La concejala Virginia Carrera apuesta por las bicicletas y los buses para que Salamanca deje de ser "la ciudad más contaminada de Castilla y León"

La edil del Grupo Mixto presenta una iniciativa para diseñar y ejecutar un Plan Municipal de Calidad del Aire en la ciudad

7 Comentarios

Autobús urbano de Salamanca
Autobús urbano de Salamanca

Virginia Carrera, concejala del Grupo Mixto en el Ayuntamiento de Salamanca, solicita a propuesta de Ecologistas en Acción en Salamanca que el equipo de Gobierno "diseñe y  ejecute un Plan Municipal de medición de calidad del aire en la ciudad que refleje la situación real de la contaminación atmosférica urbana., así como que el gobierno municipal implante y consolide las buenas prácticas adquiridas durante la pandemia respecto al uso del vehículo privado y potencie el transporte colectivo eléctrico y la movilidad activa peatonal y ciclista, redistribuyendo el espacio urbano en beneficio de estos medios".

"Muchas ciudades han avanzado en la reducción de la contaminación, sin embargo, los datos muestran que todas las ciudades españolas superan actualmente las nuevas guías de calidad del aire establecidas por la OMS, pese a la fuerte caída de sus niveles en 2020 por efecto de las medidas de lucha contra la COVID-19", refleja carrera en su moción al pleno municipal de este próximo viernes.

"Las dos estaciones oficiales de medición operativas en la ciudad de Salamanca están emplazadas en lugares no idóneos en relación a la contaminación producida por el tráfico motorizado urbano. Una de ellas está ubicada en la calle La Bañeza donde se registra un tráfico moderado y la otra dentro del recinto deportivo de La Aldehuela, donde obviamente, los vehículos a motor no circulan", prosigue la concejala del Grupo Mixto y militante de Izquierda Unida. 

"Es necesario resaltar que el primer criterio legal de ubicación de las estaciones de medición es implantarlas en las áreas situadas dentro de las zonas y aglomeraciones que registren las concentraciones más altas a las que la población puede llegar a verse expuesta”, abunda Carrera.

En el mes de noviembre de 2020 y durante un par de semanas, Ecologistas en Acción de Salamanca (EAC)  y Friday For Future( FFF) llevaron a cabo la medición en varios puntos de la ciudad de la contaminación por dióxido de nitrógeno(NO2) del aire en la urbe.

Con el fin de contrastar los resultados obtenidos, en el mes de febrero del presente año se volvieron a instalar los medidores de NO2 en los mismos lugares que la primera vez y la coherencia de los resultados obtenidos de los 25 aparatos analizados en un laboratorio acreditado de Reino Unido, "es lo que legitima la presente moción en el pleno del ayuntamiento", arguye Carrera.

De las mediciones hechas ,9 de los 24 medidores instalados por EAE Y FFF  en la ciudad han superado en febrero de 2021 el valor límite anual de NO2, situándose en ese periodo de nuevo como la ciudad con más contaminación de Castilla y León.

"En el Paseo de Carmelitas se han alcanzado 55 g/m3, 54 g/m3 en San Juan Bosco, 53 g/m3 en la Gran Vía, 51 g/m3 en la Avenida de Mirat y 50 g/m3 en la Avenida de Alemania (donde hasta 2006 existió una estación oficial), como consecuencia de su intenso tráfico", detalla la edil del Grupo Mixto.

Por último, en parte de los emplazamientos con más contaminación se localizan centros sensibles como colegios, institutos, centros de salud u hospitales, colindantes con vías de alta circulación de vehículos, lo que abunda en la necesidad de medir mejor la calidad del aire que respiramos. En cambio, los cascos históricos y las calles peatonalizadas son las que registran los niveles más bajos de NO2, lo que demuestra que el tráfico es el principal responsable de la polución urbana.

"Por ello, una vez más se demuestra que la peatonalización y una apuesta decidida por el transporte público y el uso de las bicicletas son elementos fundamentales para hacer de Salamanca, una ciudad más saludable para vivir", concluye Carrera.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído