Con la esperanza de no volver a cerrar: gimnasios, centros comerciales, casas de apuestas y el interior de la hostelería; reabren este lunes

La reducción de la presión asistencial en las Unidades de Críticos ha hecho que las medidas adicionales del Nivel 4 hayan sido suprimidas por la Junta de Castilla y León

interior bares apertura hostelería (4)
interior bares apertura hostelería (4)

Dependiendo de los intereses de cada uno, la misma porción de tiempo puede ser efímera o convertirse en eterna. Dos meses pueden ser poco para muchos, cuando se está bien el tiempo avanza muy rápido, pero esa sucesión de días se ha convertido en eterno para trabajadores y responsables de centros comerciales, gimnasios, casas de apuestas o negocios de hostelería.

Casi dos meses después los negocios afectados por las medidas adicionales del Nivel 4, impuestas por la Junta de Castilla y León el pasado 13 de enero, podrán abrir sus puertas desde este lunes, 8 de marzo. Una apertura que se ha hecho demorar más de lo esperado, a pesar de mejorar de una manera sorprendentemente rápida los datos epidemiológicos, como ha anunciado varias veces la consejera de Sanidad de la Junta, Verónica Casado: “la subida fue vertiginosa, pero la bajada también lo ha sido”.

Sin embargo, en esta mejoría de la situación había una piedra en el zapato: la elevada presión asistencial que tenían los hospitales de la Comunidad y en concreto sus UCI. Es cierto que la incidencia bajó al mismo ritmo vertiginoso que ascendió, pero claro, no se puede medir igual el número de contagios que el de ingresos

De media, un paciente permanece ingresado en la UCI por coronavirus dos meses, por ello, a pesar de bajar la incidencia y el volumen de contagios de una forma rápida, por probabilidades -que se han confirmado-, el alto número de casos registrados durante enero y febrero hizo que las Unidades de Críticos de la Comunidad se llenaran, arrastrando varios días después ese alto número de ocupación.

Ese importante volumen de camas ocupadas, llevó a la Junta de Castilla y León a retrasar la supresión de las medidas adicionales de este nivel 4, supeditando el fin de las mismas a que la ocupación en UCI de toda Castilla y León descendiera del 35%. Ese momento ha llegado, y aunque cuando se tomó la decisión esos niveles estaban por encima de ese límite estipulado; el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, confirmó el pasado jueves que de manera oficial este lunes las medidas restrictivas adicionales quedaban sin efecto.

Abrir sí, pero con condiciones

Se abren, de nuevo, estos sectores que han visto como en los últimos meses han sido los más afectados; sin embargo, lo hacen con muchas restricciones de aforo, las mismas que ya tuvieron que soportar durante el nivel 4, además de otras condiciones que alteran su actividad pre pandémica. 

Para el caso de los centros y parques comerciales, la apertura de este lunes estará condicionada al aforo. Este será como máximo de 1/3 en cada establecimiento y la misma proporción del aforo en las zonas comunes.

Las limitaciones de personas también volverán a estar presentes en la hostelería, tanto para interior como exterior. En las terrazas se mantiene la distancia obligatoria entre mesas de 1,5 metros y el aforo seguirá siendo del 75%, recordando que la mascarilla solo se puede quitar en el momento de comer y beber y que está terminantemente prohibido fumar. Además de poder sentarse en cada mesa un máximo de seis personas, salvo en el periodo de Semana Santa que solo lo podrán hacer cuatro.

Esto ya estaba establecido actualmente en Salamanca y lo que cambia desde este lunes es que el interior de los establecimientos hosteleros vuelven a estar abiertos. Sin embargo, solo con un aforo del 33%, una distancia entre mesas mínima de dos metros y con un máximo de seis comensales por mesa (cuatro en el caso de Semana Santa). Por otra parte, el consumo en barra sigue estando prohibido.

La misma suerte que corre la hostelería y los centros comerciales lo hacen los centros deportivos y las casas de apuestas, es decir, vuelven a abrir con condiciones. En el caso de las casas de apuestas su apertura está supeditada a un 33% del aforo.

Por su parte, los gimnasios tendrán que respetar un aforo del 33% de su capacidad y deberá haber una distancia mínima de dos metros entre cada deportista. En cuanto a la asistencia de público a eventos deportivos se vuelve a las condiciones del nivel 4 y por tanto, podrá haber público con un aforo del 33%, pero con un máximo de 25 personas en espacios cerrados y 50 al aire libre. Siempre con la prohibición de beber, comer o fumar.

Se abren, de nuevo, estos sectores que han visto como en los últimos meses han sido los más afectados; sin embargo, lo hacen con muchas restricciones de aforo, las mismas que ya tuvieron que soportar durante el nivel 4, además de otras condiciones que alteran su actividad pre pandémica. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído