​Consejos de psicólogos para pasar mejor la cuarentena por el coronavirus: No descontar los días, llevar unas rutinas y recordar que “esto va a pasar”, claves

Además, es recomendable apuntar las tareas en un papel, no estar todo el día en pijama o seguir conectados con los nuestros a través de las nuevas tecnologías

 Normalidad Coronavirus 4
Normalidad Coronavirus 4

Este pasado sábado, 21 de marzo, el estado de alarma decretado por el Gobierno para tratar de frenar la expansion de la enfermedad Covid-19 cumplía una semana. Siete días en los que los españoles se han visto obligados, salvo causa de fuerza mayor -como puede ser ir al supermercado, a la farmacia o a trabajar-, a permanecer confinados en sus hogares.

Esta situación se prolongará, como mínimo, una semana más y, si bien los primeros días han ido pasando rápidamente para según qué personas, poco a poco el desánimo se va a apoderando de unos y otros.

SALAMANCA24HORAS se ha puesto en contacto con la psicóloga salmantina Margarita Peralo, que ofrece diversos consejos para afrontar este encierro al que nos hemos visto sometidos. Lo más importante, como refleja ella, es tener claro que “esto va a pasar” y que “es necesario pasarlo”. Son dos conceptos, el de temporalidad y necesidad -por el bien de la sociedad-, que hay que “tener claro y repetir” cuantas veces sea necesario.

Tal y como comentábamos antes, los ánimos con los que empezó la cuarentena pueden ir, poco a poco, decayendo. Algo normal, considera Margarita, ya que durante este estado de alarma vamos a afrontar “distintas fases y estados de ánimo” que serán cíclicos. Es decir, se irán repitiendo con el paso del tiempo.

Así, los primeros días podrían parecer una “luna de miel o vacaciones, en los que estábamos muy animados”. Sin embargo, y pese a que esto ha ido cambiando, para recuperar esa energía y vitalidad es necesario repetirse “que esto va a terminar. No es un período indefinido, sino que tiene un inicio y un fin”, valora la psicóloga, reiterando que “es un período necesario para que nos contagiemos el menor número de personas posibles y que la enfermedad sea lo menos grave posible”.

Por todo ello, no nos hemos de poner nerviosos, pensar que lo llevamos mal o que el encierro nos afecta de forma más acusada. Todo lo contrario, hay que “normalizar lo que sentimos”. Es decir, ese miedo, angustia o enfado “entra dentro de la normalidad, y lo debemos de hablar con los demás porque todos estamos pasando por lo mismo”-

Margarita apunta que todas esas sensaciones “nos podemos permitir sentirlas”, porque no es que seamos más o menos fuertes, sino que no tenemos la obligación de estar contentos ya que esta situación es la que es.

De hecho, la psicóloga indica también que es bueno realizar y sumarse a todos estos rituales o retos que están realizando la mayoría de personas, como el salir a aplaudir a los balcones o dar toques con un rollo de papel higiénico, pero también añade que “si estoy angustiado, no tengo por qué hacerlo y puedo quedarme sentado en mi sofá”.

No contar y descontar los días, técnica para que el tiempo no pase tan lento; las rutinas, clave

Una de las cosas que más habla Margarita con sus pacientes -ella sigue teletrabajando-, sobre todo con los que se sienten más angustiados en casa, es que es mejor que no cuenten y descuenten los días que quedan para que esto termine. “Si subimos a las redes sociales el conteo o tenemos un calendario, esto nos hace poner nuestra atención en que el tiempo pasa despacio, y tendremos esa sensación. Por eso, hay que pensar que hoy es domingo, mañana lunes, y ya está”, asegura.

Sobre si antes se tenían planes especiales los fines de semana o algún otro día -como ir al cine, salir a cenar o a tomar algo-, no han desecharse en esta situación sino adaptarse. Se puede seguir quedando con los amigos a tomar unas 'videocañas' o realizar “esa cena más especial que siempre nos quejamos de que no podemos hacer por falta de tiempo”.

WhatsApp Image 2020 03 20 at 21.13.41

Porque, y aunque parezca lo contrario, el mantener unas rutinas -dentro de lo posible- nos ayudarán a afrontar la cuarentena con un mejor ánimo y a llevarla “lo mejor posible”. Margarita explica que aunque se teletrabaje y se puedan adaptar los horarios o directamente se esté obligado a estar en casa, no hay que levantarse más tarde, por ejemplo, ni comer a deshoras. En definitiva, “llevar unas rutinas que nos organicen el día y no nos hagan estar como dejados”.

Vestirse de calle, conectarse a través de las nuevas tecnologías y no caer en la monotonía, otros consejos

Otra de las cosas que no hay que hacer, bajo ningún concepto, es estar todo el día en pijama. Así, ya sea para las personas que teletrabajan, para los estudiantes que continúan con el curso online o para todas aquellas personas que tienen la obligación de estar en sus casas, lo recomendable es que, según nos levantemos -a la hora de siempre-, nos aseemos y nos vistamos con ropa de calle.

Si no, vamos a tener una sensación de “abandono total” que puede ser perjudicial para el orden mental y físico. Precisamente para mantener un bienestar corporal también es recomendable realizar ciertas actividades “a la misma hora a la que antes acudíamos”, y a poder ser, del mismo tipo: si hacíamos ejercicio físico, lo intentamos en casa; si íbamos a clase de algún idioma, lo estudiamos; etcétera.

Durante estos días, igualmente, es muy recomendable seguir conectado con los amigos y seres queridos a través de las nuevas tecnologías, muy útiles en este caso. Ya esa WhatsApp, Facebook, Skype... “Todo ayuda a estar en contacto con la gente a la que echamos de menos y pasar más fácilmente la cuarentena. Si otras veces hablamos de limitarlo, esta vez es ideal, siempre que se utilice correctamente, para tener una menor sensación se soledad”, afirma.

Si podemos salir tres veces de casa en vez de siete, mejor”

Durante estos días también hay dos tipos de personas: las que no pueden pensar en salir de casa y las que, directamente, no quieren hacerlo. Para las primeras, Margarita recuerda que tenemos la posibilidad de salir a hacer algunas tareas como tirar la basura, comprar en el supermercado o ir a la farmacia. “Pero si podemos salir tres veces de casa en vez de siete, mejor”, concreta.

De hecho, si dentro de casa se tiene una sensación de incomodidad y se tiene la sensación de que “las paredes se nos echan encima”, lo suyo es poner por escrito las rutinas y las tareas que se han de desarrollar a lo largo del día.

Margarita Peralo también recomienda realizar actividad física diaria, algo sencillo hoy en día porque muchos entrenadores han abierto gratuitamente sus rutinas de ejercicio físico, por lo que se pueden poner en la televisión y hacerlas. Esto conseguirá hacer más amena la estancia y no tener una sensación de monotonía que podemos tener si estamos todo el día con la televisión, el ordenador y el móvil.

Asimismo, es bueno continuar con esas rutinas de salir al balcón a aplaudir, a escuchar música y a preguntar al vecino o vecina que cómo se encuentra. “Yo, por ejemplo, ya no sé por quién aplaudimos, pero es importante por el hecho de salir y saber que no estás solo, que miles de vecinos están ahí”, asevera, relatando que “ojalá no volvamos a vivir nada parecido, pero lo importante es tener en cuenta que esto va a pasar”.

Cabría esperar” cierto estrés postraumático cuando pase la cuarentena, pero lo importante es que el miedo no se apodere de nosotros

Una de las cosas que pueden suceder si la cuarentena se alarga es que, cuando llegue a su fin, haya gente que tenga miedo de salir a la calle. “Es algo que cabe esperar”, relata Margarita, detallando que una vez vayamos teniendo más libertad puede darse un aumento de casos de “estrés grave, postraumático, fobias sociales o ansiedad”.

Esto es algo que “es de esperar” y es una reacción “normal” en el caso de suceder, repite, si bien para intentar evitarla es recomendable seguir una rutina “que nos obligue a que el miedo no se apodere de nosotros”.

Por tanto, si alguien no quiere bajar todos los días, sí que está aconsejado bajar cada dos o tres días a bajar la basura o a por el pan, aunque sea con guantes y otro tipo de protecciones. “El miedo y la ansiedad hay que afrontarlos, porque si los evitas, se apoderan de ti”.

La autorresponsabilidad también es necesaria en estos momentos. “Cuando bajemos, respiramos y, al subir, nos felicitamos”, cuenta Margarita, para así ir perdiendo ese miedo que podamos tener a salir. “Si en el futuro no pueden retomar la vida normal, ya se afrontaría en su momento, pero no podemos anticipar lo que pasará de aquí a mes y medio o dos meses, cuando la normalidad sea total”, añade.

Que el teletrabajo no invada tu vida personal

Ella, por su parte, tomó la decisión de teletrabajar desde el jueves. “Cada uno tiene sus circunstancias personales, pero si se trabaja desde casa es más importante tener unas rutinas y mantenerlas” puesto que, si no, es “fácil” que el trabajo pase a ocupar gran parte del día “o nos encontremos muchas otras dificultades”.

Además, Margarita cree que no siempre se puede abarcar el mismo trabajo desde casa que desde el lugar habitual, por lo que es recomendable “definirse un horario, como cuando íbamos al colegio, y un objetivo hasta el que se pueda llegar realmente”.

Hay que reconocer el esfuerzo de los sanitarios que están en primera línea

Desde el gabinete psicológico Del Castillo y Peralo, del que es parte Margarita, ya se han ofrecido para dar apoyo psicológico a los trabajadores sanitarios que están “en primera línea”. Y es que para ellas es “fundamental” cuidar su salud mental, remarcando además que “no hay una receta general o consejo que sirva para todos”.

Así, se antoja necesario saber qué es lo que angustia a cada uno, como el contagiar a su familia o no tener miedos suficientes para salvar todas las vidas, y trabajar con técnicas de disminución del estrés que son verdaderamente “necesarias”.

Por último, Margarita quiere mandar un abrazo a todas esas personas que no pueden teletrajabaar “y que por su situación económica y personal desarrollan una mayor ansiedad por la necesidad de salir a trabajar”. A todas ellas, les insiste en que recuerden que esta situación va a pasar más pronto que tarde, y que debemos tener eso en cuenta.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído