Crece la natalidad en los dos primeros meses del año respecto al mismo periodo de 2021 en Salamanca, aunque sigue sin alcanzar niveles prepandemia

La provincia registra 256 nacimientos en enero y febrero, frente a los 216 del inicio del año anterior

Mujer paseando con carro de bebé
Mujer paseando con carro de bebé

Corren tiempos en los que tanto las autoridades como la sociedad busca con ímpetu la “ansiada” normalidad que reinaba en el día a día antes de la pandemia. El coronavirus no solo provocó una paralización a nivel económico, sino que la incertidumbre causada y el tiempo encerrados en casa dio lugar a una esperada variación en los datos referentes a la demografía y su actividad. Así como disminuyó el número de divorcios durante el confinamiento estricto y posteriormente se vivió una subida generalizada, se esperaba un ‘baby boom’ a consecuencia del encierro. No obstante, el crecimiento, si tímido, todavía no se puede asegurar definitivamente.

Durante los dos primeros meses del año en Salamanca se registran 256 nacimientos, frente a los 216 del mismo periodo del 2021, tal y como recoge el Instituto Nacional de Estadística (INE). Esta diferencia supone un crecimiento del 18,5%. No obstante, en enero y febrero de 2020 nacieron 293 niños y, en 2019, 302.  Aunque la comparación aún no puede determinar que se esté regresando a cifras prepandemia, al menos las cifras de enero y febrero se presentan más optimistas que el año anterior.

En cuanto a la edad de las madres que han dado a luz durante el inicio de este año, cabe destacar que una de ellas tenía entre 45 y 49 años. La horquilla en la que se mantienen la mayoría está entre los 30 y los 39 años (147 de 256). Además, han sido madres 11 jóvenes de entre 15 y 19 años.

Salamanca pierde una media de 1.143 personas anuales desde hace veinte años

El INE publicó este jueves, 21 de abril, los datos definitivos del Padrón Continuo. Salamanca comenzó el año 2022 con 327.338 habitantes, 1.907 menos que el 2021. Nada sorprendente si se tiene en cuenta la evolución de población en la provincia en los últimos 20 años, que ha ido progresivamente disminuyendo.

En 2001, la provincia contaba con 350.209 personas y, desde entonces, ha decrecido la cifra anualmente menos en los paréntesis de 2002 a 2006 y de 2007 a 2009. En total, Salamanca ha perdido 22.871 habitantes, suponiendo una pérdida media de 1.143 personas por año.

La disminución progresiva en el número de vecinos en el territorio no se ve compensada por el exponencial aumento de extranjeros. Así, este 2022 comenzaba con 15.269 personas procedentes de otros países viviendo en Salamanca frente a los 3.684 de 2001.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído