Crecen un 18% las ejecuciones hipotecarias en Salamanca durante 2021, la mitad de ellas en viviendas urbanas

La reactivación de los juzgados ha permitido concluir procesos iniciados antes de la pandemia haciendo que la provincia suba 12 puntos por encima de la media nacional

Stop Desahucios
Stop Desahucios

Salamanca ha cerrado el 2021 con una importante subida de las ejecuciones hipotecarias llevadas a cabo por las entidades bancarias. Según los datos ofrecidos por el INE en su estadística sobre Ejecuciones Hipotecarias, en Salamanca se produjeron el año pasado 128 ejecuciones hipotecarias, veinte más que el año anterior aunque menos de la mitad que en 2019, cuando todavía no había entrado en vigor la moratoria aplicada por el Gobierno durante la pandemia. A pesar de que esta cifra es de las más bajas de la última década, en 2015 con el pico más alto de la estadística se produjeron 812 ejecuciones hipotecarias, Salamanca tiene una tendencia que no se corresponde ni con la nacional ni con la de Castilla y León.

Así, mientras que en Castilla y León las ejecuciones hipotecarias han bajado un 23,52 por ciento pasando de 574 a 439, en España la tendencia es una subida, aunque mucho más moderada que la salmantina. De hecho, en todo el territorio nacional solo ha subido un 6,8 por ciento, doce puntos menos que en nuestra provincia.

 Desahucio ejecutado en 2021 en Castilla y León. ICAL
Desahucio ejecutado en 2021 en Castilla y León. ICAL

El motivo de la subida se explica por la reactivación de la actividad en los juzgados, ya que al seguir vigente hasta septiembre el ‘decreto antidesahucios’ implantado por el ejecutivo nacional, no se han abierto nuevos expedientes y las ejecuciones de 2021 corresponden a procesos iniciados antes de la pandemia. Así lo aseguran desde Stop Desahucios Salamanca, que afirman que estos procesos suelen dilatarse cuatro o cinco años en los juzgados y todo lo que estaba en este proceso antes de la pandemia se está sentenciando ahora.

“La moratoria por la pandemia seguirá vigente hasta el 31 de septiembre y por tanto todos estos procesos son de antes de la pandemia”, afirma Maribel González Martín de Stop Desahucios Salamanca, que explica la subida de Salamanca asegurando que “en cuanto se retomó la actividad judicial se siguieron tramitando estos procesos, la rapidez depende de cada juzgado”.

Por su parte, desde ADICAE, la Asociación de Usuarios de Bancos Cajas y Seguros, se pide una nueva moratoria hipotecaria ante lo que denominan ‘preocupantes datos’.  Para ADICAE, los datos de ejecuciones y su evolución en todo el territorio nacional respaldan ‘de forma indiscutible la necesidad de establecer una nueva moratoria hipotecaria por al menos tres años que impida el inicio de nuevas ejecuciones y paralice las ya iniciadas’.  Las ejecuciones sobre viviendas de consumidores aumentaron en 2021 un 53,3% respecto a 2020, dato que al margen de las actuales medidas antidesahucios en vigor, que no revierten el embargo de la vivienda ni las "deudas perpetuas" ligadas a la ejecución hipotecaria, muestra un escenario de tendencia preocupante, en el que se superan ya los datos de 2017 (14.442 ejecuciones sobre viviendas de consumidores), según ADICAE.

De las 128 ejecuciones hipotecarias que se produjeron en Salamanca, casi la mitad (un 49 por ciento) fueron en viviendas urbanas con 63 ejecuciones, 4 en fincas rústicas (solo un 3,1 por ciento) 20 en solares y 41 en otro tipo de fincas urbanas. Es llamativo que con respecto al 2015, el año con más ejecuciones hipotecarias estas han bajado un 84 por ciento. En relación con otras provincias de Castilla y León, Salamanca es la tercera provincia en número de ejecuciones, tras León con 194 o Burgos con 174. Sin embargo, estas solo han subido con respecto al año anterior en Salamanca, Palencia y Valladolid.

Voluntarios de la plataforma Stop Desahucios Salamanca.
Voluntarios de la plataforma Stop Desahucios Salamanca

Situación en Castilla y León

Las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas se redujeron en Castilla y León un 23,52 por ciento durante el año 2021, al pasar de las 574 contabilizadas durante el año 2020 a las 439 realizadas a lo largo de 2021. La caída de las ejecuciones hipotecarias en Castilla y León contrasta con el aumento a nivel nacional, del 6,8 por ciento al pasar de las 18.920 del año marcado por la pandemia de COVID-19 a las 20.206 de este último 2021. De las 439 viviendas con ejecución hipotecaria en la Comunidad, 13 eran nuevas y 426 de segunda mano, mientras que 352 estaban en manos de particulares y 87 eran propiedad de entidades jurídicas. Además de las viviendas, se ejecutaron en Castilla y León 99 solares urbanos y otras 363 de otra naturaleza urbana, mientras que a ellas se suman las 82 fincas rústicas cuantificadas, hasta un total de 983 ejecuciones hipotecarias.

Las comunidades con mayor número de certificaciones por ejecuciones hipotecarias sobre el total de fincas en 2021 fueron la Comunidad Valenciana (7.573), Andalucía (6.727) y Cataluña (5.287). Por su parte, Navarra (136), La Rioja (266) y Cantabria (273) fueron las regiones que registraron un menor número de ejecuciones.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído