La Consejería de Familia e Igualdad inyecta 20 millones para nuevas ayudas a la natalidad y el cuidado de hijos

La Junta pondrá en marcha nuevos programas de promoción de la igualdad y apoyo a la mujer y reforzará la red de recursos de atención integral a las víctimas de violencia de género en desarrollo de la futura ley

4 Comentarios

Paseo.
Paseo.

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, ha comparecido en la tarde de este jueves ante la Comisión de Economía y Hacienda de las Cortes de Castilla y León para detallar las principales partidas, programas e inversiones consignadas por su departamento en el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales de la Comunidad para 2022.

Las cuentas del área social por excelencia de la Junta superan los 1.216 millones de euros. Es la cifra más alta de toda su historia y supone un incremento del 12,5 % –en números absolutos, 135 millones de euros adicionales– con respecto al presupuesto vigente.

Estos recursos se orientarán directamente a las familias y a los colectivos más vulnerables con el doble objetivo de reforzar y mejorar la protección social y acelerar la modernización de los Servicios Sociales para llegar a más personas, mediante una atención personalizada de mayor calidad, garantizando la igualdad en su prestación en todo el territorio autonómico.

Los presupuestos para el próximo ejercicio son de récord también en inversión. Para este fin se consignan más de 141 millones de euros, casi tres veces más que este año, para mejorar las infraestructuras y el equipamiento social, compaginándolo con un incremento del 4,6 % en el capítulo de personal, hasta los 239,7 millones de euros, para garantizar una atención directa, eficiente y de calidad.

Una tercera característica del proyecto presupuestario para 2022 es su carácter participativo, puesto que en él se recoge dotación para todos los acuerdos alcanzados en el marco del Diálogo Social –en dependencia, conciliación, igualdad y lucha contra la violencia de género– y con el Tercer Sector Social –en áreas relacionadas con la atención y el apoyo a los más vulnerables–.

En cuarto lugar, la consejera ha señalado que las cuentas se vuelcan en la innovación y modernización del sistema de Servicios Sociales, a través de su transformación tecnológica. A ellas se incorporan 89,4 millones de euros de los nuevos fondos europeos, que servirán para consolidar el modelo de atención a la Dependencia 5.0.

La asignación de créditos responde también al principio de integración y se ha realizado con la meta de que el sistema de protección social llegue a todo el territorio, a cualquier rincón del medio rural, fomentando la igualdad de oportunidades. De ahí que se apueste por los proyectos específicos de atención a personas que residen en pequeños núcleos de población y se refuerce casi el 20 %, hasta los 133,3 millones, la financiación del Acuerdo Marco con las entidades locales, una cuantía que está por encima de los 111,9 millones pactados como gasto mínimo al inicio de la legislatura.

La sexta seña de identidad de estos presupuestos es su apuesta por el empleo, con un incremento del 9,4 %, hasta los 14,4 millones, en las partidas dirigidas a favorecer la inserción laboral de personas con discapacidad, en exclusión, menores, mujeres víctimas de violencia y jóvenes.

Principales proyectos

Tras enumerar las principales características de las cuentas diseñadas por la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades para el próximo año, Isabel Blanco se ha detenido en los proyectos más relevantes que va a llevar a cabo su departamento. Ha citado como una de las principales novedades el impulso al Plan Familias, que refuerza el 123 % su dotación hasta los 36,6 millones de euros en las líneas dirigidas a la protección y apoyo a este colectivo. En este montante, que servirá para apuntalar programas y medidas de conciliación, se incluye una partida nueva de 20 millones para ayudas directas a la natalidad y el cuidado de los hijos.

Al sistema de atención a la Dependencia se reservan 775,39 millones de euros para seguir garantizando la plena atención. El despliegue del modelo 5.0 implica continuar modernizando infraestructuras; innovando en los procesos; digitalizando trámites; extendiendo por el territorio el proyecto de Atención en Red y afianzando la ayuda a domicilio y la Teleasistencia Avanzada. Estos retos explican que la financiación de la dependencia engorde con casi 96 millones adicionales frente a la fijada este año (el 14,1 % más) y represente casi el 64 % de todo el presupuesto de la Consejería.

Notables son también las políticas para la atención a los mayores y a las personas con discapacidad. A las primeras se destinan 284,6 millones de euros, el 24,5 % más, para desarrollar los programas incluidos en el Plan Estratégico contra la soledad no deseada y el aislamiento social – al que se van a asignar 25 millones de euros anuales– y reforzar los de envejecimiento activo, además de elevar el 10,2 %, hasta los 87,3 millones, la cuantía dirigida a los conciertos. En el ámbito de la atención a la discapacidad, el presupuesto crece más del 10 % hasta sumar 190 millones de euros para ofrecer más servicios y más plazas.

La protección de los más vulnerables y la lucha contra todas las formas de pobreza ocupa un lugar prioritario en la acción de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, que reserva 76,5 millones para este fin. En este apartado, la consejera se ha referido a la Renta Garantizada de Ciudadanía (pendiente de revisión en el Diálogo Social, para la que se consignan 35 millones de euros); a las ayudas de emergencia para combatir la pobreza energética gestionadas por las corporaciones locales (que se refuerzan con una aportación extra de la Junta de cuatro millones en 2022 y cuatro en 2023), complementadas con la ayuda extraordinaria y directa de 130 euros a las familias más vulnerables para afrontar la subida de la luz y el gas; y al incremento del 11,7 %, hasta los 11,2 millones, en la partida consignada específicamente para impulsar la empleabilidad de personas en exclusión social.

La atención a la infancia contará con 75,7 millones (el 24,6 % más) para reforzar la prevención de la desprotección infantil y las acciones de protección a menores, incrementar el apoyo al acogimiento familiar y ampliar la red de recursos, mientras que juventud absorberá 22,2 millones (con un aumento del 11,6 %) para financiar medidas que favorezcan su formación, acceso al empleo y participación.

Finalmente, la apuesta por la igualdad y la lucha contra la violencia de género, que se erige como una de las líneas estratégicas del departamento liderado por Isabel Blanco, dispondrá de 11,2 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 5,37 %. 2022 se plantea como el año de consolidación de la Red Social de igualdad y lucha contra la violencia de género como marco de colaboración y actuación entre el sector público y privado para el impulso de este tipo de políticas.

Tres ejes de acción

La asignación de los 1.216 millones de euros que nutren el presupuesto de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades para 2022 se ha realizado atendiendo a tres ejes prioritarios de acción, coherentes con las directrices marcadas por el presidente Mañueco en su programa de Gobierno: el compromiso con los mayores, las personas con dependencia y con discapacidad; la protección de las familias y los jóvenes, y el fomento de la igualdad de oportunidades y la prevención y lucha contra la violencia de género.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído