¿Es seguro consumir las frutas grandes por mitades?

La OCU avisa de que estas tienen un mayor riesgo de contaminación

0 Comentarios

Melón abierto
Melón abierto

Con la llegada del buen tiempo son muchos los que deciden comprar fruta con alto contenido en agua para refrescarse. Con el objetivo de evitar el desperdicio de alimentos, la mayoría de los supermercados y fruterías optan por vender frutas grandes como el melón o la sandía partidas por la mitad cubiertas por un film transparente. 

Según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), las mitades de fruta no suelen encontrarse en las zonas refrigeradas de los establecimientos sino a temperatura ambiente, expuestas así en cajas o estanterías, lo que puede llegar a suponer un problema para el consumidor. "La fruta una vez cortada presenta un mayor riesgo de contaminación, por la propia manipulación (higiene del cuchillo, tabla de cortar…) y porque en el proecso de corte y preparación la pulpa de la fruta, la parte comestible, que hasta ese momento está protegida por la piel o la cáscara, queda expuesta al aire y a agentes externos", explican en una publicación la organización. 

Además, la OCU comparte un estudio realizado por la Agencia Española de Seguridad Alimentaria (AESAN) sobre las condiciones de conservación de piezas cortadas de sandía, melón, papaya y piña, donde exponen que la fruta en mitades tiene una menor vida útil. Igualmente, indican que mantener las piezas sin sin refrigeración eleva la posibilidad de crecimiento de microrganismos patógenos como Salmonella, Escherichia coli verotoxigénico o Listeria monocytogenes y que cuanto más ácidas sean y más maduras estén, mayor es el riesgo de deterioro y contaminación. 

Del mismo modo, la AESAN recuerdan la fruta en mitades en el punto de venta puede permanecer hasta 3 horas a temperatura ambiente sin que eso implique un riesgo microbiológico significativo. 

Recomendaciones de la OCU

Con el objetivo de evitar problemas la OCU ha compatido una serie de consejos sobre el tema: 

- En los comercios, quienes preparen y corten la fruta deben extremar la higiene de los utensilios y superficies de corte.

- Los establecimientos deben controlar las condiciones de exposición y almacenamiento: mantener la fruta alejada del calor, la luz solar y a la temperatura adecuada. 

- Hay que descartar para el corte las frutas muy maduras y las que presenten heridas en la superficie.

Para los consumidores que compren estas medias piezas:

- Harán bien evitando coger piezas muy maduras.

- Deben recortar todo lo posible el tiempo que pasa desde la compra hasta que meten la fruta en la nevera de casa.

- Hacer sitio en el frigorífico para colocarlas: deben mantenerse en refrigeración hasta que se vayan a consumir.

- Si no se consume todo el trozo, volver a meter en la nevera el resto cuanto antes, protegiéndolo con papel film o metiéndolo en un recipiente con tapa para evitar que se contamine. Aun así, es mejor no demorarse demasiado en consumirlo.

- Como siempre, al cortar la fruta hay que lavarse bien las manos y asegurarse de que los cuchillos y las tablas de corte estén limpias, para evitar contaminaciones cruzadas.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído