Crossfit, ¿aceptas el reto?

Cada vez son más los asiduos a esta forma de ejercitar el cuerpo. Se trata de una instalación muy básica, al contrario que un gimnasio tradicional, no hay clases de zumba, pilates ni nada por el estilo, los usuarios no están aislados con sus auriculares, viendo la televisión o corriendo durante horas en una cinta de correr
 

 Crossfit, ¿aceptas el reto?
Crossfit, ¿aceptas el reto?

Es probable que pasando por algún polígono industrial hayas visto alguna nave con un gran letrero que pone: Crossfit. ¿Qué será eso?, te preguntarás. Se trata de un espacio destinado para hacer deporte. ¿Un gimnasio? No, no se denomina gimnasio. El lugar de entrenamiento de los “crossfiteros” se denomina Box. Se trata de una instalación muy básica, al contrario que un gimnasio tradicional, no hay clases de zumba, pilates ni nada por el estilo, los usuarios no están aislados con sus auriculares, viendo la televisión o corriendo durante horas en una cinta de correr. 

En los boxes se ve una unión entre los integrantes, unos se animan a los otros… hay gente que dice que son una secta… yo lo denominaría hermandad. Son espacios planos compuestos por barras olímpicas, anillas, pesas rusas, sacos, cajones, balones medicinales y un sinfín de utensilios destinados a sacar lo mejor de ti en cada entrenamiento. 

El crossfit se utilizó en el pasado para mejorar la condición física de policías, militares y fuerzas especiales. Actualmente, se trata de un estilo de vida. Muchos deportistas de diversas disciplinas utilizan el crossfit para mejorar en gran medida el deporte que habitualmente practican, ya que físicamente la evolución es notable en poco tiempo. Mejorarás en aspectos como la resistencia cardiovascular, fuerza, flexibilidad, coordinación, agilidad, equilibrio, precisión, potencia y velocidad. 

Cada día se realiza una rutina llamada WOD (work of the day). Se trata de un circuito de ejercicios funcionales realizados a intervalos, ejecutados a alta intensidad, con un escaso descanso. El WOD cambia cada día, eso ayuda a que cada día sea un reto diferente. Los ejercicios son muy completos, sus movimientos son naturales, trabajas cadenas musculares y podrás utilizarlos en tu día a día. 

Puedes empezar a practicar crossfit en cualquier momento, no hace falta que partas con un nivel físico determinado. Se trata de un deporte que se adaptará a tu nivel y tu progresión será constante e individualizada.

Los crossfiteros tienen su propio idioma. Si quieres formar parte de ellos tendrás que aprender conceptos como: box (gimnasio de crossfit), wod (entrenamiento diario), Dumbell (mancuerna), burpees (movimiento de flexión y salto), pull-ups (dominadas) o squats (sentadillas). Hay decenas de palabras anglosajonas que deberás usar si quieres integrarte totalmente en la comunidad.  

Desde que se empezó a poner de moda el crossfit, muchos detractores han tachado de lesivo a este deporte. Está claro que si se realiza sin control, las probabilidades de lesionarse son muchas (al igual que en cualquier otro deporte). 

Como experto en fitness considero que antes de empezar a realizar cualquier actividad física deberías hacerte un chequeo médico. Tratándose de crossfit, el mejor consejo que puedo darte es que pases muchas horas practicando la técnica de los movimientos. Ese proceso evitará lesiones futuras, mejorará tu técnica y podrás completar los entrenamientos con más seguridad.

En el box Frog CrossFit Salamanca son expertos en técnica, bajo mi punto de vista, la buena preparación de los monitores y la forma de enseñar hace que tus progresos sean rápidos, seguros, visibles y harán que ames este deporte desde el primer minuto. 

Si estás cansado de tu gimnasio habitual y quieres experimentar nuevos retos te aconsejo que pruebes una sesión de crossfit… ¿Te atreves? 

Raúl Garrido Barrientos es entrenador personal, nutricionista y experto en nutrición deportiva.

raulentrenador@gmail.com

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído