¿Cuáles son las razones y los delitos por los que el rapero Pablo Hasel ha ingresado en la cárcel?

El rapero acumula varias condenas por enaltecimiento del terrorismo, injurias a la Corona y agresiones a un periodista y al testigo de un juicio

El rapero Pablo Hasel. | FOTO: EP
El rapero Pablo Hasel. | FOTO: EP

Este jueves, 18 de febrero, se ha convocado en Salamanca, como en muchas otras ciudades, una concentración en apoyo del rapero Pablo Hasel, que ha entrado en prisión recientemente. La protesta está fijada para las 19:30 horas de este jueves, 18 de febrero, en la Plaza Mayor de Salamanca bajo el eslogan "Secuestrado por el Estado: ¡Todos a la calle!". 

Pero, ¿por qué Pablo Hasel ha ingresado en prisión? ¿Por qué se han convocado manifestaciones que han acabado en disturbios en muchas ciudades del país? Pues bien, los mossos han dado cumplimiento a la orden de detener a Hasel para ingresarlo en prisión, a fin de cumplir una condena de nueve meses de prisión por delitos de enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Corona.

El rapero deberá cumplir así con una condena que ya había sido rebajada, y después de que otra le hubiera sido suspendida.

Primera condena por enaltecimiento del terrorismo

En abril de 2014, la Audiencia Nacional condenó a Hasel a dos años de cárcel por enaltecimiento del terrorismo, recogido en el artículo 578 del Código Penal. Este hecho tuvo su origen en unas canciones subidas a YouTube en las que hablaba del terrorismo de ETA, Grapo, Terra Lliure o Al Qaeda. Entre las frases de sus canciones: "¡Merece que explote el coche de Patxi López!",  "Es un error no escuchar lo que canto, como Terra Lliure dejando vivo a Losantos" o "Los Grapo eran defensa propia ante el imperialismo y su crimen". 

Los magistrados descartaron entonces que estas declaraciones estuvieran amparadas por el derecho a la libertad de expresión, ya que en ellas "late de una manera patente el discurso del odio".

Sin embargo, en septiembre de 2019 la condena fue suspendida por la Audiencia Nacional. La Fiscalía no se opuso a ello al considerar que Hasel cumplía con los requisitos para recibir este beneficio: la condena no superaba los dos años y al momento de los hechos (2014) no tenía otros antecedentes penales. 

El auto, sin embargo, apercibía al rapero de que si volvía a delinquir "se procederá, sin más trámite, a ejecutar la pena en su día impuesta". 

Segunda condena, por enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Corona

En marzo de 2018 la Audiencia Nacional volvió a condenar al rapero por enaltecimiento del terrorismo, pero en esta ocasión con injurias a la Corona y a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. La sentencia incluyó también una multa de 24.300 euros. La pena fue rebajada poco después por el Tribunal Supremo a nueve meses de prisión y multas. La razón de la disminución de la condena fue que varios de los mensajes de Hasel se referían a ETA y a los Grapo, bandas criminales que ya no estaban en activo y llevaban "un tiempo importante sin realizar acciones terroristas".

En esta ocasión, el origen fue una serie de más de 60 tuits entre 2014 y 2018 en los que Hasel hablaba de esos grupos terroristas, de la Corona y de la actuación de la Guardia Civil. Algunos tuits fueron: "La familia real son unos parásitos", "La monarquía tiene negocios criminales como el tráfico de armas a Arabia Saudí", "La Guardia Civil, como hasta el tribunal europeo ha dicho, ha torturado", 

La condena del Supremo fue: enaltecimiento del terrorismo, con la agravante de reincidencia: 9 meses y 1 día de prisión y una multa de 168 días, con cuota diaria de 30 euros; injurias y calumnias contra la Corona, pena de 12 meses de multa con una cuota diaria de 30 euros; injurias y calumnias contra las Instituciones del Estado, pena de 15 meses de multa.

Es por esta condena por la que Hasel entra en estos días en prisión, al ser ya sentencia firme. El rapero, eso sí, optó por recurrir al Tribunal Constitucional, al considerar que no había argumentado suficientemente la "especial trascendencia constitucional". 

Condenas por agresiones

Hasel también tiene dos condenas más, una de ellas a seis meses de cárcel por agredir a un periodsita de TV3 en una rueda de prensa que tuvo lugar en el rectorado de la Universidad de Lleida. El juez consideró probado que Hasél empujó, insultó y roció con un líquido de limpieza al periodista. Por ello, además de la pena de prisión, le obligó a indemnizar a la víctima con 12.150e y a una multa d 5.400e por coacciones por haber impedido que periodistas grabaran.

En segundo lugar, fue condenado en junio de 2020 a dos años y medio de cárcel y a una multa de 2.400 euros por agredir a un hombre que fue testigo en un juicio y cuyo testimonio iba en contra del de un amigo.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído