La concejala de Familia se reúne con la presidenta de Cáritas para interesarse por la situación de las personas que acceden a este servicio

La concejala de Familia e Igualdad de Oportunidad realizó la visita dentro de la toma de contactos que mantiene con las entidades del tercer sector y se ha interesado por la labor de estos centros y la importante función social que desempeñan, indicando que el Ayuntamiento seguiría apoyando todas las iniciativas para mejorar la vida de las personas vulnerables

 Ana suarez caritas 2
Ana suarez caritas 2

La concejala de Familia e Igualdad de Oportunidades, Ana Suárez, y la presidenta de Cáritas Diocesana de Salamanca, Carmen Calzada, han mantenido este jueves, 25 de julio, una reunión en el Espacio Abierto (situado en el edificio anexo a la Iglesia Nueva del Arrabal).

Durante la reunión, han realizado una visita por las instalaciones para valorar la situación de las personas que acceden a este edificio, tanto en su desarrollo personal como la readaptación social, dentro de un encuentro que forma parte de la ronda de contactos que mantiene con las entidades del tercer sector. 

El Espacio Abierto es un recurso que Cáritas Diocesana destina a la atención de las personas más vulnerables de nuestra ciudad. Durante el recorrido por las dependencias, Ana Suárez ha destacado que “desde el Ayuntamiento seguiremos ocupándonos de las situaciones de extrema necesidad de las personas que acuden a estos recursos. También se busca que en estos centros, las personas que están en la calle, encuentren el apoyo emocional que han perdido y tengan la oportunidad para volver a tener una vida normalizada”.

La concejala de Familia e Igualdad de Oportunidades también quiso destacar que “la sociedad debe ser consciente que cualquier persona puede acabar en este grupo de vulnerabilidad”.

Durante la pasada legislatura, el Ayuntamiento ha aportado un total de 1.852.516 euros a Cáritas, un 81% más que el anterior. El convenio entre ambas partes se firmó en 2016, con una aportación anual de 150.000 euros, incrementado el año pasado hasta los 175.000. Con este dinero se sufragan costes salariales del personal, mantenimiento y actividades del Centro de Acogida ‘Padre Damián’, del Centro de Acogida de Enfermos de Sida, Espacio Abierto y del Centro Ranquines. A esta cantidad se suman 18.480 euros para el programa de educación de calle en el barrio Zurguén.

La aportación del Ayuntamiento de Salamanca contribuyó a que Cáritas atendiese el pasado año a 900 personas. En el Centro de Acogida ‘Padre Damián’ fueron 390, la mayoría nuevos usuarios; en el Centro de Acogida de Enfermos de Sida se ayudó a 51 personas entre el servicio de acogida, información y acompañamiento hospitalario, intervención comunitaria y actividades lúdicas y de tiempo libre. 22 personas estuvieron residiendo en la Casa Samuel, creada en 1994 para proporcionar una intervención global a las personas infectadas por el virus del VIH y sus familias.

Por su parte, en el Espacio Abierto se acogió a 392 personas, la mayoría nuevos usuarios. Es un centro que abre todos los días del año, con servicio de duchas y comida, talleres y actividades lúdicas. Finalmente, en el Ranquines, un centro de día para personas con problemas de salud mental, solicitaron atención 67 personas, llevándose a cabo una treintena de talleres ocupacionales y terapéuticos.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído