El comercio minorista salmantino sale de los números rojos, tras perder un 6,83% de los establecimientos en 2020

Lejos de recuperar las ventas anteriores a la pandemia, el sector recuerda la importancia del consumo local y anima a turistas y visitantes a contribuir a su recuperación

1 Comentarios

El comercio minorista de Salamanca ha sido uno de los más sacudidos por la crisis
El comercio minorista de Salamanca ha sido uno de los más sacudidos por la crisis

El comercio minorista de Castilla y León sale de los números rojos en el segundo trimestre del año, pero su crecimiento es notablemente inferior al de la media del país

El comercio minorista recupera las ventas, pero aún está lejos de aproximarse a las cifras de 2019. En junio, y por tercer mes consecutivo, crece el índice de negocio en Castilla y León, pero la recuperación es muy inferior a la media nacional, según ha afirmado este jueves la Confederación de Comercio de Castilla y León (Conferco), que confía en que los turistas y visitantes de este mes de agosto ayuden a consolidar centros de trabajo y empleos.

La variación del índice de la cifra de negocios en precios constantes en junio respecto al mes de junio de 2020 ha sido del 1,8 en España frente al 0,4 en la comunidad castellana y leonesa, según el último dato publicado por el INE. La variación media en lo que va de año se sitúa en el 7,1 en España y en el 4,8 en la región. “El único dato superior en Castilla y León al de la media del país es la variación mensual, que en la región es del 6,1 frente al 5,3 nacional”, explica el presidente de Conferco, Adolfo Sainz.

“Esperemos que sea por la llegada, en junio, de los primeros visitantes, pero hasta que no dispongamos de la radiografía completa del verano no podremos valorar en qué medida nos han ayudado los turistas y visitantes”, explica.

El objetivo ahora es alcanzar las cifras de negocio que el sector mantenía antes de la pandemia, ya que aún permanece muy por debajo de lo facturado en 2019. “Es fundamental consolidar los negocios que han sido capaces de sobrevivir al cataclismo que ha supuesto la crisis sanitaria”, asegura el presidente de la patronal sectorial, que recuerda la importancia que el sector tiene para la economía de la Comunidad.

Castilla y León perdió el pasado año el 5,57% de los centros de cotización que mantenía abiertos el sector en 2019, lo que supuso un descenso medio del 2% en el número de afiliados a la Seguridad Social, según los informes del mercado de trabajo publicados por el SEPE. La afectación, no obstante, fue desigual en el análisis provincial, que revela que los negocios de comercio minorista de Soria, Zamora y Salamanca fueron los más sacudidos por la crisis con descensos del 7,99, 6,85 y 6,83% respectivamente y superaron, junto a Valladolid, el 2% de media en lo que a la pérdida de centros de trabajo se refiere.

“Un mazazo para la economía regional si tenemos en cuenta que el comercio al por menor es la primera actividad económica en las cuatro provincias (Salamanca, León Palencia y Ávila) y se encuentra entre las tres primeras en Soria, Zamora y Burgos.

Según el Directorio de Empresas (DIRCE) del INE sólo el comercio al por menor (excepto vehículos a motor y motocicletas) mantiene en Castilla y León a 22.733 empresas. El presidente de Conferco resalta la importancia del sector en los datos que aporta a la economía regional. “Con cerca de 30.000 locales, el comercio en su conjunto emplea a 137.000 personas en la comunidad autónoma de los que 41.000 son autónomos, que es el 25% del total de los inscritos en este régimen en la Seguridad Social en Castilla y León”, explica. Pero, además, con un peso de más del 10% en el PIB regional, “el sector del comercio es vital para el mundo rural, donde se revela como un servicio básico que se presta a la comunidad”. De ahí que la Confederación reclame la ayuda de turistas y visitantes en un mes, agosto, en el que miles de personas visitan las nueve provincias de una región que está a la cabeza de las comunidades favoritas como destino para el turismo rural.

“A lo largo de la historia, el comercio de proximidad ha contribuido a levantar pueblos y ciudades, ayuda a fortalecer las comunidades, crea empleos, genera riqueza en forma de impuestos y no podemos permitirnos perderlo”. Sainz aboga, además, por un consumo responsable y “amable” con el medio natural, reconoce el presidente del sector.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído