El dilema de cuándo cambiar las pastillas de freno del coche

La seguridad al volante es necesaria siempre que decidamos sacar el coche a la calle, por ello es muy importante saber detectar cuando algo va mal en nuestro coche, y así llevarlo con urgencia al taller

0 Comentarios

 Los empresarios destacan la caída de casi un 4% en la venta de coches a particulares por la falta de estímulos
Los empresarios destacan la caída de casi un 4% en la venta de coches a particulares por la falta de estímulos

Tener un viaje seguro es imprescindible a la hora de montarnos en nuestro coche. Por este motivo, es muy importante conocer cuándo tenemos que cambiar las pastillas del freno de coche, los amortiguadores o los neumáticos, entre otros elementos del vehículo que debemos revisar cada cierto tiempo.

Además, si queremos evitar tener un accidente o estar expuestos a los peligros de la carretera, es importantísimo que el sistema de frenada de nuestro vehículo este en buen estado. ¿Cómo podemos asegurarnos de esto?

En primer lugar, debemos someterlo a un estricto mantenimiento con el fin de detectar posibles averías. Cualquier ruido o vibración rara será posiblemente un síntoma de que algo no marcha bien.

El Real Automóvil Club de España (RACE) aconseja prestar atención al desgaste de las pastillas de freno a partir de los 25.000 kilómetros, y se aconseja sustituirlas cada 30.000 o 60.000 kilómetros en función del vehículo. En el caso de los discos de freno será a los 120.000 kilómetros, aunque todo dependerá del tipo de conducción y, por supuesto, del uso que se haga del automóvil.

Los síntomas que nos revelarán realmente que es hora de pasar por el taller, según la RACE, son:

- Un ruido agudo a la hora de frenar (a modo de chirrío)

- El aumento en la distancia de frenado

- El líquido de frenos bajo

- Cuando el pedal de freno esté más blando de lo habitual

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído