CSIF aplaude la decisión de los rectores de cerrar los centros universitarios de Castilla y León

El sindicato independiente reclama también que se cierre el resto de los centros educativos no universitarios, para evitar riesgos de contagio de coronavirus entre los docentes y demás personal

 2330366
2330366

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) aplaude y agradece la decisión de cerrar todos los centros universitarios de Castilla y León, tomada hace escasas horas por los rectores de las universidades públicas de Castilla y León, después de que el sindicato independiente lo solicitara en la mañana de este domingo, a través de un escrito remitido a la comunidad universitaria de las Universidades Públicas de Castilla y León.

Tras la publicación en el día de ayer, en el Boletín Oficial del Estado del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, CSIF ha pedido en la mañana de este domingo el cierre de todos los centros universitarios, con el fin de contribuir a evitar la propagación del coronavirus, y tratar de evitar que sean los propios empleados quienes tengan en sus manos la decisión de tener que ir a trabajar o no, “pues si nos podemos quedar en casa y teletrabajar desde los hogares no resulta adecuado asumir riesgos innecesarios”.

Así lo señala Roberto Fernández, responsable de Universidades del sector de Educación de CSIF en Castilla y León. Recuerda que, en el escrito, también se han pedido instrucciones para identificar de manera excepcional y limitada aquellas áreas que deberán prestar servicios mínimos presenciales indispensables (siempre y cuando no exista la alternativa del trabajo a distancia), a fin de asegurar la continuidad de los servicios universitarios. En particular, se exige garantizar la docencia a distancia on line, o el mantenimiento de las páginas webs y el correo electrónico corporativo. 

Asimismo, se pretende impedir daños irreparables a las investigaciones en curso, para lo que hay que mantener el cuidado de animales, y la continuidad de las investigaciones en laboratorios, tal y como se hace en otros momentos como los descansos en Navidad o Semana Santa.

Igualmente, CSIF reclama que refuerce la protección y los protocolos sanitarios de actuación, para cualquier trabajador que haya de prestar servicios presenciales en cualquier centro de las Universidades Públicas de Castilla y León, con el fin de salvaguardar su salud durante el desempeño de su actividad.

Los rectores de las Universidades Públicas de Castilla y León han enviado un correo a la comunidad universitaria dando cuenta de las medidas adoptadas por las Universidades Públicas de Castilla y León, en coordinación con la Consejería de Educación, ante la declaración del estado de alarma en el que, entre otras cosas, se establece “suspender de manera inmediata las actividades presenciales del sistema universitario público de Castilla y León, con las excepciones que se contemplan en este acuerdo y los planes de contingencia”, y cerrar los edificios de las universidades públicas de Castilla y León.

También, “toda vez que las limitaciones de movilidad permiten el desplazamiento al lugar de trabajo, las personas de la comunidad universitaria podrán acceder a los edificios para realizar las tareas imprescindibles relacionadas con la docencia no presencial, la investigación, la gestión o la administración, en las condiciones que establezca cada Universidad. El tiempo de permanencia en los edificios se reducirá al mínimo indispensable para cumplir con las tareas estrictamente necesarias, y siempre respetando las normas de prevención y distanciamiento interpersonal, para garantizar la seguridad de su salud”, se dice en las nuevas instrucciones de los rectores.

La universidad podrá “adoptar las decisiones precisas, a fin de garantizar los servicios de mantenimiento y aquellos otros que sean convenientes para el aseguramiento de personas y bienes. Todo el personal debe consultar y conocer los planes de contingencia, y estar en comunicación con los responsables de los centros de trabajo universitarios”.

Desde CSIF, “queremos poner de manifiesto el agradecimiento a los rectores por la prontitud y rapidez en adoptar esta decisión, y el ejercicio de responsabilidad mostrado a toda la sociedad, con medidas que van en la línea que este sindicato lleva reclamando desde hace días a nivel nacional”, valora Roberto Fernández

En cualquier caso, “queda todavía tarea pendiente, de manera que pedimos a los equipos rectorales un esfuerzo extra para que publiquen y notifiquen a todos los empleados de las Universidades, si no lo han hecho ya, los planes de contingencia con el fin de que todo el mundo sepa que tiene que hacer en cada situación concreta”.

Además, “y dado que estas medidas sobre la Universidad han sido realizadas en coordinación con la Consejería de Educación, pedimos de esta el mismo ejercicio de responsabilidad, y que proceda a cerrar los centros educativos no universitarios, para evitar cualquier tipo de riesgo sobre el personal que presta servicios en los mismos, y luchar así más eficazmente contra la extensión de la pandemia. Si los alumnos no van a estar, por prevención, tampoco tiene sentido que estén los docentes”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído