¿Cómo se trata la diabetes infantil en Salamanca?

Las nuevas tecnologías han revolucionado la atención a los enfermos.

 Unidad diabetes infatil (24)
Unidad diabetes infatil (24)

En el año 1922, Leonard Thompson, un niño de 14 años con diabetes, recibe la primera dosis de insulina, observándose una mejora en su salud y dándose por bueno este tratamiento para el futuro. Aunque existían investigaciones anteriores (incluso se hace referencia a ella, sin nombrarla, en papiros del siglo XVI antes de Cristo), es este momento el que marca un hito en la forma de atender a los pacientes de esta enfermedad que consiste en una alta concentración de glucosa en la sangre.

Unidad diabetes infatil (34)

97 años después, un centenar de menores de 14 años tienen este conjunto de trastornos metabólicos en Salamanca. Para atenderles, el Complejo Asistencial Universitario de Salamanca dispone de una Unidad de Endocrinología Infantil ubicada en el Hospital Clínico.

Unidad diabetes infatil (23)

En ella trabajan los endocrinos infantiles Pablo Prieto y Montse Martín, la educadora en diabetes infantil Maritina Sánchez y las médicas internas residentes Carlota Aparicio y Elena Benito.

Unidad diabetes infatil (20)

“Cada día vemos a una media de cuatro niños en la consulta, a la que se acude, normalmente, cada tres meses. Lo primero que hacemos es controlar sus niveles de diabetes y ajustar los tratamientos. Si lo necesitan, son derivados a la educadora en diabetes infantil, pues en esta enfermedad el problema no son los medicamentos, sino la alimentación y el movimiento físico, que cambian, por ejemplo, las dosis de insulina a administrar”, relata Pablo Prieto a SALAMANCA24HORAS.

Unidad diabetes infatil (8)

Una vez que Maritina Sánchez entra en acción, se les dan diversas pautas: “Puedo atenderles el mismo día u otro. Se determina la dieta o dónde hay que poner la insulina. Incluso se dan cursos y talleres formativos. Tenemos un trato casi paternal. La primera vez que vienen pueden permanecer unos cinco días ingresados. El primero de ellos hay que explicarle al niño y a sus familiares qué es la diabetes y cómo se trata. No mucho más porque se les acaba de caer el mundo encima. Ya el segundo se les indica cómo se controlan los niveles de glucosa y las dosis de insulina. Pasados unos días, se permite salir al niño a dar un paseo vespertino no superior a dos horas para conocer cómo se encuentra”.

Unidad diabetes infatil (5)

Las nuevas tecnologías ayudan a los pacientes y al personal sanitario, pues antes tenían que medir el nivel de azúcar en sangre entre seis y doce veces diarias y, ahora, pueden hacerlo a través de un monitor continuo de glucemia que puede ofrecer 300 datos al día y que permite tomar decisiones en tiempo real, ya que muestra si existe riesgo de salirse de los parámetros normales, que oscilan entre la cifra de 70 y 180 miligramos por decilitro de sangre.

Unidad diabetes infatil (6)

Estos números se recogen en un aparato que el enfermo se instala en el brazo y que se cambia cada dos semanas. “Es un control a distancia que nos permite saber cómo se encuentran mientras están en el colegio. Además, tenemos un correo electrónico al que los pacientes nos pueden enviar sus dudas sin necesidad de visitarnos, por lo que podemos realizar teleconsulta”, cuenta Montse Martín a este medio de comunicación.

Unidad diabetes infatil (13)

Para ayudar en esta tarea a los niños y a sus familias, se requiere que adquieran conocimientos médicos, nutricionales y tecnológicos. La intención es que los jóvenes ganen autonomía para tratarse, hecho complicado cuando son muy pequeños. La labor se facilita al regalarles un peluche a los que precisan de una bomba de insulina para que puedan ensayar con él.

Unidad diabetes infatil (16)

“Si la tienes desde pequeño, esta enfermedad te hace madurar y ser responsable, aunque llegada la adolescencia pueden surgir problemas de rebeldía”, aseguran los componentes de esta unidad, que pretenden que se establezca una relación entre ellos y los endocrinos que atenderán a sus pacientes cuando superen los 14 años. Su idea, que el tránsito sea más llevadero compartiendo un par de consultas entre quienes les han atendido en la infancia y quienes les atenderán en su camino a la vida adulta.

Unidad diabetes infatil (18)

En ese proceso, en términos profesionales, se hallan Carlota Aparicio y Elena Benito, que están realizando la formación de Médico Interno Residente y que rotan en esta unidad. “Llevo una semana, pero lo que aquí se realiza me parece muy interesante y supone un reto para los pacientes y para nosotras”, señala la primera. La segunda considera que se trata de una experiencia “muy buena” y destaca que la relación entre los pacientes y el personal sanitario es “estrecha, más que en otras especialidades, porque a los niños se les ve frecuentemente”.

Unidad diabetes infatil (3)

Una buena fecha para verse fuera de la consulta es este 14 de noviembre, Día Mundial de la Diabetes. Quienes integran la Unidad de Endocrinología Infantil del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca coinciden en desear que esta jornada visibilice la enfermedad y, a pesar de que ellos se dedican a los niños, sirva para divulgar cómo pueden prevenir la diabetes los adultos.

Unidad diabetes infatil (21)

Para contribuir a ello se encuentran los antiguos pacientes de este servicio, quienes les agradecen su trabajo cuando se ven en clases universitarias o por la calle. Y es que todos recuerdan la labor de quienes, en el hospital o fuera de él, les ayudan a mejorar su calidad de vida.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído