus a lo largo del tiempo, según un análisis realizado por matemáticos, clínicos y científicos australianos y publicado en la revista científica 'Nature Medicine'.

Los investigadores han identificado un "correlato inmunológico" de la protección de la vacuna. Esto podría reducir drásticamente los tiempos de desarrollo de nuevas vacunas, al medir los niveles de anticuerpos neutralizantes como "indicador" de la protección inmunitaria frente a la COVID-19.

"Los anticuerpos neutralizantes son pequeñas proteínas en forma de Y producidas por nuestro cuerpo en respuesta a la infección o la vacunación. Se unen al virus y reducen su capacidad de infección. Aunque sabemos desde hace tiempo que los anticuerpos neutralizantes son probablemente una parte fundamental de nuestra respuesta inmunitaria a la COVID-19, no sabíamos cuántos anticuerpos se necesitan para la inmunidad. Nuestro trabajo es la prueba más sólida hasta la fecha para demostrar que los niveles específicos de anticuerpos se traducen en altos niveles de protección contra la enfermedad", explica la doctora Deborah Cromer, del Instituto Kirby.

Los investigadores analizaron los datos de siete vacunas contra la COVID-19 para examinar la correlación entre la respuesta medida poco después de la vacunación y la protección. A continuación, utilizaron un análisis estadístico para definir la relación específica entre la respuesta inmunitaria y la protección. Su análisis fue notablemente preciso y pudo predecir la eficacia de una nueva vacuna.

Cromer apunta que este hallazgo puede cambiar la forma de realizar los ensayos de la vacuna en el futuro. "Los niveles de inmunidad de los anticuerpos son mucho más fáciles de medir que la medición directa de la eficacia de la vacuna a lo largo del tiempo. Así, al medir los niveles de anticuerpos en toda la gama de nuevas candidatas a vacunas durante las primeras fases de los ensayos clínicos, podemos determinar mejor si una vacuna debe utilizarse para prevenir la COVID-19", asegura.

Otra aplicación crucial de este análisis es su capacidad para predecir la inmunidad a lo largo del tiempo. Los investigadores predicen que la inmunidad contra la COVID-19 derivada de la vacunación disminuirá significativamente en el plazo de un año, ya que el nivel de anticuerpos neutralizantes en la sangre se reducirá en los primeros meses tras la infección o la vacunación.

"La vacunación funciona muy bien para prevenir tanto los síntomas como la enfermedad grave a corto y medio plazo, pero se prevé que la eficacia disminuya durante los primeros meses para la mayoría de estas vacunas. Sin embargo, es muy importante entender la diferencia entre la inmunidad contra la infección y la protección contra el desarrollo de la enfermedad grave. Nuestro estudio ha descubierto que se necesita un nivel de anticuerpos 6 veces menor para proteger contra la enfermedad grave. Por tanto, aunque nuestro análisis predice que empezaremos a perder la inmunidad frente a la infección leve en el primer año tras la vacunación, la protección frente a la infección grave debería ser más duradera", afirma otro de los autores, David Khoury.


Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído