Diego Morales y 'ScienceBeach_': La responsabilidad de divulgar el trabajo que realizan los jóvenes científicos a través de Youtube


Diego Morales tiene 26 años y es graduado en Biotecnología por la Universidad de Salamanca. Ahora mismo ultima su doctorado con una beca en el Instituto de Investigación en Ciencias de la Alimentación (CIAL) de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) 

 Diego Morales 1
Diego Morales 1

Hace un tiempo, mientras trabajaba en el laboratorio, comenzó a tomar forma una idea en su cabeza. "Siempre me ha dado mucha rabia que todo el nuevo conocimiento que generamos los jóvenes investigadores no se  transfiera correctamente a la sociedad, que es quien debe aprovecharlo", cuenta Diego a SALAMANCA24HORAS. "Fue por esto, porque considero tan importante la divulgación, que decidí crear ScienceBeach_", explica el joven.

¿Y qué es ScienceBeach_? Se trata de un canal de Youtube en el que este científico mantiene conversaciones con otros jóvenes profesionales, con el fin de dar a conocer el trabajo que realizan. "Son diferentes personas que tienen algún tipo de vinculación con la ciencia: investigadores, trabajadores de la empresa privada... jóvenes científicos al fin y al cabo. Hasta el momento hemos hablado de muchos temas: divulgación y alimentos, alergias alimentarias, industria farmacéutica, microplásticos y medio ambiente, relación entre ciencia y arte, líquidos iónicos y biotecnología, materia oscura y física teórica...", cuenta.

Diego Morales 2

El proyecto comenzó el 15 noviembre de 2018, coincidiendo la primera entrega con la celebración de San Alberto Magno, patrón de los estudiantes de Ciencias. El primer entrevistado por Morales fue Daniel Lozano, cacereño licenciado en Veterinaria por la Universidad de Extremadura que se desempeña en el Hospital Monte Sinaí de Nueva York, trabajando en un importante grupo de investigación sobre alergias alimentarias. 


"Al haberme formado en la USAL, muchas de las primeras personas a las que propuse ser entrevistadas también estudiaron en Salamanca. Es el caso de Esther Gómez, biotecnóloga salmantina que se graduó en la USAL y que actualmente está terminando su doctorado en Ingeniería Química en la UAM; de María de las Heras y Paula Franco, burgalesa y leonesa que se graduaron en Farmacia en la USAL y hoy ocupan puestos de relevancia en importantes empresas de la industria farmacéutica; y también del coruñés Jesu Yáñez, que cursó parte de su grado en Bellas Artes en la USAL. Jesu es artista y es el único que no tiene una carrera de ciencias pero es un auténtico fanático de la ciencia, está al día de los avances  científicos, la ciencia está muy presente en su obra y nos habló de la relación que existe entre la ciencia y arte", afirma el creador de Science_Beach.


¿Cómo se realizan las entrevistas?

Diego cuenta con dos aliados para la realización de las entrevistas. Sus compañeros Kike y Alberto, que son quienes se encargan de las grabaciones, montajes "y todo lo que tiene que ver con la imagen y el sonido". "Me ayudan a que todas estas ideas se plasmen en contenido", indica. "Con lo que sí me he atrevido es con las redes sociales, que para mí eran totalmente desconocidas y es lo que más tiempo me consume. Esto, sumado a preparar las entrevistas, charlar con los entrevistados antes, durante y después de la entrevista, leer y aprender sobre los temas a tratar...hacen que dedique una buena parte de mi tiempo libre al canal", explica el creador de contenido audiovisual.

"Es muy divertido y didáctico. Nosotros tres siempre nos vamos a casa aprendiendo un montón de cada entrevistado. Algunas entrevistas las hemos realizado en casa, otras hemos contado con la ayuda del CIAL y del Instituto de Física Teórica, a los que estamos muy agradecidos por dejarnos utilizar sus instalaciones", explica el joven.

Acogida del canal

Diego Morales está gratamente sorprendido por la buena acogida que ha tenido el canal entre la comunidad científica más joven. "La verdad es que se agradece un montón, porque la gente no se corta. Si algo no les gusta, lo dicen. Y si estamos de acuerdo, lo intentamos cambiar", afirma a este diario. 

"Nos proponen cosas nuevas, cambios... Es fascinante también cómo se implica la gente en las redes sociales y nos envía mensajes, sobre todo de ánimo. Desde luego, nos ayuda a seguir esforzándonos. Yo pensaba que los vídeos sólo iban a llegar a mis conocidos y a los del entrevistado, pero me ha sorprendido para bien la acogida que ha tenido. Según las estadísticas de YouTube y las redes sociales, nos siguen personas de toda España pero también de otros países de habla hispana. La mayor parte de los seguidores son personas con formación científica, pero también hay un número importante de personas que no tienen una carrera científica y eso es precisamente lo que buscamos, llegar a todo el mundo y esperamos poco a poco conseguirlo", argumenta el joven.

Los medios de comunicación y la ciencia

A la pregunta de si cree que en los medios de comunicación se trata bien a la información científica, Morales afirma que "cada vez se está tratando mejor". "Siempre ha habido y habrá mucho piratilla y mucho pseudocientífico buscando el clickbait, especialmente en las redes sociales. El problema actual no es de desinformación sino de malinformación. Y el otro grave problema es, creo, la dificultad para romper la barrera entre ciencia y sociedad. Y aquí tenemos que poner todos de nuestra parte: los grandes científicos tienen que divulgar, porque creo que la divulgación ha sido considerada durante mucho tiempo como algo poco importante para los científicos, como algo de clase baja; y la sociedad tiene que prestar atención a lo que divulgan los grandes científicos", dice.

¿Qué hace falta para retener el talento en una ciudad como Salamanca?

En este aspecto, este joven científico es muy claro. "Justo de este aspecto hablamos con Esther Gómez en su entrevista. A ella le daba rabia, siendo charra como es, no tener oportunidad para poder continuar en Salamanca. Estoy bastante de acuerdo con ella. Salamanca académicamente es brillante, con una universidad muy prestigiosa, fue todo un privilegio poder formarme allí. Si eres muy bueno y estás en el lugar y momento oportunos, puedes encontrar un hueco en la propia USAL o centros asociados, pero las plazas son muy limitadas y el overbooking es tremendo (como en el resto de España)", dice.


"Lo que escasea, desde mi punto de vista, son empresas de base tecnológica. Creo que hace falta un empujoncito en este sentido para que Salamanca sea algo más que una ciudad universitaria. Me gusta mucho volver allí, pero es cierto que uno se da cuenta de que nuestra generación no está viviendo en Salamanca. Se marchó después de la etapa universitaria. Para retener el talento hace falta poner dinerito en estos sectores. Como nos dijo otro salmantino ilustre, el gran José Pinto: poner dinero en investigación y ciencia no es nunca un gasto, es una inversión". 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído