El descenso del desempleo es el más abultado en número en un marzo sin rastro de la Semana Santa

Cayó en 275 personas, lo que implica que, aunque uno de los peores en términos absolutos en el tercer mes del año, sí es un buen dato si se comprueba su estacionalidad por la Semana Santa. Hace dos años, cuando también fue en abril la festividad religiosa, el descenso no llegó a las 200 personas y luego se disparó hasta las 1.000 en abril

 Paro Inem Ecyl Desempleo prestación (4)
Paro Inem Ecyl Desempleo prestación (4)

El descenso de 275 personas en marzo en las listas de desempleo según los datos publicados este martes por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social suponen una de la peores cifras, en términos totales, de los últimos años.

Así, suponen hasta 65 personas menos de las que hubo en el mismo mes de 2018, cuando el descenso llegó a las 340. De hecho, desde el 2013, apenas en dos ocasiones el descenso no bajó de los 300 desempleados menos. 

Así fue en todos los años, salvo en 2014, cuando incluso subió el paro, y en 2017, cuando el descenso fue de apenas 176 personas. Todo ello contando que el tercer mes del año suele ser positivo para el empleo desde que la crisis no afectó directamente al empleo, algo que comenzó a ocurrir en 2013. 

Sin embargo, en esta lectura se debe tener en cuenta, más que en la mayoría que se pueden realizar en otros meses, la estacionalidad. Y es que marzo suele ser un mes donde la Semana Santa actúa directamente sobre el trabajo y el número de contratos. 

De esta manera, casualmente, en todas las ocasiones en las que el desempleo ha bajado en más de 300 personas, la Semana Santa fue en marzo. Tan solo en el año 2015, se dividió entre los dos meses, aunque es cierto que los días más fuertes, desde el Jueves Santo hasta el Domingo de Resurreción, sí fueron en abril. 

También el año pasado el último día, la Pascua, incluyó a abril, aunque el peso fuerte de la misma sí recayó en el mes de marzo. 

Ante ello, y a debidas cuentas que la Semana Santa, propiamente dicha, en este 2019 comenzará el 14 de abril, en el que incluso los preparativos quedan lejanos, los datos sí resultan positivos, aunque obviamente habrá que calibrarlos con los que se consigan en abril. 

Y es que durante 2018, por ejemplo, los datos en abril fueron incluso más positivos que en marzo, con un descenso superior a las 500 personas en el paro. En 2017, cuando la Semana Santa sí se celebró en abril, la bajada fue de casi 1.000, por lo que al final de estos dos meses se podrá calibrar mejor el impacto en la estadística laboral. 


Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído