Día Mundial de la lucha contra el Sida: una enfermedad que repunta porque los jóvenes le han "perdido el miedo"

Según indica a SALAMANCA24HORAS el doctor Moncef Belhassen García, médico internista del Hospital de Salamanca y especialista en enfermedades infecciosas, entre 600 y 650 personas con sida son atendidas en el Complejo Asistencial de la ciudad cada año y, en los últimos doce meses, se han registrado treinta nuevos casos, pese a que lo habitual suelen ser "unos veinte"

3 Comentarios

 60402 079 Depistage sida
60402 079 Depistage sida

El Día Mundial de la lucha contra el Sida, instituido por la Organización Mundial de la Salud en 1987, proporciona una importante oportunidad para reforzar el interés por el VIH/sida en el conjunto de la sociedad, atendiendo a la difusión de mensajes de solidaridad, normalidad, tolerancia y no discriminación en torno a esta enfermedad 

Este año, con motivo de la celebración de este día, Naciones Unidas quiere recordar la importancia de las comunidades en la respuesta al sida a nivel local, nacional e internacional. Las personas con infección por VIH continúan expuestas a situaciones de discriminación. En este sentido la información es un elemento clave.

La enfermedad

El sida (Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida) es una enfermedad transmitida por un retrovirus, el virus VIH (Virus de la Inmunodeficiencia Humana). Este virus ataca las defensas (sistema inmune) del organismo y las va destruyendo progresivamente, de forma que con el tiempo las personas infectadas tienen mayor predisposición a padecer infecciones graves o tumores. Muchas personas no saben que están infectadas, porque los síntomas pueden no aparecer hasta varios años después de haberse infectado. Cuando aparecen estas infecciones o tumores, se dice que se tiene sida. Antes de que aparezcan, se dice que se está "infectado".

Cualquier persona puede infectarse, si se comparten objetos contaminados (jeringuilla, cepillo de dientes, cuchilla de afeitar, etc.), si se han realizado perforaciones de piel (piercing, tatuajes, acupuntura, etc.) con material no esterilizado o que no sea de un solo uso o si se practica sexo oral, vaginal o anal, sin preservativo con una persona infectada o de la que desconoce su situación.

Conviene, además, recordar que el VIH/sida no se transmite en ningún caso por: besos, abrazos, caricias, darse la mano o tocarse. Tampoco a través de lágrimas, sudor, saliva, tos, estornudos, ni por compartir objetos de uso común (teléfonos, cubiertos,...), ropa o alimentos, duchas, los lavabos o WCs, piscinas, instalaciones deportivas, centros laborales, colegios establecimientos públicos o cualquier otro lugar. Tampoco entraña riesgo de contagio donar o recibir sangre en países, como el nuestro, en el que estos procesos están adecuadamente controlados.

El Hospital de Salamanca y la lucha contra el sida

El sida no es una enfermedad del siglo pasado. En la actualidad se está produciendo un repunte, tal y como ha reconocido la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, afirmando que en la sociedad española se ha producido un repunte del sida y otras infecciones de transmisión sexual (ITS) debido a la relajación "de la concienciación de los jóvenes".

Según los datos que maneja Sanidad, "cada año se producen en nuestro país cerca de 3.400 nuevos diagnósticos del VIH y más del 29 % de los nuevos diagnósticos se producen en personas menores de 30 años". "No se trata de regresar al pánico como opción", insiste Carcedo, sino de "concienciar de que la prevención sigue tan vigente como cuando hace casi 40 años se detectó el primer caso".

Según indica a SALAMANCA24HORAS el doctor Moncef Belhassen García, médico internista del Hospital de Salamanca y especialista en enfermedades infecciosas, entre 600 y 650 personas con sida son atendidas en el Complejo Asistencial de la ciudad cada año y, en los últimos doce meses, se han registrado treinta nuevos casos, pese a que lo habitual suelen ser "unos veinte". 

En cuanto a los datos de la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León, en Salamanca hay diagnosticadas 474 personas, por lo que al Hospital de Salamanca acuden habitualmente pacientes con sida de otros lugares. Esto se debe, según indica el especialista, a que "pese a que se ha perdido el miedo a la enfermedad, permanece el estigma". "Muchas personas tratan de evitar por todos los medios que sus conocidos sepan que padece la enfermedad, por eso acuden a otros hospitales", asegura el doctor Belhassen.

Un tratamiento que matiene a raya a la enfermedad

Aunque todavía no existe una cura para el VIH, la terapia antirretroviral (ARV) mantiene sanos a los pacientes por muchos años, ya que reduce la cantidad de virus (o la carga viral) en la sangre y los líquidos corporales. Se recomienda esta terapia para todas las personas que tienen el VIH, independientemente de la cantidad de tiempo que lo hayan tenido o de lo sanas que estén. Cuando se toma según las indicaciones, la terapia antirretroviral también reduce las probabilidades de transmitir el VIH a otras personas.

Los medicamentos antirretrovirales son de gran eficacia, retrasan la progresión de la infección por VIH y aumentan la supervivencia de los pacientes. La terapia ARV actualmente disponible no elimina el virus del cuerpo, pero prolonga la vida y la salud mediante la reducción de los efectos adversos del VIH en el sistema inmunitario.

La terapia es individualizada y debe ser prescrita, revisada y modificada por los especialistas que realizan el seguimiento de la persona infectada. En relación a esta terapia, es muy importante una buena adherencia al tratamiento (toma de las dosis indicadas y cumplimiento de horarios) ya que, de no ser así, disminuye la concentración de medicamento en sangre aumentando el riesgo de que el virus se haga resistente a los antirretrovirales usados y de que éstos pierdan eficacia Es importante asimismo seguir el régimen de comidas indicado. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído