¿Cuánto debo pagar por una tarifa móvil si quiero ahorrar?

En verano las compañías móviles siempre lanzan promociones con las que buscan atraer todas las miradas. Pero una vez pasado el tiempo promocional, ¿cuáles son las mejores tarifas móviles? ¿Cuánto deberíamos estar pagando por nuestra tarifa para poder considerarla barata?

 ¿Cuánto debo pagar por una tarifa móvil si quiero ahorrar?
¿Cuánto debo pagar por una tarifa móvil si quiero ahorrar?

Desde el comparador HelpMyCash.com nos dan las cifras. El mercado está repleto de tarifas móviles para todos los gustos, desde las más básicas con un coste fijo por minuto hasta las que incluyen llamadas ilimitadas. Pero ¿cuánto es lo máximo que deberíamos pagar para tener una tarifa de móvil barata? Todo depende del consumo, obviamente, pero si nos quedamos con los valores básicos, podemos hacernos una idea bastante clara.

Si consideramos que una tarifa móvil sencilla nos ofrece llamadas a cero euros el minuto y nos incluye al menos 1 GB, el precio no debe superar los seis euros. El rango de precios es bastante grande, ya que se tienen en cuenta el número de minutos incluidos de forma gratuita. Así, por ejemplo, mientras las versiones más básicas cuentan con cinco minutos por llamada y no más de cinco euros de coste, las superiores nos ofrecen hasta una hora por llamada sin coste.

Incluir llamadas ilimitadas triplica el coste

Si buscamos una tarifa un poco más completa que, por lo menos, nos incluya llamadas ilimitadas y 1 GB, deberemos triplicar (casi) nuestro presupuesto. Tal y como recoge el comparador HelpMyCash.com, las tarifas de este tipo más baratas de 2017 se mueven entre los 16 y los 17 euros.

¿Y las grandes empresas de telecomunicaciones del país? Como pasa desde hace años, Movistar, Vodafone y Orange se quedan fuera de lo que podríamos considerar las tarifas móviles más baratas. Si bien es cierto que con muchas de ellas podemos conseguir otro tipo de beneficios, como el roaming gratis más allá de la UE o minutos ilimitados a coste cero, hay que revisar bien sus precios.

Para hacer frente a estas diferencias, las grandes compañías se apoyan en sus versiones low cost. En definitiva, apostar por una de las grandes hoy en día solo tiene sentido si la tarifa forma parte de un combinado de Internet o si queremos tener acceso a algún extra por el que sus rivales nos subirían en exceso la factura, como el roaming fuera de Europa, por ejemplo.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído