Cinco sencillos gestos para ahorrar energía estas navidades

Mejorar la eficiencia energética de las viviendas tiene un impacto positivo directo en el medioambiente, pero también en la economía familiar

EP

2 Comentarios

Imagen: EP
Imagen: EP

Las navidades de este año van a ser más especiales que nunca. La pandemia de COVID-19 propicia un aumento de los encuentros sociales en domicilios que, unido a que estos días festivos son momentos que invitan a pasar más tiempo en casa, provoca un aumento del consumo energético.

En este contexto, mejorar la eficiencia energética de las viviendas tiene un impacto positivo directo en el medioambiente, pero también en la economía familiar. Por ello, estos son cinco sencillos gestos para poner a punto energéticamente las viviendas de cara a la Navidad:

1. Incorporar luces LED a la decoración navideña: Una alternativa más eficiente a los sistemas de iluminación tradicionales son las luces LED. Utilizar este tipo de bombillas en las decoraciones del árbol de Navidad y del belén supondrá una notable reducción del consumo energético.

2. Contar con dispositivos con etiqueta A+++: Los equipos con esta categoría tienen un mejor rendimiento energético. Durante la Navidad se hace un uso más intensivo de electrodomésticos y dispositivos electrónicos lo que puede disparar la factura de la luz. Invertir en equipos con etiqueta A+++ tiene una reducción de los costes energéticos, así como un mejor cuidado del planeta.

3. Vigilar la temperatura de los frigoríficos: En los días festivos, las neveras se llenan de productos para disfrutar de las cenas de Navidad. Estos equipos consumen hasta un 30% de la electricidad de los hogares por lo que asegurar una correcta regulación de la temperatura tiene un impacto directo en el medioambiente. La temperatura ideal para un funcionamiento óptimo de los frigoríficos es de 4ºC en la nevera y -18ºC en el congelador.

4. Garantizar el aislamiento térmico y acústico: Las ventanas y puertas son lugares por los que se pierde mucha energía de las viviendas. Actualmente, existen materiales que minimizan estos escapes de tal forma que se reduce, por ejemplo, el uso de la calefacción.

5. Regular la temperatura de las viviendas: Junto al uso del frigorífico, el consumo de calefacción es el más elevado durante las Navidades. Para hacer un consumo responsable y ecofriendly se recomienda instalar un termostato capaz de regular de forma automática la temperatura de todas las estancias de la vivienda. Una vez se alcanzan los grados que hacen de la vivienda un lugar confortable para los inquilinos, se detiene el uso de la calefacción.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído