El Papa Francisco desea que el catecismo incluya un nuevo pecado: el ecocidio.

Consiste en atentar contra el medio ambiente y destruir la naturaleza, sobre todo de forma intencionada. El proceso para considerarlo como acto reprobable por el catolicismo, si finalmente se logra, carece de fecha final.

“Es pecado cuando el hombre se pone en contra de la voluntad o el plan de Dios. No puede ser que los humanos se pongan en contra de lo que Dios ha hecho, como la naturaleza, que está siendo profanada. Se queman bosques, se contamina el aire, se lanzan plásticos al agua, hay deshielo… Esto lo realizan, en mayor medida, las grandes industrias. Por eso, el Papa Francisco ha hablado sobre ello, dado que es un peligro real para la sociedad y para el futuro”, explica Florentino Gutiérrez, vicario general de la Diócesis de Salamanca, a SALAMANCA24HORAS.

Gutiérrez opina que “el pecado ecológico o pecado contra la casa común es un crimen hacia la paz y el orden de la familia humana”. Antes de que el ecocidio pueda ser considerado pecado, desde la Diócesis de Salamanca se aboga por instruir a través de los documentos eclesiásticos, como se ha venido haciendo hasta ahora, pues como afirma su vicario general, “no hay cosa más práctica que una buena teoría, por lo que, si se siembran ideas, se hace labor”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído