Denuncian un segundo brote de coronavirus en Majorel que afecta a nueve trabajadores

CGT asegura que la empresa -antes Qualytel- "está abocando a los empleados, que vienen de bajas y excedencias, a volver a la plataforma, tengan o no patologías de riesgo y deniega el teletrabajo"

17 Comentarios

 Qualytel majorel
Qualytel majorel

La sección sindical de CGT Qualytel Majorel Salamanca ha denunciado un segundo brote de coronavirus con nueve positivos confirmados desde el pasado 15 de octubre hasta este viernes. Recuerda que el primero se produjo en agosto con 23 positivos, de 100 trabajadores presenciales, del total de 1.400 trabajadores de la plantilla, "por lo que la tasa de contagio es de 4.500 casos por 100.000".  

Sin embargo, CGT asegura que la empresa "está abocando a los trabajadores, que vienen de bajas y excedencias, a volver a plataforma, tengan o no patologías de riesgo, denegando teletrabajo en primera instancia, retrasando los trámites; o remitiendo a la mutua, de forma desigual y discriminatoria, para que valore la necesidad de teletrabajo de unos sí y otros no. Cuando lo que debería hacer es lo contrario: abogar por el trabajo en el domicilio para todos de forma prioritaria".  CGT ve "una discriminación y una penalización a los trabajadores que vienen de bajas y excedencias, algunos incluso convalecientes de COVID-19".

Asimismo, este sindicado asegura la negativa de la empresa "de imponer el uso obligatorio de mascarilla en el centro de trabajo, amparándose en la normativa o recomendaciones de la Junta de Castilla y León, al no ser un centro público o abierto al público. ¿No es absurdo un centro de trabajo con 200 personas sin mascarilla obligatoria y sin embargo sí la lleven 18 alumnos en el aula de un colegio?", se pregunta CGT.

Con un aumento de trabajadores de 1.400 a 1.800, CGT considera que el teletrabajo está permitiendo a la empresa "crecer más allá de la capacidad que tenía en la plataforma, al no estar ceñida a limitaciones físicas y de espacio. El teletrabajo les beneficia y, aun así, quieren limitarlo. En agosto eran 100 trabajadores presenciales, ahora son unos 200. No hay necesidad de poner en riesgo la salud de nadie. No hay necesidad de arriesgar las vidas de las familias salmantinas, en medio de la segunda ola porque la a salud es un derecho", manifiestan en un comunicado.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Lo más leído