La consejera de Sanidad asegura que el hospital de Salamanca podría estar funcionando por completo en el segundo semestre de 2020

En una visita a Salamanca, consideraba que el nuevo centro será “una oportunidad”, tanto para pacientes como para profesionales, que dispondrán de mejores instalaciones para mejorar así los procesos. Destacaba también los cambios que quiere introducir en el área de Sanidad, centrados sobre todo en la mejora de la información, de gestión y de organización para mejorar la accesibilidad geográfica

 JOTA9261
JOTA9261

La nueva consejera de Sanidad, Verónica Casado Vicente, ha visitado el Hospital de Salamanca este viernes y ha ofrecido posteriormente una rueda de prensa para informar sobre las reuniones mantenidas con responsables sanitarios del Área de Salud de la provincia.

Sobre la apertura del nuevo hospital de Salamanca, la consejera ha adelantado que “con cierto nivel de prudencia podemos hablar del segundo semestre de 2020, sería lo ideal”. En este sentido, apostillaba que las consultas externas serán lo último  que se implantará allí, algo que dependerá de la remodelación del actual hospital.

En este sentido, consideraba que el nuevo centro será una oportunidad para los pacientes y para los profesionales: “Contarán con instalaciones que permitirán mejorar los procesos”. Añadía que se trata de un proyecto muy importante para la Junta de Castilla y León, ya que con una inversión de 205 millones de euros en cinco años ha supuesto casi el 50% de inversiones de la Consejería de Sanidad.

Desfase de 8.928 pacientes en las listas de espera y de 808 millones de euros de gasto

Preguntada por las informaciones que anunció este jueves consejero de Transparencia y portavoz de la Junta, Francisco Igea, en las que hay un desfase de 8.928 pacientes que no aparecen en la lista de espera estructural, la consejera de Sanidad consideraba que “la lista tiene un problema de información y de gestión”.

En este sentido, apuntaba que el primer paso será “saber de verdad qué está pasando”, de manera que solicitará al Ministerio de Sanidad la unificación de criterios para las listas de espera a nivel nacional, ya que dependiendo del hospital, si un paciente requiere varias pruebas diagnósticas, se cuenta como uno o como varios, lo que podría provocar ese desfase.

Por ello, también pedía herramientas que homogenicen las cifras, y partir así de cifras reales. El siguiente paso, apuntaba, sería plantear una solución con las direcciones de los hospitales, y conocer si es un problema de medios u organización.

El gerente del Hospital de Salamanca, Luis Ángel González, explicaba también en la rueda de prensa que “el equipo de dirección es consciente del problema, tenemos que seguir trabajando en mejorarlo, tiene que haber un abordaje integral”. González explicaba que la solución a este problema no debe estar en medidas de un día para otro, sino en conocer todo el recorrido desde el principio.

“No es un problema del hospital, es de planificación y racionalización de la demanda”. Hasta ahora, consideraba, “se ha hecho bien, pero necesitamos un recorrido”, añadía. Sin embargo, sí se mostraba satisfecho de la mejoría de las cifras de las listas de espera en los últimos años.

Asimismo, Francisco Igea advirtió de un desfase de 808 millones de euros en el gasto de Sanidad entre la previsión de gasto para este año y lo presupuestado. En este sentido, Verónica Casado afirmaba que gran parte de ese gasto se ha dado en personal, por lo que “tenemos que trabajar para intentar mejorar en clave interna y externa con el Gobierno”.

JOTA9303

Los objetivos de la nueva consejera de Sanidad

En la primera visita a Salamanca como nueva consejera de Sanidad, Verónica Casado explicaba algunas de las líneas principales de su trabajo en esta área. “Queremos hacer una apuesta importante por la salud, significa apostar no solamente por los servicios sanitarios, sino también por la salud pública y la salud comunitaria para incrementar el nivel de salud de nuestra población”, aseguraba.

En cuanto a las mejoras necesarias, consideraba que se debe mejorar la efectividad y la equidad. Esta, detallaba, “tiene que ver con la accesibilidad económica, con la accesibilidad organizativa y geográfica. En una comunidad como la nuestra y con tanta dispersión geográfica, es evidente que en determinados aspectos, sobre todo vinculados con la atención primaria, tenemos que mejorar la accesibilidad geográfica”.

Otra de las mejoras en las que quiere trabajar es la eficacia de nivel, de manera que “si algo lo puede hacer un administrativo, que no lo haga una enfermera; y si algo puede hacer una enfermera, que no lo haga el médico; y si algo puede hacer Atención Primaria, que no lo haga Atención Secundaria ni Terciaria. Si la Atención Primaria es potente, la Atención Secundaria y Terciaria van a trabajar mejor. El objetivo es potenciar todos los niveles de asistencia que tenemos”.

El pilar fundamental, apuntaba, es la viabilidad, que depende de la sostenibilidad del sistema: “Es importante valorar qué necesitamos, por qué y para qué”. En esto también se debe valorar la satisfacción de los usuarios. En este sentido, consideraba que “necesitamos seguridad en que aquellas intervenciones que tenemos que hacer son aquellas intervenciones que no generen daño por sí mismo a nuestros pacientes”. 

La reorganización de la Atención Primaria y las críticas de los sindicatos sobre las 35 horas y la insatisfacción de los profesionales

Preguntada sobre la futura reorganización de la Atención Primaria, la consejera de Sanidad, señalaba que “tenemos un buen sistema sanitario, pero eso no quiere decir que haya áreas de mejoras claras”. “Si vemos que en Castilla y León no llegamos bien a todos los sitios y en zonas urbanas hay listas de espera, tenemos que reorganizar el sistema”. Estos cambios, añadía, no supondrán variaciones en las actuales demarcaciones, sino organizarlas.

La consejera de Sanidad también fue preguntada en la rueda de prensa por miembros del sindicato CSIF sobre la implantación de la jornada de 35 horas semanales, una reivindicación que por el momento no ha llegado a implantarse. “Estamos en ello, en breve”, respondía. Sin embargo, sobre la posibilidad de aumentar el personal para poder llevar esta medida a cabo, Verónica Casado consideraba que no sería necesario hacerlo en todas las áreas.

Asimismo, fue preguntada sobre las críticas del sindicato Comisiones Obreras, que aseguraban que en encuestas a los profesionales del Sacyl, estos mostraban su insatisfacción. “Me preocupa muchísimo, necesitamos profesionales motivados”, respondía. De este modo, aseguraba que una de las líneas fundamentales de su trabajo será “trabajar para los profesionales, estar a su servicio”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído