Un conductor ya puede ser multado en España si el agente cree que fumar está generando un riesgo para la seguridad vial

EP

25 Comentarios

Varios coches en una autovía | Foto: EP
Varios coches en una autovía | Foto: EP

La normativa actual de circulación no prohíbe explícitamente fumar en el coche en España, pero si los agentes de vigilancia del tráfico consideran que esta acción está generando una distracción que ponga en riesgo la seguridad vial, el conductor puede ser sancionado, según recordaba la Dirección General de Tráfico (DGT) en el año 2018 en su revista digital.

El Ministerio de Sanidad ha redactado un borrador en el que propone "antes del año 2023" incrementar los impuestos de los cigarrillos y sus derivados, aumentar los lugares libres de humo para que no se pueda fumar en los coches o fijar un empaquetado genérico en las cajetillas. Fuentes de la Dirección General de Tráfico (DGT), consultadas por Europa Press, aseguran que no conocen el texto y deben esperar para poder valorar la propuesta.

Datos del departamento de Pere Navarro, recogidos por Europa Press, apuntan que encender un cigarrillo requiere 4,1 segundos, lo que implica que, circulando a 100 kilómetros por hora (km/h), se recorren 113 metros sin la atención plena en la carretera. Además, el 60% de los accidentes y el 30% de las víctimas mortales se producen por distracciones, y fumar es una causa frecuente de distracción.

El Reglamento de Circulación señala que "el conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente en la conducción para garantizar su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía". No obstante, no está prohibido fumar.

"Fumar mientras se conduce no está prohibido pero recomendamos no hacerlo porque puede causar distracción. Y si viajan niños, menos, por salud", recomendaba la DGT en mayo de 2018 coincidiendo con el Día Mundial Sin Tabaco.

En cambio, sí está expresamente prohibido arrojar objetos desde el coche. Según datos del Ministerio de Medio Ambiente, el 3% de los incendios lo originan colillas de cigarrillos abandonadas o arrojadas desde vehículos.

En este sentido, la última reforma de la Ley de Tráfico endurece el castigo por arrojar objetos a la vía que puedan provocar incendios o accidentes. Se convierte en infracción muy grave que supone la pérdida de 6 puntos y una sanción económica de 500 euros.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído