​Las drogas no sólo generan patologías mentales, sino también físicas

Los responsables del Servicio de Psiquiatría y de la Unidad de Patología Dual del Complejo Asistencial Universitario explican que dichas enfermedades depende también de la forma de consumirlas, si bien muchas pueden llegar a afectar a varios órganos

 Cama hospital ingreso
Cama hospital ingreso

La Unidad de Patología Dual del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca, que se encuentra en el hospital de Los Montalvos y que dirige la doctora Ana Álvarez, trata a todos los pacientes que sufren una patología mental derivada o magnificada por el consumo de drogas.

Sin embargo, estas sustancias no sólo generan enfermedades mentales, sino que también producen un daño físico, como explican a SALAMANCA24HORAS tanto ella como el doctor Carlos Roncero, jefe del Servicio de Psiquiatría.

Esas patologías físicas dependen de varios aspectos, como puede ser la vía de consumo de la droga, si bien muchas de las sustancias terminan afectando a más de un órgano, creando un gran daño en el cuerpo humano.

¿Las drogas generan patologías mentales?

Carlos Roncero: Hay que reseñar que hay personas con trastornos mentales habituales, como depresión, ansiedad, hiperactividad, déficit de atención o incluso psicosis o esquizofrenia, que descubren que con las drogas parcialmente pueden mejorar algunos de los síntomas, pero luego acaban desarrollando un segundo trastorno. Están, digamos, mal automedicándose, y acabamos generando otros problemas.

Esa situación, la existencia de un trastorno mental clásico y una adicción, es lo que se llama la patología dual, que se atiende tanto a nivel ambulatorio como a nivel hospitalario en la Unidad que dirige la doctora Álvarez.

La Unidad, ¿qué tratamientos ofrece a una persona que ingresa?

A.A.: Fundamentalmente se hacen dos abordajes. Uno es la desintoxicación de la sustancia principal y otras sustancias que motivan el ingreso. Abordamos todas las adicciones. La principal y si hay otras que se consumen también. Si necesitan un tratamiento farmacológico, se aplica.

Y luego, además, abordamos los otros trastornos psiquiátricos. Si el paciente tiene una depresión o si el paciente tiene un cuadro psicótico o ansiedad, se hace un abordaje de las patologías desde el punto de vista médico psiquiátrico.

También se hace el abordaje psicoterapéutico que va encaminado más a la deshabituación y a la rehabilitación. Es el tratamiento de lo que podríamos denominar la ?dependencia psicológica? de las sustancias.

Más allá de las patologías mentales, las drogas, ¿qué patologías físicas pueden causar?

A.A.: Encontramos muchas patologías orgánicas, dependiendo del mecanismo de la vía de consumo. Las personas que se inyectan, por ejemplo, tienen todos los riesgos de coger infecciones como el VIH o la Hepatitis C.

Luego, las personas que fuman o consumen las sustancias por vía inhalada pueden desarrollar patologías pulmonares crónicas, que asociadas muchas veces al consumo de tabaco, que es frecuentísimo, hace que encontremos muchos pacientes con patologías respiratorias crónicas muy graves.

Y, aparte de eso, el alcohol es una de las sustancias más dañinas que hay para todos los aparatos del organismo. No es sólo la hepatotoxicidad, sino que produce una toxicidad a todos los niveles. A nivel muscular, a nivel del páncreas o a nivel de todo el sistema digestivo. Está asociado con cuadros de hipertensión, de dislipemia, de diabetes… Realmente, el daño que hacen las mayorías de la sustancia es relevante. Unas más que otras.

¿Pueden llegar a provocar trombos o infartos?

C.R.: Problemas a nivel vascular se asocian más a la cocaína, a los estimulantes o a las anfetaminas. Metanfetamina, en España, no hay mucha. Aunque cocaína sí que tenemos, y algunas anfetaminas también, que son bastante cardiotóxicas y afectan al sistema vascular, tanto en el corazón como a nivel cerebral.

El alcohol, como decía la doctora, es una droga multiorgánica. Por tanto, puede producir una miocardiopatía y puede producir otros problemas. El órgano principal es el hígado, pero afecta a todas las partes del cerebro.

El cannabis, desde el punto de vista vascular o de infartos, no es el más conflictivo. El cannabis afectaría mucho más al sistema respiratorio o al sistema reproductivo. Produce otra serie de alteraciones incluso a nivel de alimentación.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído