Cosas comunes que hacemos y por las que nos podemos llevar una buena multa

En el verano crecen las multas tanto para conductores como para peatones

5 Comentarios

Conducir con el brazo por fuera de la ventanilla conlleva una sanción | DGT
Conducir con el brazo por fuera de la ventanilla conlleva una sanción | DGT

El verano es una época parra relajarse, para disfrutar de las vacaciones, la playa, la piscina, los amigos… el calor se convierte en un compañero inestimable de estos días, pero el ir más ligeros de ropa o ir todo el día con la ropa de baño nos puede traer más de un quebradero económico en forma de multa.

En esta época estival crecen las multas en determinados lugares, sobre todo en aquellos destinos de playa, pero también en ciudades el interior como Salamanca. Sanciones que no son tan corrientes el resto del año, pero que en los meses de julio y agosto se multiplican, como caminar por algunas ciudades con el bañador puesto (de 120 a 3.000 euros de multa).

Relacionadas con el calor y la conducción existen sanciones ya más interiorizadas en la población y otras que no lo están tanto. Entre las más conocidas está el conducir sin camiseta o en chanclas, esta última no la especifica como tal el código de circulación español, pero si apunta a que el conductor debe estar “en todo momento en condiciones de controlar sus vehículos o animales”, por lo que conducir con tacones, chanclas u otro calzado que nos impida manejar con todas las garantías nuestro automóvil, conllevará una sanción de 200 euros.

Otra de las cosas que se hacen habitualmente en verano mientras se va conduciendo es sacar el brazo por la ventanilla y no nos referimos a sacarlo para saludar o en exceso para notar el viento. Simplemente llevar el codo por fuera del vehículo puede conllevar una multa desde 80 a los 200 euros.

Precisamente, 200 euros también nos puede costar pintarnos al volante. Da igual si se está en un atasco o en un semáforo, este acto también conlleva la misma sanción.

La misma cantidad monetaria podríamos llegar a abonar si no apagamos la radio del coche mientras estamos repostando. Precisamente, en la mayoría de las gasolineras el anuncio es claro: apague su motor, radio, luces, no fume y no use el móvil.

El verano también trae de la mano a esos coches, sobre todo de jóvenes, que aparecen por las calles de diferentes localidades de España con la música a todo volumen. Esto, si se realiza en las cercanías de un hospital o de una comunidad de vecinos, puede llevarle al infractor una sanción de 80 a 100 euros.

Relacionado con la música, también está prohibido circular con cascos (audífonos) mientras se maneja cualquier vehículo, es decir, las bicicletas también están incluidas en este supuesto que costaría una multa de 200 euros. Misma sanción conllevaría colocar un cartel de se vende en nuestro automóvil.

Ajenos a la conducción y al verano, también existen otras circunstancias que podemos llegar a hacer a lo largo de todo el año y puede conllevar multas de un elevado importe económico en función del lugar en el que vivas, como, por ejemplo, tirar toallitas por el inodoro puede llegar a tener en algunas localidades de España una sanción de 3.000 euros. Del mismo modo, en función de la ordenanza municipal de cada Ayuntamiento, abandonar un mueble en la calle podría suponer para el bolsillo una multa de 750 a 1.500 euros.

Por último, una sanción que vincula a los despistados. Perder más de tres veces el DNI supone una sanción que oscila entre los 100 y los 600 euros.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído