El confinamiento agudiza la depresión y la ansiedad

Así lo reconoce Jesús de Blas, vicedecano en funciones del Colegio Oficial de Psicología de Castilla y León 

 Jesús de Blas, Colegio Oficial de Psicología de Castilla y León
Jesús de Blas, Colegio Oficial de Psicología de Castilla y León

La salud mental. Una enfermedad poco reconocida de ‘puertas para afuera’ y muchas veces invisible. Pero muy extendida. SALAMANCA24HORAS se puso en contacto con el Colegio Oficial de Psicología de Castilla y León para conocer la situación real sobre la Salud Mental en nuestra comunidad autónoma.

Jesús de Blas, vicedecano en funciones del Colegio Oficial de Psicología de Castilla y León, explica que han realizado “un decálogo para atención a las familias que han tenido pérdidas y sobre cómo enfrentarse al confinamiento”. Pero él sabe que “a las personas que ya tenían alguna tendencia en ansiedad o crisis depresivas, se les ha agudizado”.

“Es muy importante que la pareja, familia y amigos sean un apoyo. La convivencia puede resentirse si no se dan directrices positivas y se fijan en los negativos y se ataca. Eso es insoportable para la persona que sufre ansiedad”, asegura a SALAMANCA24HORAS el propio Jesús de Blas.

Respecto a la salida de los niños a la calle, el vicedecano en funciones del Colegio Oficial de Psicología de Castilla y León la toma como muy positiva: “La salida de los niños va a descongestionar, notablemente, la situación de las familias. La vivencia de los niños que puedan haber tenido, está completamente ligada a la imagen que los adultos den de ello. Los niños no tienen referencia. Si los niños ven que los padres están alarmados y con precauciones que no entienden, les transmiten angustia, pues lo habrán vivido de forma angustiosa. Si lo han vivido con normalidad y con parámetros de seguridad, pues lo aceptarán así”.

Pero hay un colectivo que sí preocupa en especial al Colegio Oficial de Psicólogos de Castilla y León: las víctimas de violencia de género. “Tenemos la sospecha de que, al estar encerradas con el maltratador, están pasando por verdaderas calamidades. Sin embargo, la activación de la Policía y la Guardia Civil, se ha ralentizado bastante porque el maltratador está presente con las víctimas. Y no pueden llamar por teléfono para alertar”, prosigue.

Por último, Jesús de Blas se refiere al futuro: “Tenemos la expectativa de que van a aparecer situaciones de estrés postraumático y sintomatologías de agresivad y perdidas de concentración, que van a ir emparejados con la necesidad de una nueva adaptación de lo que se encontraba antes. Las personas hipocondriacas, con depresión y ansiedad, se les ha agudizado. Salir a andar es un alivio para ellos y pueden organizar un poco su día con más expansión y posibilidades de ocio”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído