Cristina Narbona: "Me preocupa muchísimo que un país al que le ha costado tanto disfrutar de la democracia dé marcha atrás si no conseguimos más votos progresistas que de derechas"

La presidenta nacional del PSOE atiende en una entrevista a SALAMANCA24HORAS tras su visita a la ciudad de este sábado para homenajear a veteranos militantes socialistas

 Cristina Narbona (3)
Cristina Narbona (3)

¿Qué ha pasado para que hayamos llegado hasta aquí, a una nueva convocatoria para ir a votar el próximo domingo?

Desde luego, lo que puedo decir con toda rotundidad es que el Partido Socialista no quería que tuviéramos que volver a votar. Entre otras cosas, porque habíamos ganado con holgura no solamente a nivel nacional, sino también locales, autonómicas y europeas. Sobre todo, también porque al interrumpirse la legislatura se nos habían quedado por el camino muchísimas propuestas legislativas. Los propios Presupuestos Generales del Estado sin poder aprobarse. Somos muy conscientes de que en todo este tiempo ha habido un agravamiento de todos los problemas que sufre la parte más vulnerable de la ciudadanía, y que durante el tiempo que pasamos sin que haya un gobierno con plenas competencias haya algún dependiente más que no tiene la ayuda correspondiente o algún joven que se queda en una situación de precariedad.

¿Por qué no se dio ese gobierno con plenas competencias?

Desde la dirección del PSOE habíamos planteado como primera opción, tras haber reflexionado, el modelo portugués. Es decir, la posibilidad de tener el apoyo de Unidas Podemos sin que estuviera en el gobierno. La reacción de Unidas Podemos fue muy rotunda e incluso recuerdo que llegaron a decir que no querer que estuvieran en el gobierno era una humillación para sus votantes. Yo decía que al contrario, que conozco que en Portugal gente del Partido Comunista y del Bloco de Esquerda que se sienten más libres, incluso, para poder llevarle la contraria al gobierno de Antonio Costa si hace falta. Esta es una fórmula que no sólo existe en Portugal, también en Dinamarca y en otros países hay coaliciones donde las izquierdas están, además, con partidos de centro y de centro-derecha. Sin embargo, en relación con Unidas Podemos, desde el primer momento era evidente que había un tema que nos alejaba mucho de tener la tranquilidad de hacer un gobierno de coalición, que era cómo valoran en su partido el conflicto catalán.

Y eso fue clave, ¿no?

Fue un hecho que siempre estuvo ahí. Es verdad que Pablo Iglesias llegó a decir que él se comprometía a que, en esa materia, el PSOE liderase cualquier iniciativa. Pero claro, Podemos es un conglomerado de agrupaciones políticas con posturas muy distintas y lo hemos visto en los últimos meses. Había una importante dificultad para que los socialistas nos sintiéramos con toda la coherencia y la unidad que requiere un gobierno que se enfrenta a determinados desafíos. A pesar de eso, se les ofrecieron vicepresidencias y ministerios que ellos despreciaron porque, según su parecer, no tenían contenido.

¿Como cuál?

Por ejemplo, el Ministerio de Sanidad. Se les ofreció una vicepresidencia que tuviera toda la coordinación de las políticas sociales, el Ministerio para la Igualdad, el Ministerio de Vivienda y el Ministerio de Sanidad y Consumo. Y este último ministerio, aunque las competencias de Sanidad estén transferidas a las comunidades autónomas, tiene para España una importancia enorme en muchísimos temas, desde la gestión de los trasplantes a las relaciones con la industria farmacéutica. En definitiva, que ellos despreciaran esa oferta a algunos nos pareció una muestra de una actitud que no nos convencía en absoluto y, al final, no se llegó a un acuerdo. Es verdad que, en todo momento, el presidente del gobierno y todos los que seguimos de cerca la negociación teníamos una sensación creciente de dificultad práctica de incorporarlos al gobierno.

Entonces le pidieron al PP y a Ciudadanos que se abstuviesen.

Les habíamos pedido que, para no prorrogar la situación de interinidad, que no era nada buena para España ni para la confianza de los inversores, se abstuvieran. Que permitieran que el gobierno arrancara y que, como ha pasado en otras ocasiones en nuestra historia, que un presidente que no tiene mayoría pudiera ir negociando con los distintos partidos. Yo fui ministra en el primer gobierno de Zapatero en el que no teníamos mayoría absoluta. Yo misma llevé diez leyes al Congreso y las diez leyes las peleamos y las sacamos adelante. Entonces, el pensar que el Partido Popular, que si había conseguido podido ver a Rajoy gobernar era por la abstención del PSOE, no estuviera conforme cuando no había otra alternativa, nos disgustó sobremanera por lo que suponía.

Según lo cuenta, parece que el que ha sufrido ha sido el PSOE.

Yo creo que es bueno que no sólo nuestros militantes, también la opinión pública al completo conozca cómo han ido las cosas, porque lo peor que nos puede pasar es que mucha gente no quiera ahora ir a votar porque piense que, bueno, se va a volver a repetir la misma situación y vamos a ser incapaces. Lo que estamos intentado es convencer a todo el mundo de que se movilice. Tenemos ejemplos en comunidades autónomas donde hemos sido el partido más votado pero gobierna la derecha; y ese es un riesgo que podría darse en España.

Con Ciudadanos y ustedes hay demasiadas líneas rojas, ¿no? sólo hay que ver el caso de Castilla y León

Pero es que en Castilla y León, en particular, nos sorprendió. Yo creo que lo que voy a decir todo el mundo lo sabe, pero cuando llegaron las elecciones autonómicas y se constataron los resultados, desde la dirección socialista se le ofreció a la dirección de Ciudadanos una serie de posibles acuerdos para que en Madrid Ángel Gabilondo fuera presidente a cambio de que Begoña Villacís fuera alcaldesa. Aquí, también se negoció que Luis Tudanca fuera presidente y ellos gobernasen en Burgos. Lo mismo en la Región de Murcia con su capital. Sin embargo, Ciudadanos se negó en banda y dijo, de entrada, que todo menos pactar con el Partido Socialista. Claro, esto no parece lógico en un partido que incluso había tenido un acuerdo de gobernabilidad con nosotros sobre muchos temas de políticas varias no hace mucho; y que es un partido constitucionalista como nosotros. Hay tantas cosas con las que creíamos que con Ciudadanos podíamos entendernos... Albert Rivera ha cambiado el paso completamente en seis meses.

Usted es la presidenta del partido. Tiene conversación diaria con sus líderes. ¿Qué autocrítica hace Pedro Sánchez de todo esto, si hace alguna?

Creo que, desde el primer momento, todos hemos intentado identificar en qué instante nos equivocamos o hubiéramos podido hacer las cosas de otra manera. Mi interpretación es que hubiera sido preferible, para no prolongar esta situación durante los últimos meses, que no hubiéramos entrado a negociar cuando rechazaron el modelo portugués, porque había muchas cosas que nos distanciaban y Unidas Podemos no tenían una voluntad clara de entrar a formar parte del gobierno. Eso nos ha hecho perder mucho tiempo y a mí, lo que más me duele, es el rato que llevamos con el Parlamento parado. Ha sido una legislatura absolutamente escasa y no nos podemos sentir satisfechos porque no hemos podido prácticamente hacer nada útil por los ciudadanos que nos han votado. Mi autocrítica va, en este sentido, hacia que quizá lo podríamos haber resuelto antes. Si había que hacer elecciones, haberlas hecho sin necesidad de celebrar, incluso, el primer debate de investidura.

Cristina Narbona (2)


El lema con el que se presenta el PSOE este 10N es "ahora sí". No cree que da pie a interpretar "ah mira, antes no quería y ahora sí".

Yo creo que el lema tiene que ver con la urgencia. "Ahora sí o sí" (ríe), porque los problemas se han hecho más graves con el paso del tiempo. Cualquier problema que pensemos, desde el hecho de la financiación a los ayuntamientos o la atención a la dependencia, las cuestiones ligadas al mercado de trabajo... el pasar de los meses, en contra de lo que decía Rajoy que era que los problemas se arreglan solos, creo que los ha acrecentado. En un país que tiene enormes desigualdades sociales, que tiene bolsas de pobreza y un medio rural que está abandonado en determinados aspectos, cada día que pasa, para quienes tenemos la vocación de poner la política al servicio de la gente, es un drama. Ahora sí tenemos que echar el resto.

Pedro Sánchez o las derechas. ¿Cree que sólo hay esas dos opciones posibles?

Francamente, yo creo que sí. Es verdad que las encuestas se pueden equivocar, pero si uno las mira todas y además viaja y escucha a gente que nos vota y a gente que no nos vota; y en algunos momentos también discute de forma sana con gente que vota a otros partidos, pues las encuestas están indicando una probabilidad alta de que el PSOE sea el partido más votado. Pero eso no nos garantiza el desbloqueo, porque si no tenemos una mayoría más amplia de la que hemos tenido, puede ser que volvamos a tener dificultades para formar gobierno. No basta, entonces, con los que nos votaron en abril. Necesitamos más.

Vale, Pedro Sánchez gana las elecciones y es investido presidente. ¿Qué pasos van a dar con Cataluña?

En primer lugar, yo creo que todavía de aquí al día de las elecciones es posible que asistamos a una dificultad creciente de actitudes por parte del gobierno de la Generalitat. Así que no sé si de aquí al día diez en Cataluña los problemas serán más graves porque la irresponsabilidad de los independentistas más radicales aumente. Son demasiados los heridos. Hay que recordar que la mitad son personas de los Mossos, de la Policía y de la Guardia Civil... es decir, por mucho que se quiera poner en cuestión que las Fuerzas de Seguridad han actuado de forma excesiva, sólo hay que ver los resultados y conocer quiénes han sido víctimas de los radicales. Vamos a ver qué pasa en Cataluña en los próximos días, porque los CDR están amenazando con dificultar el acceso a las urnas, que es gravísimo; por lo que no cabe excluir ningún tipo de decisión por parte del gobierno. 

¿Me está hablando de aplicar el 155?

Hasta ahora, el presidente ha puesto por delante la actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad dentro de una proporcionalidad que evite una espiral de violencia, pero está claro que están abiertas todas las hipótesis. No podemos descartar nada y, claro, eso condicionará el después. ¿Habrá elecciones en Cataluña? Es posible que en algún momento próximo nos enfrentemos con una nueva cita electoral allí. Y en este punto, todos los que creen que sería importante que Cataluña siga formando parte de España deberíamos conseguir tener un voto mayoritario en esas urnas. Me consta que hay independentistas moderados que están hartos de la situación y han dejado de confiar en sus líderes y no les van a volver a votar. Ojalá sean personas que cambien su intención de voto, porque el mejor futuro para Cataluña comenzaría el día que las urnas democráticas dieran un resultado más importante de votos antiindependentistas. 

¿Y a nosotros? a los salmantinos digo, ¿a qué nos tenemos que agarrar para no irnos todos y echar el candado?

Bueno, el gobierno de Pedro Sánchez a través de la comisionada Isaura Leal aprobó unas directrices de estrategia para el medio rural y el reto demográfico que, muchas de ellas, forman parte de nuestro compromiso electoral ahora mismo. Por ejemplo, el hecho de que se garanticen los servicios básicos y, en particular, la salud. Hay un compromiso del PSOE de, si estamos en el gobierno, que haya los medios públicos para que todos los días en los pueblos donde no hay un centro médico se pueda trasladar a la cabecera de comarca a las personas que lo necesiten, o incluso que pueda haber servicio a domicilio. Hay dos cuestiones básicas en el medio rural que hay que garantizar. El primero es el mantenimiento de la escuela rural, de la sanidad y la atención a la dependencia; de la conectividad y que llegue de verdad hasta el último rincón la posibilidad de la comunicación. Y en segundo lugar, hay que sacarle el máximo partido a los fondos europeos. La nueva PAC, por ejemplo, donde va a haber recursos para que en el medio rural se mantenga la biodiversidad. Por lo tanto, sin necesidad de que haya una producción que vaya al mercado, va a haber recursos para que se mantenga la vida vegetal y animal en el medio rural. Eso significa que el Ministerio de Agricultura está ya trabajando para que los programas de desarrollo rural puedan obtener el máximo de recursos para conseguir más instalaciones de energías renovables. Tenemos un espacio vacío que puede albergar muchas instalaciones de energías renovables.

Por último, el mensaje para esos millones de indecisos. Siete y medio que dicen que van a votar, según el INE, pero aún no saben a quien.

Yo les pediría que decidieran su voto pensado, en primer lugar, en el tipo de decisiones que ha tomado el gobierno de Pedro Sánchez los diez meses largos que ha podido tomar decisiones. Porque estoy segura que a ellos o a su entorno les puede haber beneficiado. Estoy hablando de la subida del salario mínimo, a la elevación de las pensiones de acuerdo con el IPC, a los subsidios para los mayores de 52 años, a la reducción en los copagos farmacéuticos... hay una lista de decisiones tomadas por el gobierno de Pedro Sánchez con el objetivo de reducir las desigualdades de nuestro país. También, de combatir la pobreza y, en particular, la infantil. Que piensen que el gobierno del PSOE ha dejado a mitad de camino, seguro, cosas que les afectan, como es que cambie la legislación del mercado laboral, o que se consolide el sistema público de pensiones, o que aumenten los recursos para atender a los dependientes. Las cosas que hemos hecho este pequeño tiempo que hemos tenido tiene que ser valorado y que se enteren de lo que está pasando en territorios donde Vox es más decisivo que aquí en Castilla y León. En Madrid, Andalucía, Murcia... en todos estos territorios Vox, desde fuera de los gobiernos, está condicionando la acción de los partidos de derecha. A mí me preocupa muchísimo que un país al que le ha costado tanto disfrutar de la democracia de marcha atrás si no conseguimos tener más votos progresistas que de derechas.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído