Conseguir una beca de Amancio Ortega para estudiar en Canadá: el éxito de la salmantina Lucía García entre 10.000 aspirantes

Salamanca 24 Horas habla con una de los dos salmantinos que han conseguido una de las 400 becas de formación ofertadas. El año que viene, estudiará Bachillerato en Winnipeg, Canadá

Lucía García Rodríguez, alumna de 4º de la ESO del Maestro Ávila, beneficiada con una de las becas de formación de la Fundación Amancio Ortega
Lucía García Rodríguez, alumna de 4º de la ESO del Maestro Ávila, beneficiada con una de las becas de formación de la Fundación Amancio Ortega

La salmantina Lucía García Rodríguez, alumna de 15 años de 4º de la ESO del Maestro Ávila, es una de las beneficiadas de las 400 becas de formación que, este año, ha otorgado la Fundación Amancio Ortega y que ofrece una experiencia académica y personal única que, desde su creación en el año 2010, ya han disfrutado 3.500 estudiantes de toda España. De esta forma, se ha convertido en una de los dos beneficiados de Salamanca.

Los beneficiados de esta beca asisten un curso completo a un centro educativo local de Canadá o Estados Unidos y conviven con una familia anfitriona durante 10 meses, lo cual les permite desarrollar al máximo su nivel de inglés, además de todos los recursos que se ponen a su disposición -actividades extraescolares, clases, comunidad y familia- para vivir una aventura inolvidable en su estancia.

Lucía García presentó su candidatura, entre más de 10.000, en septiembre del 2021 y, al finalizar el primer trimestre, supo que había superado la primera fase. Por eso, posteriormente, procedió a entregar la documentación que se requería para pasar a la siguiente fase, como una carta de recomendación escrita por una de sus profesoras, entre otros informes.

Finalmente, tras el largo proceso de selección, el pasado 26 de enero, Lucía García conoció que, en el próximo curso escolar, viajará hasta Winnipeg, en Canadá, para emprender esta aventura, siendo algo de lo que su madre, Cristina, presume y está muy orgullosa, ya que, al parecer, esta alumna del Maestro Ávila, decidió solicitar esta beca por decisión propia, ya que ser admitida era uno de sus sueños y le encanta viajar. “La niña solicitó la beca entrando en la página y buscando información por su cuenta. Le encanta viajar. Fue su decisión. Nosotros, como padres, no le dijimos nada. Ella miró todo y se informó de todo. Era su sueño”, ha asegurado su madre a Salamanca 24 Horas.

“Nos enteramos de que estaba admitida el 26 de enero. Todo empezó cuando echamos la solicitud. De las 10.000 que se presentan, hacen cribas contando las notas medias de 1º, 2º y 3º de la ESO. Con ellas, hacen la media y, a partir de ahí, hay niños que se quedan dentro y otros que se quedan fuera desde septiembre hasta enero. Otro de los requisitos consistía en que la niña tenía que tener un sobresaliente en inglés en los tres cursos. Lucía tenía un 9,94 de 10”, ha afirmado la madre de la beneficiada al ser preguntada por los distintos procesos de selección que se llevan a cabo desde la Fundación Amancio Ortega de cara a conceder estas becas.

“Para nosotros, que haya sido seleccionada es todo un orgullo porque fue decisión de ella y sabíamos que era su sueño. Sentimos mucho orgullo porque era algo muy difícil”, ha asegurado Cristina Rodríguez, que, además, ha afirmado no estar asustada de cara a la experiencia que está a punto de emprender su hija por si la pandemia evoluciona de forma desfavorable en Canadá y teniendo en cuenta que, según la información que proporciona la página web de la fundación, los alumnos beneficiados con estas becas no vuelven a sus respectivos países de origen hasta que finalizan su estancia: “Ahora mismo, la pandemia puede afectar en cualquier sitio. No estamos preocupados. Además, Lucía es una niña que se adapta bastante bien a todas las situaciones”.

Salamanca 24 Horas ha podido hablar con Lucía García, que ha confesado estar ilusionada de cara a vivir esta oportunidad porque “era una idea que tenía en mente”. “Hace dos años, encontré esta beca que me ofrecía la oportunidad de hacer un curso escolar en el extranjero. Era algo que yo ya tenía en mente. Tenía especial ilusión por conseguirla y, ahora que lo he hecho, estoy muy emocionada. Tengo muchas ganas de vivir esta experiencia”, ha asegurado esta alumna de 4º de la ESO del Maestro Ávila.

“Creo que va a ser una experiencia que me va a aportar muchas cosas tanto académicamente como personalmente. Voy a vivir durante un curso entero en el extranjero y voy a aprender nuevas culturas, a mejorar el idioma, a conocer mundo, a vivir experiencias diferentes y a conocer gente nueva, entre otras cosas”, ha recalcado Lucía mostrando su emoción por ser una de las beneficiadas. Pese a ello, también ha querido resaltar lo que supondrá permanecer durante 10 meses lejos de su familia y de sus amigos: “También tengo claro que, al estar alejada de mi familia, amigos y conocidos, voy a crecer como persona. Me las voy a tener que ingeniar para encajar en un país que no es el mío. Tengo claro que me lo voy a pasar genial y que esta experiencia es inolvidable. La gente que me conoce sabe que la voy a disfrutar a tope”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído