Las arrugas de la frente y el entrecejo son, tradicionalmente, uno de los motivos de consulta más frecuentes a la hora de visitar una clínica de estética. Y es que estas molestas marcas de expresión - que en ocasiones nada tienen que ver con la edad - suelen ser de las primeras en aparecer, dando al rostro un aspecto de enfado o cansancio.

Ni siquiera las personas jóvenes se libran de ellas ya que, en gran medida, se producen por la gesticulación y están ligadas a movimientos que repetimos continuamente y, en ocasiones, de modo inconsciente a la fijar la vista o simplemente expresarnos a la hora de hablar.

De la mano de la doctora Gema Pérez Sevilla, experta en medicina estética facial, te ofrecemos varios consejos para hacerles frente y mantener 'a raya' esas molestas arrugas de la frente que tanto marcan nuestra expresión en ocasiones.

- Intenta fruncir el ceño lo menos posible, usando gafas de sol siempre que sea posible, para evitar así ese gesto que se suele hacer cuando estamos expuestos a los rayos UV.

- Masajea los músculos que provocan las arrugas, los que se encuentran justo encima de las cejas, entre ellas y en el resto de frente hasta la raíz del pelo. Este gesto ayuda a relajarlos y mejorar la microcirculacion de la zona, hechos ambos que protegen el deterioro de la piel.

- En personas con bruxismo es habitual levantarse con la zona muy contraída, y puede ser de ayuda utilizar un parche de silicona rectangular justo sobre las arrugas. Hace efecto de cinta kinesiológica, y ayuda a la relajación y a la circulación linfática, además impide que el músculo, debido una contracción intensa y mantenida durante la noche, fracture la piel.

- La toxina botulínica ayuda a relajar los músculos, mejorando el aspecto de la arruga y disminuyendo su intensidad en la gesticulación. Si lo que sucede es que la zona está hundida, el ácido hialurónico es la mejor opción, ya que puede levantar la piel rellenando la zona deteriorada.

Bótox para frente y entrecejo

La toxina botulínica es una sustancia que tiene la capacidad de producir una relajación de las fibras musculares de la zona donde es inyectada y nos permite controlar la excesiva contracción de los músculos que producen las arrugas en la gesticulación.

Su aplicación es muy sencilla y apenas es dolorosa, debido al pequeño tamaño de la aguja que se utiliza durante la infiltración del producto. No suelen aparecer hematomas, solo una leve inflamación en el punto de inyección que desaparece en unos minutos.

La relajación del músculo se suele prolongar alrededor de unos cuatro a ocho meses, dependiendo del paciente, y sus resultados se aprecian poco a poco, desde la primera semana de dicha intervención.

Precio: a partir de 250 €.

Ácido hialurónico para frente y entrecejo

Los rellenos con ácido hialurónico permiten atenuar las arrugas medias, finas y profundas de forma inmediata y a la vez restituir la piel a largo plazo, favoreciendo su regeneración y mejorando su hidratación. En el caso de la frente y el entrecejo lo aconsejamos cuando las arrugas son bastante profundas, ya que permite rellenarlas y conseguir así un aspecto más terso de la piel.

La inyección es poco molesta y solo requiere anestesia tópica, y el procedimiento es muy rápido, permitiendo la incorporación a la vida habitual de forma inmediata. El ácido hialurónico es biocompatible y reabsorbible y su perfil de seguridad es muy grande. Aunque el producto se haya reabsorbido el efecto de corrección perdura mucho más tiempo, debido a la regeneración del colágeno y del propio ácido hialurónico de la piel.

Precio: a partir de 400 €.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído