Los Ciudadanos de Salamanca: "Vamos a volver con más fuerza"

El lunes 11 de noviembre, un día después de las elecciones generales, la pregunta que más resonaba era "¿cómo demonios ha perdido Ciudadanos 2,5 millones de votos?". La pregunta tiene muchas respuestas, aristas y variantes. Desde que apostar por Ciudadanos era un voto "bisagra" para evitar la influencia del nacionalismo; un voto para frenar a Pedro Sánchez; un voto útil para permitir el denominado "regeneracionismo" en diferentes lugares de España... las preguntas surgen ahora. Sus votantes... ¿eran realmente votantes de Ciudadanos? ¿Se han pasado todos a Vox? ¿No eran de centro?

 Rivera definitivo1
Rivera definitivo1

Estas son las preguntas que se hacen muchos españoles, porque el batacazo ha sido antológico. "Digno de estudio en los próximos años en las clases de Ciencia Política", decía un profesor de Salamanca en el día de ayer. Lo que está claro es que el partido liderado hasta esta semana por Albert Rivera ha pasado de ser la tercera a la sexta fuerza del Congreso, por detrás de PSOE, PP, Vox, Unidas Podemos y ERC. Ha pasado de tener 57 escaños en el Congreso de los Diputados a tan solo 10. Además, Ciudadanos ha perdido todos sus escaños en once comunidades autónomas en las que en abril consiguió representación parlamentaria, entre ellas Castilla y León.

Según los expertos en demoscopia, Entre el 12% y el 14% de los votantes de Ciudadanos se habrían marchado al PP. En segundo lugar, un 5% se habrían marchado al PSOE y un 17% se habrían marchado a Vox”. Además, ahora mismo, están huérfanos sin su líder, que en un acto que no se estila mucho en la política española actual, eligió dimitir, dejar su escaño y retirarse de la política. Y en esas estaban los militantes salmantinos cuando ayer les preguntó SALAMANCA24HORAS.

"Los resultados son muy malos, no hay otra forma de describirlos", cuenta José Antonio Mirón, hasta hace un día diputado de Ciudadanos al Congreso de los Diputados por Salamanca. "Nosotros tenemos votos prestados de la derecha y de la izquierda a la vez. Esa es la esencia del centro, y los últimos acontecimientos ocurridos en España han polarizado a los votantes y nos ha penalizado seriamente", afirma Mirón, que perdió su escaño el 10N en detrimento del candidato de Vox.

"Se ha demostrado que ha habido un serio descontento de la gente con nosotros. No sé si por los pactos, por la campaña... creo que todo ha podido influir un poco. Muchos votantes se han quedado en casa y otros han cambiado su voto y han apostado por PP y Vox", explica Manuel Hernández, alcalde de Doñinos de Salamanca, municipio en el que el partido más votado ha sido la formación liderada por Santiago Abascal. 

"Es evidente que hemos cometido fallos, porque ha sido un fracaso con todas las letras, aunque tenemos que analizar lo ocurrido muy bien. Hay que reaccionar", asegura Ana Suárez, concejal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Salamanca y primera teniente de alcalde. "Nuestro tono sosegado y moderado no se ha tenido en cuenta en estos tiempos en los que han surgido los gallos y han comenzado a pelearse. No ha sido el momento para el centro político con la presión de Cataluña y el tema de la exhumación de Franco, que se ha hecho de manera exhibicionista a bombo y platillo cuando debía ser un acto de normalidad en un país moderno", explica, por su parte, Fernando Castaño, también concejal de Ciudadanos en el Consistorio salmantino.

¿Por qué ha sufrido Ciudadanos este durísimo castigo?

Los cuatro entrevistados tienen diferentes versiones. "Creo que nos ha penalizado la ley electoral, que beneficia excesivamente a los partidos nacionalistas de otras regiones. También, creo que muchos votantes nos han castigado por los pactos. Me explico. En algunas comunidades autónomas y ayuntamientos tocaba regenerar la vida pública y es posible que hayan considerado que nuestra decisión no era la mejor. Creo que la esencia del centro no está en decidir de forma premeditada a sus socios preferentes. En cada sitio hay que buscar acuerdos con aquello que supone un cambio. Toca irse a un lado o a otro dependiendo del lugar y sus condicionantes", explica Mirón. 

"Quizás nos han penalizado por no haber facilitado la gobernabilidad para evitar la repetición electoral. No creo que en el caso de Castilla y León nos haya perjudicado", asegura Hernández, alcalde de Doñinos. Por su parte, Ana Suárez defiende los pactos a capa y espada. "Sólo te digo un dato. La media de voto nacional en España para Ciudadanos ha sido del 6% y en la ciudad de Salamanca del 9%, tres puntos más. La media en Castilla y León ha sido del 8%. Allí donde hemos pactado con el PP se ha aportado estabilidad. Creo que ese no ha sido el problema y quien quiera argumentar en contra de esto ahí tiene los datos", indica la concejala. 

"Si el pacto de Salamanca o de Castilla y León hubiera molestado al votante, aquí habríamos tenido un peor porcentaje de votos que el tsunami que hemos sufrido en el resto de España. No ha habido un voto de castigo local. Al contrario, estamos por encima de la media nacional. Ahora, con tanto caos, es el momento de apuntalar todos los gobiernos municipales y autonómicos en los que estamos para poder arrancar desde ahí. Todos nos querían como novia el 26-M y Pedro Sánchez estaba como loco por pactar con nosotros antes que con Unidas Podemos. Ahora, a posteriori, podemos valorar si fue correcta o incorrecta la postura de Ciudadanos, pero todo el mundo comete errores", dice Castaño.

¿Qué les ha parecido la decisión de Albert Rivera?

"Rivera ha asumido la responsabilidad de los resultados con gran valentía. Toca replantearnos los acontecimientos y levantarnos con serenidad y tranquilidad. No tengo dudas de que vamos a volver. Ciudadanos está muy vivo", asegura Mirón. "Tenemos que volver a ganarnos la confianza de los españoles porque el centro político es un proyecto que necesita España. Los extremismos no son buenos".

Para Manuel Hernández, ha sido "una decisión valiente". "Asumir toda la responsabilidad tras una caída tan brutal es de un líder que tiene la cabeza en su sitio y que no se aferra al sillón como otros del PP o PSOE que, con resultados similares o peores, se han quedado".

"Ha sido una decisión muy personal que no se debe entrar a valorar por respeto a una persona que ha dado tantísimo por un partido. Se ha sentido responsable y ha considerado que tenía que dimitir y así lo ha hecho", comenta Suárez. "Albert Rivera dimite porque siempre ha sido consecuente. Siempre", asegura Castaño. "Se ha visto obligado por las circunstancias y siempre ha sido muy valiente y ha defendido sus convicciones. Supongo que, como es normal, tendrá ganas de un descanso".

¿Qué les suscita el auge de Vox?

"Vox son fruto del rechazo y el cabreo que tienen los ciudadanos, porque no me creo que tenga tantos simpatizantes. Igual te digo, si hay un responsable de su auge, ese es Pedro Sánchez. Quería fomentar el antifranquismo y lo ha resucitado", indica Mirón. "Además, tampoco se ha dado una buena respuesta al problema catalán". 

"Su impresionante crecimiento me parece un despropósito", cuenta sin medias tintas el alcalde de Doñinos. "La gente ni se ha mirado el proyecto o el plan que tiene Vox. Ha sido una campaña en la que Vox ha dicho lo que quería escuchar, como ya hizo en su día Podemos. Ha sido el voto de castigo puro y duro sin más razonamiento", considera Manuel Hernández.

"Vox me genera mucha preocupación. No conozco su programa económico porque nunca han hablado de él, no sé si lo tienen, Me apenan sus planteamientos, siempre desde el respeto a los que los han votado. Creo que dejan fuera a muchas personas y colectivos", explica Ana Suárez. "Ahora es el momento de decirle a los brutos, rojos y azules: Venceréis pero no convenceréis", cuenta Castaño.

¿Y ahora?

"Tenemos que transmitir el mensaje del origen de Ciudadanos. El momento del centro llegará, y este momento nos servirá para hacer una poda. Llegará nuestra primavera y estoy seguro que gobernaremos este país", no titubea Fernando Castaño. "Ser de centro es entender que el mundo está lleno de grises y ser valiente. Es saber que te van a llegar momentos duros pero lo importante es aguantar. No se mide la valía de las personas por lo alto y fuerte que pegas, sino porque lo que eres capaz de resistir. Eso es la vida. Aguantar y avanzar. Como partido tenemos una vida dura", cuenta el concejal del Ayuntamiento. "Estamos para mantener el discurso sosegado mientras todo el mundo grita".

"Defiendo que España necesita un partido de centro, que absorba los posicionamientos económicos de la derecha y los sociales de la izquierda. Y que no se nos olvide. La situación en España, sin Ciudadanos como una de las primeras fuerzas políticas, es peor que la del 28A. Es posible que se forme un gobierno con una mezcla de partidos en la que aparezcan los nacionalistas, los proetarras y todos los que lo que menos quieren es la estabilidad en España", asegura Suárez.

"Mi postura va a ser crítica, pero intentado que sea razonable y sensata", asume Mirón. "España y los españoles necesitan un gran partido de centro, reformista y que busque la cohesión territorial", indica.

"Debemos elegir, en primer lugar, a una persona capaz de asumir el liderazgo. Ciudadanos va a resurgir. Tenemos ya una buena estructura de base y gente con ganas de tirar del carro. Toca reestructurarse para volver a ilusionar a las personas, a los ciudadanos", finaliza Manuel Hernández.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído