​Comienzan a cobrar los trabajadores afectados por un ERTE

La alta solicitud de ERTEs en el mes de marzo podría condicionar el pago, que podría retrasarse, si bien algunos empleados ya han recibido el dinero en su cuenta. El máximo de dicha prestación será de 1.098,09 euros al mes y, el mínimo, 501,98 euros

 Cartera con dinero
Cartera con dinero

La palabra ERTE, sigla de expediente de regulación de empleo temporal, fue una de las más repetidas desde que se decretó el estado de alarma. Una palabra a la que muchos trabajadores tenían cierto pavor, puesto que la probabilidad de verse afectados por dicho ERTE era muy alta.

De hecho, sólo en Salamanca, y a fecha de este pasado miércoles, la Junta de Castilla y León había recibido 3.888 solicitudes de ERTEs que afectarían a un total de 12.703 trabajadores. Empleados que, en muchos casos, tienen diversas dudas, principalmente saber la cantidad que van a cobrar y cuándo.

La primera pregunta tiene una respuesta muy sencilla. La cuantía de prestación por desempleo que se recibe durante un ERTE consiste en el 70% de la base reguladora del salario del trabajador durante los primeros seis meses y, en el caso de que el ERTE se prolongara, del 50% a partir de ese medio año.

Para calcular dicha cuantía se tiene en cuenta el promedio de los últimos 180 días trabajados anteriores al ERTE (es decir, las últimas seis nóminas). Así, un empleado que cobrara 1.000 euros al mes, recibirá 700 euros una vez se aplique el ERTE. Además no hace falta tener cotización mínima (como sí en otras prestaciones) y nunca contará como paro consumido.

Eso sí, hay una cuantía mínima y una cuantía máxima. La mínima será de 501,08 euros, siempre y cuando no se tenga ningún hijo a cargo, ya que entonces aumentará hasta los 671,40 euros. Por su parte, la cuantía máxima será de 1.098,09 euros si no se tienen hijos a cargo. Si se tiene uno, la cuantía será de 1.254,96 euros y, si se tienen dos o más, 1.411,83 euros.

La gran pregunta ahora sería el cuándo se cobra. Y la respuesta es que desde este pasado jueves… en principio. El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) acostumbra a pagar las prestaciones entre el 10 y el 15 de cada mes pero, al ser este viernes festivo (Viernes Santo), se adelantó al día 9. Sin embargo, la cantidad de ERTEs tramitados en toda España ha provocado que ya haya advertencias sobre que este pago podría retrasarse varios días (e incluso semanas).

La otra cara de la moneda es que, tras el acuerdo del Gobierno con varias entidades financieras, muchos otros trabajadores recibieron la prestación en los primeros días del mes para así garantizar la liquidez con la que afrontar los pagos propios de la primera semana de cada mes.

Se espera que, según avancen los meses, los pagos se estabilicen entre los días 10 y 15 de cada mes.  

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído