La DGT se da un año para evaluar la medida de supresión del margen de 20km/h para adelantar en carreteras secundarias

Prevé que los conductores que se examinen con coche automático puedan conducir también un vehículo manual realizando un curso habilitante

EP

6 Comentarios

Carretera de Béjar
Carretera de Béjar

La Dirección General de Tráfico (DGT) se ha dado un año para evaluar la eficacia de la medida por la que se suprime el margen de 20 kilómetros hora (km/h) adicionales para adelantar en carreteras convencionales, que entrará en vigor el próximo 21 de marzo en el marco de la reforma de la Ley de Tráfico aprobada el pasado diciembre.

Así lo ha anunciado el director general de Tráfico, Pere Navarro, durante su participación este miércoles en el Encuentro Informativo 'Reforma de la Ley de Tráfico y Seguridad Vial', organizado por Europa Press, con la colaboración de CEPSA, un acto que ha tenido lugar en el auditorio de la Torre CEPSA en Madrid.

"Somos conscientes de que hay un gran debate abierto sobre los 20 km/h; déjennos un año para ver cómo evoluciona; los datos nos darán la respuesta", ha apelado, justificando esta polémica medida en que la velocidad también es una de las principales causas de accidentes de tráfico y en que tres de cada cuatro siniestros tienen lugar en este tipo de carreteras. Navarro ha recordado, además, que al año, se suceden unos 239 muertos por choque frontal en este tipo de vías.

Preguntado sobre si con la entrada en vigor de la reforma de la Ley de Tráfico se prevén más controles para garantizar el cumplimiento de la normativa, el director general de Tráfico ha contestado que no ve la necesidad y que una de las líneas de trabajo es reforzar la educación y formación vial.

Así, ha agregado que además de los sistemas de control y vigilancia, España cuenta con un procedimiento sancionador "eficiente". No obstante, Pere Navarro sí ha reconocido que faltan agentes de Guardia Civil de Tráfico, "por la inmensa labor preventiva" que realizan. "Nunca hay bastantes", ha apostillado.

Respecto a la posibilidad de instaurar peajes por uso de las vías de alta capacidad, que el Gobierno de Pedro Sánchez ha descartado incluir en la próxima ley de Movilidad Sostenible, el director general de Tráfico ha insistido en que la "única obsesión" de la DGT es que se ha de conservar la red de carreteras del Estado, a lo que ha añadido que en Europa "hay un peaje blando, pequeño" que se hace cargo de la financiación y mantenimiento de las carreteras.

"Mucho me temo que Bruselas nos ha dicho: Os doy este dinero, pero no va para pagar la conservación y el mantenimiento de las carreteras. Esto lo tenéis que resolver por otra vía", ha subrayado Pere Navarro, quien ha insistido en que se trata de un tema de Estado, con el que "no se puede hacer política de oposición a corto plazo".

Desde el pasado 11 de mayo de 2021, el límite de velocidad en vías urbanas es de 20 km/h en vías que dispongan de plataforma única de calzada y acera; de 30 km/h en vías de un único carril por sentido de circulación y de 50 km/h en vías de dos o más carriles por sentido de circulación.

En relación con ello, Pere Navarro ha asegurado que se trata de la medida que "más aprecia" la DGT y ha añadido que cuando se cumpla un año de su implantación se hará un balance y que las primeras informaciones apuntan a que ha tenido "un impacto positivo en la seguridad vial".

El director general de Tráfico ha lamentado los datos de siniestralidad del mes de enero que "no fue malo, lo siguiente", al alcanzar los 100 muertos en las carreteras. Por ello, ha indicado que de cara a la Operación Especial de Semana Santa están buscado formas para llamar la atención de los usuarios de cara a reducir los siniestros viales.

Cambio de etiquetas medioambientales

Por otro lado, se ha referido a las pruebas prácticas de conducir que se realizan actualmente en España, que se hacen con un vehículo manual. En este aspecto, Navarro apuesta por que los aspirantes puedan hacerlo también con coches automáticos.

"Suena raro que estemos examinando con el cambio manual aquí", opina, para advertir, no obstante, de que si una persona se examinara con un vehículo automático, no podría conducir uno manual. De ahí que, tal y como ha anunciado, la DGT esté trabajando en un curso complementario para que quienes se hayan examinado con un coche de estas características, pueda estar igualmente capacitadas para conducir un vehículo manual. "Está en cartera; lo haremos, lo que no puedo decir es cuándo", ha remarcado.

Por último, ha descartado que se vayan a modificar para esta legislatura las etiquetas medioambientales de los vehículos. "Lo haremos, pero no en este momento, está aparcado", ha indicado, confirmando que esta medida se prevé retomar en la legislatura siguiente.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído