El compositor salmantino Víctor Reyes, ganador de un Emmy: “La música no es que influya, es que en determinados casos es todo”

Fue ganador del Premio Emmy a la mejor banda sonora original por El Infiltrado, aunque también ha estado nominado a los Premios Goya a la Mejor Música Original por En la ciudad sin límites, Buried y Mejor canción Original con Circus honey blues, In the lap of the mountain. Comenta con SALAMANCA24HORAS su experiencia como compositor, especialmente en lo relacionado con los derechos de autor

 Víctor Reyes (ganador premio Emmy) (1)
Víctor Reyes (ganador premio Emmy) (1)

Este jueves se ha pasado por la capital charra el compositor Víctor Reyes (Salamanca, 1962) para impartir una charla sobre ‘Creación y derechos de autor’ a los estudiantes del Conservatorio Superior de Música de Castilla y León. El ganador del Premio Emmy a la mejor banda sonora original, otorgado por la Academia Americana de Televisión, a la serie televisiva El Infiltrado y del Hollywood Music Media Awards, tiene además un dilatado currículum.

El salmantino ha puesto la música a series televisivas como El rey, Niños robados, La duquesa, Ángel o demonio, Piratas, Paquirri, Sin tetas no hay paraíso, Génesis, Motivos personales o Ana y los 7. También es conocido por contribuir en la banda sonora de las películas de Rodrigo Cortés Buried, Luces Rojas, Grand Piano y Concursante. Además, ha estado nominado a los Premios Goya del cine español a la Mejor Música Original En la ciudad sin límites, Buried y a la Mejor Canción Original con Circus honey blues, In the lap of the mountain.

Sin embargo, no para. Actualmente, según desvela en entrevista a SALAMANCA24HORAS, trabaja en tres proyectos distintos: “una serie americana para HBO de la que no puedo decir nada porque es ultrasecreto (risas); un proyecto nuevo de Rodrigo Cortés, también ultrasecreto que vamos a ir a grabar ya mismo; y una serie de Mediaset para la Rai italiana, ‘Los relojes del diablo’”.

¿Cómo es ganar un Emmy?

Víctor Reyes detallaba cómo fue haber ganado este premio: “Tampoco te creas que ha influido mucho. Influye más a nivel de apoyo personal, de sentirte reconocido, de sentir que el trabajo que haces en la oscuridad a las 3 de la mañana de repente llega a un sitio que no te lo esperas. Tiene unas consecuencias más para el alma que para la práctica, porque sigo teniendo el mismo tipo de vida que tenía, hago las mismas cosas prácticamente. He subido de nivel y me sirve de apoyo personal para dar ese paso más allá”.

Preguntado por la importancia de la banda sonora en una película, sugería que “solo tienes que coger cualquier película que haya tenido notoriedad emocional, por ejemplo, una escena de E.T. cuando el extraterrestre salva a un niño de morir en un acantilado en una bicicleta porque tiene la capacidad de hacerla volar”. Explicaba que “esa escena tiene un soporte visual impresionante y a la vez un soporte musical creado por John Williams que está ahí. Solo tienes que coger y quitar el volumen de la televisión: está muy bien la secuencia, pero con la música tienes que tener un clínex a mano porque es otra cosa. La música no es que influya, es que en determinados casos es todo”.

Victor Reyes 1

La protección de los derechos de autor

Víctor Reyes hablaba de los derechos de autor de los creadores: “Los músicos individualmente somos incapaces de controlar los derechos que se generan cuando se toca alguna de tus obras o se difunde en algún medio. Todo esto escapa a nuestro control completamente”. Por eso, consideraba necesaria la existencia de la SGAE en España o la ASCAP en Estados Unidos para controlarlo: “Desde que la música se empieza a difundir, tú tienes que tener una organización que soporte legalmente todo lo que eso genera”.

Sin embargo, admitía que su relación con la SGAE, de la que es socio desde 1986, es muy distante: “He preferido mantenerme muy al margen de lo que es la propia organización, casi no voy a la sede de Madrid, solo voy cuando tengo que registrar cosas o cuando tengo que hacer determinadas cosas, pero no soy de los que están por allí pululando todo el día”. En este sentido, consideraba que muchos músicos, especialmente del pop de los 80 tienen cargos como directivos de la Sociedad General de Autores y Editores: “Eso para mí mata la creatividad. Cuando ya quieres cambiar de rollo y ya no eres un creador, sino que eres un gestor, hay un conflicto que yo no quiero permitir que pase con mi persona”.

El creador explicaba que es importante avanzar en este control para que no se puedan vulnerar los derechos como compositor, ya que, hay casos muy cotidianos, como la música de ambiente en los bares cuyos dueños no están dispuestos a pagar: “Tendrás que compensar de alguna manera a los compositores de las canciones del disco que estás poniendo para crear un ambiente agradable en tu cafetería. Si no quieres, más te vale que compongas tú la propia música que quieras tocar en tu cafetería. Pero si lo que quieres es que suene Bisbal o Rosalía, tendrás que llegar a un acuerdo con una entidad que está protegiendo sus derechos y tendrás que abonar una mínima cantidad de dinero”.

Quedan pasos para concienciar del pago por estos derechos, apuntaba: “Todo el mundo tiene una idea muy clara de lo que es la propiedad catastral, quién posee un edificio, que es un bien material. Pero la propiedad intelectual es un intangible que no tiene una realidad física, es una cosa que flota en el ambiente y es difícil para mucha gente verlo”.

Conferencia Víctor Reyes

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído