El co-coordinador del Grupo de Trabajo de Dietoterapia en la Obesidad de la Sociedad Española de Obesidad e Investigador del IRB comparte a través de MARCA la idea de que el postre puede ser optativo en una dieta equilibrada si no se asocia con dulces. Lo importante, destaca, es que se consuman al menos tres piezas de fruta al día, no importa si éstas van después de las comidas.

El problema principal es cuando se asocia el postre con productos basados en grandes cantidades de azúcar. 

Así, el consumo de frutas puede ser buena opción como postre o también entre la media mañana y la merienda.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído